Seguidores

martes, 26 de agosto de 2014

Pujol



Por si alguien -catalán o no- pensaba que los catalanes eran diferentes, son... ¡como los demás!
¿Honorable?
¿Cuántos Más?, perdón, quise decir ¿Cuántos más?

Queden con Dios.

15 comentarios:

  1. jajajaja!!!! Creo que hasta ellos mismos se han sorprendido!! y nosotros los vascos también, con Urdangarín!! :(
    Jajaja!! Muy bueno, Pitt. Hay mucho pringao...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja. A veces la ingenuidad no es un valor.
      Besos.

      Eliminar
  2. Hola Pitt, que cuantos mas?, pues solo tienes que ver la "parrilla" que tenemos según ellos gobernándonos, aunque lo único que saben gobernar es sus bolsillos, y si que son bien fáciles de untar, todos, no se salva ni uno...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En fin, siempre hay pueblos indulgentes que saben perdonar...
      Besos.

      Eliminar
  3. Pues no me he enterado mucho, no sé si hablas de Pujol el expresidente o de Puyol el jugador ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo comprendo, porque en realidad se trata de un chiste local, como este, en el que es probable tampoco indentifiques al sujeto: Caesar, Divi Filius, Princeps Senatum, Imperator, Censor, Pater Patriae, Pontifex Máximun, Augusto A. Mas.
      No digo que no sea también "jugador".

      Eliminar
    2. Perdona, con ese rollo se me ha olvidado aclarar que me refería al presunto defraudador de la Hacienda catalana y española, ahora ya lo dejo a tu inteligencia el descubrir al misterioso -y patético- personaje.

      Eliminar
    3. Ah, claro, Puyol con "y", como sugieres, no hay ningún misterio, señor Augusto A.

      Eliminar
    4. Así no te pueden acusar de difamación...
      jajajajajaja.

      Eliminar
  4. Responderé a la breve entrada brevemente y diré: Pues sí.

    ResponderEliminar
  5. No libra ni "dios"...

    Me costó hacerme okupa pero ya lo he conseguido así que me quedo por aquí, gracias por tu visita y quien sabe lo mismo entre todos conseguimos hacer realidad alguna que otra utopía.

    Abrazote utópico, Irma.-

    ResponderEliminar