Seguidores

jueves, 27 de febrero de 2014

Biografías



Cada vida es un conjunto de nimias infamias y pequeños actos heroicos. Y sin embargo, la historia de una vida no depende de su protagonista sino de quien la relata, de quien ha elegido cuales episodios contar y cuales relegar al olvido, eso mismo ocurre cuando hablan de nosotros.

(Foto: Pitt Tristán)

lunes, 24 de febrero de 2014

La locura



La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca.

Heinrich Heine (1797-1856)

domingo, 23 de febrero de 2014

El tiempo



El tiempo es el que viene y el que vuelve disuelto en el misterio de las cosas...

(Foto: Pitt Tristán)

viernes, 21 de febrero de 2014

Entender el mundo

Somos propensos a sobrestimar lo que entendemos del mundo y a subestimar el papel del azar en los acontecimientos.

miércoles, 19 de febrero de 2014

En alta mar



La orfandad y el desarraigo que sufre el hombre contemporáneo recuerda aquella escena que Leibniz describe al hablar de un viajero que, tras una larga y fatigosa travesía marítima, se asoma a la cubierta del barco con la esperanza de arribar puerto y descubre desolado que se encuentra en medio de alta mar y bajo un cielo cubierto de pesados nubarrones.

martes, 18 de febrero de 2014

No me dicen nada



Consultorio sentimental de Pitt el loco.

A mi las mujeres guapas que sólo destacan por su físico no me dicen nada. De hecho, no me dirigen la palabra.

lunes, 17 de febrero de 2014

Con pasión y sin pasión



Consultorio sentimental de Pitt el loco.

Cuando estás enamorado no tienes frío, ni calor, ni hambre, cantas bajo la lluvia, le sonríes a la gente en el autobús... Pues sepan ustedes que toda esa pasión no es más que una reacción química que se produce en el cerebro... Nos enamoramos porque nuestro cerebro segrega una droga que nos deja tarumbas y nos produce una especie de enajenación mental transitoria. Eso es la pasión: un chute cerebral, una locura que se pasa cuando faltan esas drogas. Por eso un buen día sales de la idiotez y te encuentras con al realidad.

Ésta es la realidad:

Cuando hay pasión, si él ronca, ella le da un besito y le dice:
- Date la vuelta, cielo, pero no sufras, a mí tus ronquidos no me molestan, pareces un lama tibetano, ommm, ommm..., me das una paz...

Cuando no hay pasión y él ronca, ella le mete el codo en las costillas y le dice:
- Ahora sí que pareces un lama, que te has quedado calvo.

Cuando hay pasión, le dejas notitas en la nevera: “Cariño, te quiero, no te he despertado porque dormías como un angelito”.

Cuando no hay pasión los mensajes de la nevera cambian: “Si cuando te levantes todavía están abiertas las tiendas, compra pasta de dientes... ¡y úsala!”.

Cuando hay pasión ella le mete los pies fríos entre las piernas y él se aguanta:
- Pero cariño, ¿cómo tienes los pies tan helados? ¡Pareces Walt Disney!.

Cuando no hay pasión entre las piernas no se mete nada... y también te aguantas.

Cuando hay pasión vas corriendo a abrirle la puerta en cuanto oyes el tintineo de sus llaves:
- Pareces una gatita con el cascabel.

Cuando no hay pasión, aunque la oigas dos horas forcejeando con la puerta, no abres:
- Menudo escándalo, se tiene que enterar todo el vecindario de que llegas. Pareces una vaca con el cencerro.

Cuando hay pasión te encanta que ella te haga un pase de ropa interior:
- Házmelo como en Nueve Semanas y media.

¿Nueve semanas y media? Cuando no hay pasión le gritas:
- ¡Hace nueve semanas y media que están tus bragas en el bidé!.

sábado, 15 de febrero de 2014

Menos huraño



Se me recrimina que, últimamente (?), estoy un poco huraño. Que expreso una visión pesimista de la vida.
Precisamente he recibido este mensaje que no sé si catalogar de alentador o simplemente premonitorio: "Quizá sea un cínica, pero si uno quiere que lo amen, lo mejor que puede hacer es dejar de quejarse; con un poco de suerte, igual se te follan y eso ya sería un primer paso bien prometedor".


viernes, 14 de febrero de 2014

14 de febrero



Que nadie se engañe pensando que la felicidad es un hecho que puede disfrutarse plenamente.

(Foto: Pitt Tristán)

jueves, 13 de febrero de 2014

Pitt: buena persona (y 2)



También quiero resaltar en este panegírico a mi persona, otra de mis cualidades: el altruismo. Como se puede ver en mi foto, cuando se repartían dos cejas a todos los humanos, yo me conforme con una. ¡Desprendido que es uno!

domingo, 9 de febrero de 2014

La memoria relatada

Leo en muchos blogs textos de experiencias que su autor trae a la memoria. La memoria es una reconstrucción siempre recomenzada. Una memoria asistida por el deseo. Deseo de que lo pasado sea presente, pero también de saber acerca de ese tiempo y sus contenidos. No hay manera de recordar directamente. No hay tal objeto, no hay el complejo proceso que alguna vez fue una experiencia. Todo el que recuerda con intensidad quiere hacer un relato de lo recordado. Toda vida recordada tiende a desembocar en una forma de novela. La neurociencia de nuestros días sostiene que los contenidos de la memoria no están, no hay tal lugar, y que cada vez que recordamos (sea un color, un olor o una conversación), se reconstruye al instante, no siempre igual.
Saber contar lo vivido es la mejor manera de recordar.

sábado, 8 de febrero de 2014

Pensamiento oscilante



Habría que reflexionar sobre la imposibilidad de saber nunca la verdad cabalmente, ni siquiera la de nuestro pensamiento, oscilante y variable siempre.

(Foto: Pitt Tristán)

viernes, 7 de febrero de 2014

Busco esposa



Consultorio sentimental de Pitt el loco.

Ese hombre que publica un anuncio en Internet: "Busco esposa"
Al día siguiente abre el correo, saturado, más de 3.500, todos decían lo mismo: "Llévate la mía".

jueves, 6 de febrero de 2014

Alguna esperanza

Me dice Vanessa que se respira poca esperanza en mis últimas entradas. A juicio del filósofo francés Gille Lipovtsky tres son los bloqueos que provocan la decepción contemporánea: el consumo, la educación y el sistema político. Por ejemplo, afirma que "la democracia liberal es estructuralmente inseparable de la decepción, por la indeterminación de la misma democracia, es decir, de un poder que no pertenece a nadie, de un poder que es objeto de una competición cuyo resultado depende de las elecciones".
Pero también nos aporta alguna conclusión esperanzadora: "en un momento dado, las personas encontrarán la sal de la vida al margen del hedonismo consumista, sin que por ello la humanidad salga de la era democrática".
Así sea

miércoles, 5 de febrero de 2014

Premonición de la incertidumbre

En la vida de nuestros días, el efecto psicológico más importante para la experiencia individual es precisamente lo que Zygmunt Bauman llama la "premonición de la incertidumbre". La conciencia de que uno no podrá realmente prever, anticipar, intuir o adivinar siquiera con algún tino qué es lo que va a ocurrir, cuál será el siguiente reto, cuál será la situación. Uno no se siente con el control de su propia vida. Es más: uno se siente impotente.

lunes, 3 de febrero de 2014

Basura



En un comentario de Daniel Cano en la entrada de ayer nos advierte, con buen criterio, de que el dominio de la felicidad "cada vez es menor, todo está siendo controlado por la desdicha".
Esta crisis es mucho más que financiera, tan indeseada como esperada desde hace veinte años. Pocas épocas de la Historia reciente han gozado de tanto desprestigio como la presente. La pérdida de valores, el descrédito del esfuerzo, el desprecio de las normas, el desdén hacia los maestros, la superexplotación y abuso de las grandes empresas, la destrucción del planeta, la impunidad de los delitos de cuello blanco, la corrupción generalizada, el gregarismo, el camelo del arte, la baja calidad de los productos, ha hecho que la basura (comida basura, telebasura, bonos basura, arte basura) invada, imparable, nuestro mundo actual y sea su inspiración. La decadencia es, pues, perceptible y generalizada.

domingo, 2 de febrero de 2014

Hombre culto y soledad

Sólo un hombre culto es libre, es podríamos decir, verdaderamente hombre; culto, es decir, elaborado, pasado por tamiz, a condición también de que se olvide de su cultura como nos olvidamos, para vivir, de la sangre que corre por nuestras venas. Aquel en quien el instinto se ha convertido en una energía espiritual, para emplear una expresión nietzschiana; en el que se ha operado unas transmutación de valores. Y ése es el motivo, ciertamente, de su soledad, pero también, de su generosidad.

sábado, 1 de febrero de 2014

El mejor amigo del hombre



Vuelvo de fiesta, cervecitas, cenita, musiquita en directo, cubatitas, cubatitas, cubatitas... y ¡ya es sábado! con lo cual ¡caña al mono otra vez! Viva la fiesta, los chicos y chicas, radiantes de felicidad, laralalalaralalá...

Aquí os dejo con el mejor amigo del hombre, ¡ah! y con un perro.