Seguidores

lunes, 26 de agosto de 2013

Sólo la muerte

En cada página, un cadáver.

Un poema de Pablo Neruda, sobre la muerte, de la que tanto habla la poesía:

"A lo sonoro llega la muerte
como un zapato sin pie,
como un traje sin hombre,
llega a golpear con un anillo
sin piedra y sin dedo, llega a
grito sin boca, sin lengua, sin garganta.
Sin embargo, sus pasos suenan
y su vestido resuena, callado como un árbol".

13 comentarios:

  1. ¡Qué grande es Neruda!, aún hablando de la muerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grande, profundo, hablando de poesía al fin.

      Eliminar
  2. Es grande, hablando de la muerte, de la vida, del amor ¿o es la misma cosa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, es la misma cosa, como el dios Jano, de las dos caras, los comienzos y los finales.

      Eliminar
  3. Yo no sé, yo conozco poco, yo apenas veo,
    pero creo que su canto tiene color
    de violetas húmedas,
    de violetas acostumbradas a la tierra
    porque la cara de la muerte es verde,
    y la mirada de la muerte es verde,
    con la aguda humedad de una hoja de violeta
    y su grave color de invierno exasperado...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Joder! Marinel, pareces Neruda.
      Buenísimo.

      Besos.

      Eliminar
  4. Que la nada ocupe tanto.
    A veces me parece tan paradójico.
    Besos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate en los agujeros negros; la paradoja abunda en estas páginas. Como la vida misma.
      Besos.

      Eliminar
  5. Espectacular Neruda, como siempre... ya sabes que mi hijo se llama Pablo en su honor!!
    Este poema de la muerte no lo conocía fíjate, me ha encantado!! Gracias!
    Besos querido Pitt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu hijo será otro grande. Me encanta que te encante, el poema y la sección, que es mortal.
      Besos querida Maite.

      Eliminar
  6. Tan silenciosa llega, apenas sabe hablar porque no lo necesita, todos la entendemos cuando la vemos entrar.
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez encontrada ya no hay remedio, mientras tanto no existe.
      Besos.

      Eliminar