Seguidores

miércoles, 22 de enero de 2014

Párrafos opacos

Existe poca claridad en nuestro entorno, no se dicen las cosas de manera directa, hoy lo vemos en la maraña de juicios mediáticos y en las manifestaciones de corruptos y delincuentes, también ocurre en otros ámbitos literarios o no y eso me recuerda lo que decía el premio Nobel Peter Medawar: "Tras un párrafo opaco siempre se oculta un ignorante o una trama delictiva".

34 comentarios:

  1. Detesto las personas opacas. Las que escriben y escriben sin mojarse.
    Vaya lio que te hiciste con lo de la foto, no?
    Ver la cara del que escribe parace que nos da más idea de cómo es la persona que leemos y no hay que darle mayor importancia.
    Por mí puedes poner la de cuando te crecieron los huevos, :)
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja... la verdad es que no tengo muchas fotos mías, nos suele ocurrir a los que nos gusta la fotografía como hobby y tomé una que se me ocurrió más atractiva -la foto, no yo, porque aunque la mona se vista de seda- pero no tuve en cuenta que en este país cada vez más cosas son delito...
      Besos.

      Eliminar
    2. Es verdad, que quitaste la foto y no había visto los comentarios y ahora no puedo leerlos. No sé qué pasó, pero es tu blog, pon lo que te de la gana, a mí me encantó haberte visto ;)

      Eliminar
    3. Gracia, Mandi, ya sé que eres muy amable conmigo.
      Besos.

      Eliminar
    4. Quitaste una foto tuyaa?? Vaya...me lo he perdido!
      Besos,

      Eliminar
    5. Pero, Pat, si ya ni vienes, ni comentas, ni tienes ningún interés por este blog, que te daba desaparecida en combate, jajajajaja.
      Besos.

      Eliminar
  2. Pueden que sean párrafos mediocres.Porque no se sea una persona culta en entendimiento,o se quiera dejar por escrito el grado de delincuente que se es.
    Eso solo lo sabe el que escribe.
    te adoro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida amiga, a veces el que escribe no sabe ni lo que escribe, yo soy un ejemplo.
      Besazo, guapa.

      Eliminar
  3. Y después dicen que es mejor ser parco en palabras, a veces con tanto rollo ni sabes lo que te dicen y en realidad es que no dicen, sino que ocultan. Realmente lo de responder sin contestar es todo un arte. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quien tiende a oscurecer lo que escribe como si por ello fuera más "interesante" y, según el Nobel, ya ves lo que significa.
      Besos.

      Eliminar
  4. También cabría decir aquí uno de esas frase de Locke: "Lo que te preocupa, te esclaviza".
    Feliz tarde y Enhorabuena, no dejes de escribir nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique, siempre animando, qué fenómeno eres.
      A poco que lo pienses, ¡cuánta razón tenía Locke!,
      pues mejor despreocupados que esclavos, personalmente cuando me preocupa algo trivial, o que no puedo resolver en ese momento, no hay pena que no me quite una hora de lectura (si fueras una mujer a lo mejor te decía otra cosa, no te sepa malo, no es mentir, es adaptar).
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  5. Más bien creo que los textos opacos tienden a tener tras de sí el engaño y son la cortina de humo para ocultarlo

    ResponderEliminar
  6. Los textos opacos...¿Y las estadísticas tan aparentemente claras...?
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con las estadísticas ¡es peor!
      Jajajaja, Besos.

      Eliminar
  7. También hay que saber interpretarlas...como a los textos oscusos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A revolución leyenda, textos interpretados...

      Eliminar
  8. O un misterio. A mí me gustan las tramas opacas, pero sólo en la ficción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cosa es un misterio y otra no entender ni el planteamiento del misterio.
      Besos.

      Eliminar
  9. Hola Pit, hombre de mente opaca...lo digo por tu comentario en mi blog, para que te quede nítido, que mira que soy sencilla, pero a veces no me entiendes,ja,ja,ja

    Respecto a este hombre Nobel, pues yo creo que no tiene razón por completo, la verdad, porque si bien es cierto que nada mejor que la sencillez para explicar algo y acertar, a veces, lo sencillo se complica, se retuerce en la mente, se anquilosa incluso antes de salir y al hacerlo, pudiera parecer un batiburrillo sin sentido, algo ilógico, incomprensible, etc.
    No para quien lo piensa, naturalmente.

    De eso saben mucho los poetas que rezuman letras, se bañan en ellas, saltan a la cuerda con las sílabas y a veces, las descolocan, pero no dejan de ser poetas y no delincuentes o ignorantes.
    :)
    En menor medida, salvando la infinita distancia que nos separa al resto de los mortales...nos ocurre a todos esto alguna vez, piénsalo y verás que es cierto.

    Y para enrevesamientos incomprensibles y licitaciones verbales sacadas de la manga, nadie como Cortázar en su Rayuela, ja,ja,ja
    ¿Lo has leído? ¿No?
    Pues hazlo y sabrás de qué hablo. te dejo una muestra:

    -Apenas se entreplumaban, algo como un ulucordio los encrestoriaba, los extrayuxtaba y paramovía, de pronto era el clinón, las esterfurosa convulcante de las mátricas, la jadehollante embocapluvia del orgumio, los esproemios del merpasmo en una sobrehumítica agopausa. ¡Evohé! ¡Evohé!-

    Esto a tu mente le va a venir de maravilla, ja,ja,ja
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marinel, no tengo la mente opaca, tengo la mente sucia, directamente.
      Claro que he leído a Cortázar y su Rayuela, cuando lo leía estaba de moda en mi ambiente y entonces me gustaba leer cosas que no entendía y ver las películas de arte y ensayo (que también eran para cagarse), en fin que, tras años de esfuerzo, trasnoche, bebidas alcohólicas y Cortázar he logrado no llegar a ninguna parte.
      Creo que esta última frase es algo así como: a las mentes obtusas da igual lo que les eches.
      Jajajajajaja.
      Besos.

      Eliminar
  10. Pero que paso? porque sacaste una foto tuya? y yo que quería conocerte, eso me pasa por llegar tarde (es la historia de mi vida jaja).
    y los de los textos, entre tu entrada y los comentarios, la verdad esta un poquito oscuro.
    Cariños...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Oriana quería conocerme? Pues tendrás que venir al zoo: jaula 357, departamento de "Simios".
      Besazo.

      Eliminar
  11. A mí me pasa eso con las noticias. Pregunto qué ha pasado con una noticia en particular, y nunca me entero de la información porque cada uno me da su opinión particular y manipulada todo lo que puede. Ya podía la gente hablar un poco más claro :/

    ¡Saluditos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la opacidad está siendo utilizada por los ignorantes y los delincuentes casi no queda personal para otra cosa.

      Saludos y gracias por leerme.

      Eliminar
  12. Cuando era pequeña (Y me acuerdo) escribíamos con zumo de limón diciendo que era tinta invisible. Ya se que esto no tiene nada que ver con tu entrada (Muy buena) pero me lo has recordado. Un abrazo (Te encontré)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, amable coincidencia, y luego se leía aplicando vapor de agua al papel donde estaba el texto... era un lector compulsivo de los cinco de Enid Blyton, de los Hollister de Jerry West y luego todas aquellas novelas de Agatha Chistie de la Editorial Molino -con unas sugerentes y misteriosas portadas- y de Sherlock Holmes, ¡cómo no iba a escribir mensajes secretos con tinta de zumo de limón! Y mensajes cifrados cambiando letras por números, hablar con palabras cuyas sílabas iban de atrás adelante...
      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  13. Sencillamente, solo escribo y digo lo que pienso y creo. Además, de forma clara, para que se me entienda perfectamente y no complicar con textos enrevesados que apenas dicen nada o dicen mucho pero que solo entienden dos o tres mentes brillantes y privilegiadas.
    Vamos que si tengo que decir que te aprecio, lo digo así, tal cual.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres una mujer natural y sensible, sencilla, con esa belleza de la cara lavá y recién peiná... y de gran corazón.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Como origen de los textos oscuros, además de la ignorancia y deshonestidad nombradas, habría que agregar lo que dice Marinel: el manejo rebuscado, desintegrando e integrando elementos del lenguaje, lo que requiere conocimiento, además de habilidad natural. Lo que hacen algunos colegiales: intentar ocultar su ignorancia de una materia, escribiendo con una caligrafía ilegible, combina ignorancia y deshonestidad; además de falta de lógica. También hay personas muy capaces de percibir situaciones y relaciones complejas y que carecen de las habilidades para expresarse verbalmente, en algunos casos tanto en forma oral como escrita; lo oscuro de sus textos no correspondería ni a ignorancia ni a deshonestidad. Y hay quienes tienen esa dificultad oral pero no escrita, por lo que sus textos serían claros.
    -
    No puedo dejar de expresar que siento muchísimo que Marikosan se haya ofendido, como me parece entender, vi que borró dos comentarios suyos que yo había alcanzado a ver antes; y unos cuatro que no alcancé a ver. Desde que empecé a ubicarla, generalmente me han agradado sus comentarios o me he sentido solidaria con sus sufrimientos y alegrías, sea que comente sobre sus sentimientos, sobre la educación de sus hijos, un drama con un hermano suyo, sus gustos recreativos, la vestimenta adecuada para asistir a la ópera, sobre lo que es de buen gusto o no, etc. Yo tampoco creo que las fotografías mencionadas y que no he visto en esta oportunidad, correspondan realmente a quien escribe como Pitt Tristán, dada la ironía fundamental del “blog”. Por su descripción, una con una gran barriga equilibrando una botella en posición horizontal, correspondería a una que he visto no hace mucho en este “blog” y hace más, la vi, no recuerdo dónde. Esa vez, yo había dicho que ponerle una cara al autor del “blog” deteriora mucho el clima de la tertulia virtual. También había visto, antes, en diferentes fechas, tres supuestas fotografías de pie: una en colores, en que se ve maduro, bien parecido, al lado afuera de un automóvil, otra en sepia, con hábito y peluca de lana de hebras gruesas, en una bodega, sacando algo de un barril; y una tercera en blanco y negro, en que se veía un hombre de una fealdad excepcional.
    Lo que ha dicho Ester y el comentario de Pitt me ha recordado que a mis trece años, vi en una revista de mi país, un sistema de código en que se cruzaban dos líneas horizontales y dos verticales, y según como se colocaban puntos en ese enrejado, se representaban las diferentes letras, demoraba mucho escribir un texto así; me motivó a elegir mi propio código intercambiando las vocales entre sí y las consonantes por otro lado, de modo que yo sabía y me permitía escribir cartas en forma fluida; mis destinatarios eran totalmente imaginarios.
    -
    Nuevamente, un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre son interesantísimos tus comentarios y esclarecedores, gracias por tomarte esa molestia.
      Un cariñoso saludo.

      Eliminar