Seguidores

viernes, 18 de octubre de 2013

Niños robados



Terminé de ver anoche -dos capítulos emitidos el miércoles y jueves- la tv movie sobre los niños robados en España durante décadas. Es estremecedor. ¿De dónde viene la tentación de hacer tanto daño a un semejante? La historia está salpicada de siniestros episodios. Este es una de los más recientes en nuestro país a escala de crimen de lesa humanidad. El asunto trasciende a los gobiernos -dictatoriales o democráticos- porque las siniestras imágenes del hospital, del médico, de la religiosa y el resto de cómplices, replantean un problema humano mayor: el Mal, así con mayúscula.
Cuando Hobbes dice que el hombre es lobo para el hombre, indica que constituimos un riesgo para nosotros mismos. Sólo en el hombre, advierte Schelling, "en el hombre está el poder entero del principio tenebroso y a la vez la fuerza entera de la luz".
El Mal no es obra del Diablo. Pertenece a la esfera de la libertad. El Mal forma parte de nuestro universo de posibilidades. Existe una libertad para el Mal. Cuando cae en el Mal, el ser humano se traiciona a sí mismo. Traiciona su trascendencia, según san Agustín. El Mal es el agujero negro de la existencia.

(En la foto sor María Gómez Valbuena a su llegada al juzgado de instrucción núm. 47 de Madrid donde declaraba como imputada en el caso, acompañada por otra monja de su congregación qué no sé de que se ríe).

43 comentarios:

  1. "Y no estaba muerta que no, que no estaba muerta..."
    Se pone el vello de punta, ¡horripilante, congelar a los ,
    niños, calentarlos y volverlos a congelar!
    Escuchar el testimonio de las madres, te parte el alma.
    ¡Mira que siento asco por la Sor maría de los cojones
    pero su compañera con esa risa de salir en la foto, aunque sea al lado de un monstruo... es aún peor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hecho en sí mismo ya es deleznable, incluso el que se produce para convencer por las buenas a las pobres chicas sin recursos a darlos voluntariamente en adopción, porque el de simular la muerte de la criatura es de tal sadismo que constituye -realizado con esa continuidad en el tiempo y organización en la ejecución- un crimen de lesa humanidad. Siento ese mismo asco y suscribo todas tus palabras.

      Eliminar
  2. Lo peor de esto, es que este tipo de historias, parecen más propias de países lejano y de tiempos pretéritos que de una España reciente y pretendidamente civilizada.
    Si el hombre es un lobo para el hombre, es porque desde su libertad, decide serlo.
    es tan vergonzoso...!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino igual, es una cuestión de libertad, nada sigue los designios de ningún dios ni de ningún diablo, lo digo pensando en la trascendencia de la que habla san Agustín, porque si pienso que existe un dios cualquiera y es lo designa es para volverse loco, la otra alternativa es que ni siquiera exista.
      Vergonzoso por donde lo pilles.

      Eliminar
  3. Aún por encima de ser malvados tienen más cara que espalda. No hay castigo alguno que sea suficiente para paliar aunque fuese en parte todo el daño que han hecho. Vergüenza es lo que siento de que pasen cosas así. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo pienso yo y también siento vergüenza de que no seamos capaces, como sociedad, ni siquiera de llevar a la cárcel a los implicados.
      Besos.

      Eliminar
  4. Peor que hacer el Mal, es hacerlo en nombre del Bien. No encuentro otra explicación que de verdad se creían que les daban una vida mejor, o prefiero no encontrar otra...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como eres una buena persona buscas una explicación "buena", que no una buena explicación. Supongamos que es cierto lo que piensas: una vida mejor para el bebé, ¿y la madre? No te costará, como madre que eres -tú lo has publicado en tu blog, por eso lo comento- que te quitaran a un hijo porque en una familia "más rica" estará mejor (?).
      Esas mismas personas que declaran que sólo Dios puede juzgarnos se atribuyen ser ellos mismos los que juzgan y ejecutan...¡y además cobran por ello! Y comenten un delito. Mi querida y bienintencionada marikosan desgraciadamente la explicación no es esa.

      Eliminar
    2. Por eso he dicho que prefiero no encontrar otra.....

      Eliminar
  5. Lo que nos trasciende es el conocimiento del mal y el bien. Sólo podemos saber que ese tipo de cosas las hace alguien que tiene una sensibilidad distinta a la nuestra que no las haríamos. También está que todo el mundo se explica a sí mismo historias para no sentirse el malo de la película. Imagino a esas monjas diciéndose:"No hago nada malo. Cojo el hijo de una pobre para que viva en una familia rica y sea más feliz que en la familia pobre. Y de paso yo gano un dinero. Todos ganamos". El ser humano hace estas cosas recurriendo al autoengaño y si es un psicópata ni eso. Interesante sería descubrir qué sentido biológico tiene que el ser humano sea un peligro para sí mismo. A veces he querido escribir algo sobre eso pero es un tema que siempre se me escurre entre las manos porque no llego a conclusiones claras, es como demostrar la existencia o la no existencia de Dios(imposibles ambas demostraciones).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querido maestro, esas personas no tienen una sensibilidad distinta a la nuestra ¡no tienen sensibilidad alguna! Su comportamiento, digamos "social", se basaba en la hipocresía, en el amiguismo, en el clasismo, en los valores de la época de hierro del franquismo y, cayendo en el terreno abonado de la maldad y la soberbia, vieron que además podían ganar dinero, pasan de ser delincuentes ideológicos a completar su criminal comportamiento añadiendo el lucro personal. Si recurrían al autoengaño y era sincero ¿por qué no declaran así en los juzgados?
      Resulta que mi querido maestro es otro bienintencionado ciudadano, por cierto ¿es más feliz un niño, es decir, una persona, en una familia rica que en una familia pobre?

      Eliminar
  6. Volvamos a tu cita anterior de Moliere:
    "No hay nada que la gente no pueda ingeniárselas para elogiar, reprobar o encontrar una justificación acorde con sus inclinaciones, prejuicios y creencias".
    El comportamiento del ser humano, en ocasiones, es injustificable, pero seguimos intentando justificar.Los autores de los hechos, justifican, las víctimas, llevan media vida intentando entender, los espectadores, intentamos explicar...No hay nada que justificar, explicar o entender, simplemente somos humanos. La única especie capaz de terminar con un planeta y con los de nuestra misma especie por el simple placer de hacerlo.
    Tengo un perro precioso, Pompa. Para mi es inteligente, listo, cariñoso, fiel, valiente...y solo necesita comida, agua y cariño, no pide más. Nunca lo cambiaría por personas como las que han cometido semejantes barbaridades, ni por quienes estén dispuestos a dejar pasar tanto dolor y pena sin pedir responsabilidades.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco cambiaría a tu perro por ellas, y no me des a elegir entre a quien quiero ver muerto antes.
      Un beso.

      Eliminar
  7. No estoy al tanto de la noticia pero empatizo siempre con las personas que sufren y lo pasan mal.
    Un abrazo para ti.
    mar

    ResponderEliminar
  8. No puedo con estas aves carroñeras...
    Besos

    ResponderEliminar
  9. De acuerdo en todo, "misántropo", salvo en tu nombre y en tanta cita barata. Deja de citar a unos y a otros. Lo que yo quiero leer es tu opinión sin pasar por filtro alguno. Y lo de "misántropo", imagino que es una pose o una contraseña. ¿Cómo vas a odiar o a odiar cordialmente o a odiar sólo un poco a quien te tuvo 9 meses en su vientre para darte la vida? ¿O es que sólo riñes al resto de las mujeres? Plantéatelo si te parece y seguimos charlando. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy un misógino, todo lo contrario, "sólo" odio a los hombres, si pudiera decir lo mismo de las mujeres me hubiera ahorrado muchos disgustos, jajajajajaja.
      También me haces sonreír con lo de "tanta cita barata", imagino que referido a Hobbes, Schelling o san Agustín; si ellos son algo barato imagina este inculto autor.
      Decirte que es un honor que te interese este modesto blog y comentarte que no se trata de un blog de opinión o de actualidad (quizá esta entrada sea la excepción) aunque a través de unas y otras entradas siempre vamos dejando una pista de nuestra propia existencia; por lo demás Pitt Tristán es un personaje, quizá alter ego del autor, pero no el mismo autor. Eso sí - de vez en cuando lo advierto- este es un blog en el que no se aprende absolutamente nada útil.
      Saludos y gracias por estar.

      Eliminar
    2. Perdona Pitt , entro de nuevo.Iba a hacerlo antes de que dieras respuesta, pero me pareció impulsivo y nada correcto. He contado hasta diez y he esperado tu comentario. Ahora, sigo siendo políticamente incorrecta, pero no consigo evitar sentir la necesidad de aparecer, es innato.
      Simplemente comentar sobre tus citas, me gustan, hacen pensar y aprendo.
      Sobre tu
      blog, me leo todas las entradas y todos los comentarios. Es ameno, entretenido, con chispa, variado, abierto...
      Sobre el autor, no hay que ser "lumbreras" para captar la opinión, el pensamiento, la sensibilidad, ironía, educación,...
      Sobre las mujeres, me temo que las adoras.
      Y sobre tus seguidores...somos tan variopintos. Pero, agradables todos, a rabiar.
      Sé que me vas a perdonar, porfa discúlpame.

      Eliminar
    3. No entiendo que pidas perdón por un comentario tan amable, cariñoso y, para mi de más valor, tan sincero. Eres encantadora y alguna vez te lo he dicho, también eso es innato en ti. A las mujeres ten por seguro que os adoro, además me parece de justicia reconocer el valor de la mujer en la historia, incluso habiendo menoscabado sus derechos en números momentos históricos, ellas siempre han estado a la altura de las circunstancia cuando no por encima de ellas, como no voy a adorar a unos seres más intuitivos, inteligentes, compasivos, que uno mismo, además ¡sois mucho más atractivas!
      Los seguidores, sus comentarios: lo mejor del blog. Siempre recuerdo el valor de los comentarios, el alma del blog y ese cúmulo de opiniones que complementan, cuando no son el núcleo, las entradas.
      No sólo no tengo nada que perdonar sino agradecerte que tengas esa opinión de este modesto autor y que me valores por mi supuesto ingenio o inteligencia y no por mi cuerpo, como hacen todas.
      Besazo, amable detalles.

      Eliminar
  10. sor María Gómez Valbuena, murió en Enero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, pero hay cosas que no mueren nunca. Olvidar es repetir.

      Eliminar
    2. Por si ibas por otro lado, mi bienaventurada Ester, el respeto hay que reservarlo para los vivos, a los muertos, la verdad.
      Besazo.

      Eliminar
  11. Es increíble la maldad que alberga el ser humano. Tod@s los implicados en este hecho son unos sinvergüenzas, que es lo más fino que puedo decirles, capaces de negociar con la vida de bebés a costa de inflingir gran sufrimiento a las madres y a las familias. Todo por un puñado de dinero tan sucio como ellos. Y además, generalmente, se aprovechaban de mujeres que no tenían a nadie y a las que nadie prestó oídos cuando pidieron ayuda y gritaron como les habían robado a sus hijos. Ojalá paguen por el daño causado, aunque me temo que no será así. Y me pregunto ¿cuántas vidas destrozaron? y ¿se arrepienten de lo que hicieron? Porque da la sensación de que, encima, se sientes orgulloso@s. Ojalá algún día esas madres puedan reunirse con sus hijos, y empezar un camino juntos a pesar de todo el dolor y el calvario que han vivido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has expresado perfectamente. Esa complacencia hacia sus propias aberraciones es el problema de según que escala de valores y estos está claro de donde proceden.
      A buen entendedor...

      Eliminar
  12. El ser humano es el único que mata por placer; y hechos como este donde las victimas son niños. se han repetido a lo largo de la historia.
    Perdona, no es mi estilo hablar de mi blog, pero te invito a que leas en mi entrada "Derechos del niño" el caso de la Inclusa de Madrid, que es: según mis sospechas, otro claro ejemplo de robos de niños, lo que pasa es que han pasado ya 100 años, y es ya imposible demostrarlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario y por supuesto que leeré tu blog, seguimos en contacto.
      Saludos.

      Eliminar
  13. Yo pienso que lo más fuerte de todo esto es que, posiblemente, no existía conciencia de maldad por parte de la religiosa. Yo siempre digo que ser bondadoso es un ejercicio de voluntad porque la línea divisoria entre bien y mal es muy fina. Jamás somos conscientes de las consecuencias de nuestros actos. Y casi nunca queremos ser responsables. Un horror de libre albedrío...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te comprendo, quieres decir que es como si yo los colgara de los (iba a poner lo que siento) y me quedara tan tranquilo...sí, tienes razón, creo que no albergaría maldad alguna pasando por las armas a toda esa gentuza...

      Eliminar
  14. Voy a contarte una historia rapidita...
    Yo soy la menor de ocho hijos que tuvieron mis padres, la octava a una edad tardía para mi madre, pobre, y en un seno familiar no excesivamente agraciado por la fortuna, pero hete ahí que en el hospital le daban la solución a mi progenitora para que viviese bien...
    Darme en adopción a cambio de una suculenta cantidad...
    Como te lo digo.
    Hasta vino el matrimonio que me quería, rico y sin hijos.
    La leona de mi madre no durmió los tres días que permaneció en el hospital y prohibía a quien estuviese con ella que lo hiciera, por si me quitaban de ella.

    Es una historia real, aunque menos cruel que las que no pidieron permiso o aconsejaron, sino que se tomaron la libertad de separar a madres de sus hijos con fines lucrativos.

    El mal es intrínseco en el ser humano, pero poco lo mueve tanto como el dinero, lo cual resulta demoledor para la ¿conciencia humana?
    Y ya, que me he pasado tres pueblos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sólo no te has pasado sino que agradezco enormemente este testimonio y permite que le envíe toda mi admiración a tu madre, esas son las personas que merecen la pena (pocas) aquellas que defienden su libertad -que es la libertad de todos- a pesar de las circunstancias adversas.
      Gracias y besos, también para tu madre.

      Eliminar
  15. Te preguntas ¿De dónde viene la tentación de hacer tanto daño a un semejante? de todos los motivos hay unos peores que otros, puedes hacer daño en un momento de calentón e ira, por venganza etc. Cuando se hace friamente, por ambición, por poder o por dinero, son éstas las causas más bajas y mezquinas, las más repugnantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era una pregunta retórica, el tema del Mal ha sido, es y seguirá siendo polémica filosofal mientras el mundo sea mundo.

      Eliminar
  16. Poderoso caballero es don dinero. Tienes y todo se vende, Siempre hay alguien ambicioso y sin escrúpulos que está deseando vender, incluso lo que no es suyo, o lo invendible. Y parece que nadie está exento de ese tipo de ambición, médicos, curas, monjas... Cada cual se busca sus propias excusas para justificar algo que no tiene justificación.

    Un beso Pitt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo nada que añadir a tan acertado comentario.
      Un beso mi querida Nena Kosta.

      Eliminar
  17. Hola, nos dejas un texto muy interesante: parece increíble lo ocurrido!! Pero si es verdad y aun hoy deberá estar muy atentas las parturientas, sobretodo las chicas jóvenes y clase humilde. Siempre habrá ladrones de niños y no tan niños.

    Que Dios los guarde y los padres también estén al loro.
    Te de jo mi gratitud y mi estima.
    Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marina, hay personas con tu sensibilidad que harán posible un mundo mejor pero, como bien apuntas, siempre habrá que estas atento.
      Un beso y mis mejores deseos.
      Gracias por venir, gracias por dejar tu valiosa opinión.

      Eliminar
  18. Esa maldad teñida de compasión. No he visto la serie, pero si he leído sobre este terrible episodio. Ante cosas así, puede llegar a sentirse tanta vergüenza por pertenecer a la especie humana. Y la rabia de saber que quedarán exentos de castigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu última frase es la piedra angular del asunto. Mal está que haya gente siniestra pero que, a estas alturas, la justicia no haga nada resulta bien desalentador.
      Mi vergüenza por la especie humana la conoces desde que me lees.
      Que los hados te sean propicios.

      Eliminar
  19. Estas cosas indignan de manera superlativa! Nunca entenderé como pueden dañar a los niños. Es el tope de la maldad.
    Abrazo Pitt.

    ResponderEliminar
  20. Pues efectivamente, esto supera lo humano y lo animal. Supongo que los propios animales no llegan nunca a robarse a sus crías por el mero placer de joder al otro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar