Seguidores

viernes, 27 de febrero de 2015

El piano



Imaginate un piano. Las teclas empiezan, Las teclas acaban. Tú sabes que hay ochenta y ocho, sobre eso nadie puede engañarte. No son infinitas. Tú eres infinito, y con esas teclas es infinita la música que puedes crear.

51 comentarios:

  1. Desde aquí, con esta entrada, un recuerdo a mi padre, ya fallecido, que fuera pianista y compositor. Siempre que veo un piano -la música en general- me obliga a recordarlo. También la imagen, con esa posición tan característica de las manos del pianista que tantas veces he visto y guardo en la retina y en el corazón.

    ResponderEliminar
  2. Es precioso, la música es infinita. tanto como quiera el compositor. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Ester, no sólo de pan vive el hombre.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. La música... hermoso lenguaje... No concibo la vida sin notas y melodías... Músicos grandes artistas que hablan con su cuerpo, acariciando instrumentos y haciéndolos cantar...
    Preciosos recuerdos los que atesoras Pitt, bien guardados en el alma y la mente...
    Un besín, y un abrazo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Decía Oscar Wilde: El arte de la música es el que más cercano se halla de las lágrimas y los recuerdos.
      Un besín y un abrazo, y muchas gracias, encantadora Haydeé.

      Eliminar
  4. Bonitas imágenes, la que muestras aquí y la que tú recuerdas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La música tiene un gran compnente matemático, Chopin describió la fuga como "lógica pura".
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Sí, lo sé, están bastante relacionadas.

      Eliminar
  5. Me has tocado el corazón con esta entrada tan emotiva y musical. Que pronto aprenderías, teniendo un padre así, a sentir que la música es todo, ¿verdad?

    No creo que haya nada física, mental e incluso animicamente, que no pueda transmitirse musicalmente.

    Dijo Debussy, que la música es la aritmética de los sonidos, así como la óptica es la geometría de la luz.

    Creo que no sólo va bien a tu entrada, sino a ti, que también amas las matemáticas, ¿no?
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, sobre todo, amo a Marinel, siempre tan sensible, correcta y amable.
      Besos.

      Eliminar
  6. Fantástico homenaje a tú padre......en cada tecla una huella....en cada una de la notas un recuerdo....cuando las manos del pianista tocan...canta el alma.......y se hace música...

    Grande tú entrada......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el marfil de las teclas de los pianos más valilsos y antiguos terminaba por quedar marcada una huella del intérprete.
      Gracias por el halago.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Vista, oido, olfato, tacto... Deslizandose por el piano. Y gusto... Gusto por el detalle.

    Preciosa imagen, preciosas palabras.

    Un abrazo de luz Pitt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También es muy importante el auditorio, sintiendo con el artista el resultado de la interpretación. Con ese gusto por el detalle que tan bien expresas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Con pocas palabras has tocado las fibras más profundas del alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y también por quedarte en este humilde espacio.

      Eliminar
  9. Porque el 8 horizontal es infinito y siendo 88, doblemente... imagino lo que te representan los pianos, bellos momentos con tu padre. Abrazanises, Pitt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una bella metáfora, el piano representa todo el arte de la humanidad.
      Abrazanises, Sara.

      Eliminar
  10. Joder...paso por tu casa de rebote y me encuentro con esto....sentido homenaje que no puedo evitar que me haga llorar...
    Con tu permiso...me quedo por aquí...
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por estas palabras tan emotivas, y gracias por quedarte. Al piano se lo ha comparado con una bañera, un sarcófago, una nave, una máquina mágica que oculta un alma capaz de darle vida orgánica. Es un piano de cola. Como la bañera y la música, sirve para la catarsis, la limpieza. Es una navecilla que convierte el tiempo en viaje al infinito. Una máquina, y bien complicada, desde luego, aunque sensible como si no lo fuera. ¿Una tumba? Sí, mas escenario de todas las resurecciones.
      Gracias otra vez, sensual Amando.
      Un cálido beso.

      Eliminar
  11. Infinitud... una de las cosas que la alcanzan es la musica pero en blanco y negro como las teclas e un piano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bellas tus palabras. El blanco y negro hace pensar en algo limpio. Como las teclas de un piano.

      Eliminar
    2. la verdad, es que no tenía ni idea del número de teclas que tenía un piano....
      besos.

      Eliminar
  12. MERCE CARDONA. Dice, es la primera vez que visito tu casa. Es precioso todo lo que escribes, lo del cumpleaños me ha encantado. Lo del piano es buenísimo, he aprendido algo, no sabia cuantas declas tenia, Te seguiré. Besossssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tan amables palabras.
      Besos.

      Eliminar
  13. Es bonito decir que nosotros somos infinitos
    Buen día
    Muakiss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos nuestra imaginación, nuestra creatividad, con pocas cosas y, eso sí, la mente, se han obtenido grandes obras de arte.
      Muakis.

      Eliminar
  14. Es bonito decir que nosotros somos infinitos
    Buen día
    Muakiss

    ResponderEliminar
  15. Y también depende de nosotros que esa música sea buena o no tan buena...

    Me gusta siempre todo lo que escribes. La imagen es... divina.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, divina Carmen, llena de magia.
      Muchos besos.

      Eliminar
  16. Oscar Wilde tenía razón, de los siete, éste, al menos para mí, es el que más transmite.

    Bonita foto y bonito recuerdo el que tienes.

    Besos apretaos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón.
      Gracias.
      Besos apretaos.

      Eliminar
  17. Ese blanco y ese negro y esos dedos sobre el blanco y negro.

    Abrazote utópico, Irma.-

    ResponderEliminar
  18. Por lo menos al abandonarnos aquí, nos dejaron la música, el humor y el sexo.

    ResponderEliminar
  19. Leyendo esto entiendo más.
    .Es una bella metáfora, el piano representa todo el arte de la humanidad.
    Comparto contigo el gusto por la música, me encanta.
    Un abrazo para ti
    mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por entender. Gustos compartidos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Somos nosotros que logramos con nuestros dedos hacer melodía mágica que nos reconforte el alma la foto es espectacular un blanco y negro que me encanta, ... gracias por tus huellas en mi blog no l as olvido , un beso grande desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También soy, además de frívolo, un sentimental, jajajajaja.
      Un beso.

      Eliminar
  21. No estamos solos pero encontrarnos es aterradoramente fortuito.
    Le estaré vigilando de cerca señor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rigurosamente vigilado, como los trenes de Jiri Menzel.

      Eliminar
  22. Cada nota puede llegar a acariciar el alma y darle distintas tonalidades.

    Es tan bonito como lo expresas...

    Un saludo de alma a alma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo todos tenemos alma.
      Un saludo y gracias por acompañarnos.

      Eliminar
  23. ¿¿Hijo de un artista??? ¡¡Pero qué arte tuvo tu padre!!
    Eres un suertudo teniendo la posibilidad de recordar a un ser querido con algo tan especial como la música. Imagino la banda sonora de su vida, toda una sinfonía. Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Las notas del piano son ¡Qué sinfonía!

    ResponderEliminar
  25. Infinitas son las notas que se pueden tocar para expresar infinitas sensaciones.
    Una preciosa entrada, inspirada en un precioso recuerdo.

    una lluvia de besos musicales

    ResponderEliminar