Seguidores

sábado, 14 de febrero de 2015

San Valentín: Día de los enamorados



En este día siempre ocurren hechos de gran romanticismo.
Esta historia está basada en hechos reales.

Un pareja lleva horas en un centro comercial cuando la mujer se gira hacia su marido y descubre que no está.
Enfadada, le llama al móvil y le pregunta donde demonios se ha metido:
- ¿Recuerdas aquella joyería por la que paramos hace unos años y a ti te encantó aquel anillo de diamantes pero entonces no nos lo podíamos permitir y yo te prometí que un día te lo compraría?
Casi llorando de la emoción su mujer le contesta:
- ¡Pues claro que me acuerdo, mi amor!
- Pues estoy en el bar de enfrente...

31 comentarios:

  1. diste en el clavo

    eso es amor a la estrella de la vida


    de Galicia

    ResponderEliminar
  2. jajaajajjajaajajajaajaaja ¡me encanta!

    Abrazote utópico, Irma.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta verte por aquí, y más riendo.
      Abrazote.

      Eliminar
  3. Fiesta loca!!!!!
    Eso por creer que el amor se mide a peso...
    bueno...creo que la mayoría lo creen.
    Si no..no habrían tantas decepciones de esa "índole"...
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gente no sólo somos más tonta de lo que parecemos sino más tonta de lo que creemos que parecemos.
      Una fiesta loca es lo que debíamos hacer, jajajajaja.
      Abrazos.

      Eliminar
  4. jajajajaja!!!!......bueni....simo....!!!!!......después de esto se va a tener que gastar el dinero del diamante en el psicólogo.........Pero quien invento estos días???..........que voy aponer una X en el calendario.....

    Besotes.....espero que no te manden flores......Una sonrisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja. Cosas de los hombres.
      A uno ya ni le felicitan este día.
      Besos.

      Eliminar
  5. Lo recibí ayer por whasapp, y a pesar de ello me ha vuelto a hacer gracia. Una buena respuesta sería: Te estoy viendo, yo estoy dentro de la joyería comprándome aquel anillo de brillantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente será lo que ocurrió, jajajajaja.

      Eliminar
  6. :)

    Coincido con Ester, sería una muy buena respuesta.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le digo a Ester, seguro que pasará eso, jajajaja.
      Saludos.

      Eliminar
  7. El humor negro de tus escritos me ha conquistado. Regreso.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja, ayer, fue uno de los wsps que pulularon.
    Es muy bueno y seguramente, cierto.
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me lo mandaron y lo he querido compartir, jajajajaja.
      Besos.

      Eliminar
  9. Bueno don cosas diarias, es mas chocante por ser ese día, pero todo verdadero y gracioso. Me ha gustado leerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Lola, un placer tenerte aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Es una situación real...y además puede pasar cualquier día!!!
    P.d. ¿Sabes que la firma Suárez se fundó en Bilbao? Aquí hay muchas joyas y de calidad. No necesitamos que nos las compren. Jajaja!
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos besos bilbaínos....quería decir...

      Eliminar
    2. También hay muchos bares..jajaja!
      Besos

      Eliminar
    3. La he puesto en tu honor, como podía poner los bollos de mantequilla o la Carola. Entre las mayores joyas estás tú, la gran Pat. Por cierto, ya sabes, el buen bizkaino jamás se arrea.
      Aurrera.
      Besos.

      Eliminar
    4. ¡Benditos bares! El invento más divertido del hombre.
      Besos maños.

      Eliminar
  11. Una bonita historia de amor, porque lo de menos es el anillo, la clave está en que él se acordó....jeje

    Besos

    ResponderEliminar
  12. jajajaja. San Valentín nunca es lo que esperamos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, todo comercio, el amor es otra cosa, y el sexo otra, jajajajaja.
      Besos.

      Eliminar
  13. ¡Muy chistoso!
    Aunque las relaciones y los objetos son diferentes, me recordó que cuando uno de mis hijos era un niñito; si uno buscaba algún objeto, de diversa naturaleza según el caso; que habría sido muy útil para un quehacer determinado, se le iluminaba la cara y preguntaba si era algo que describía con lujo de detalles, lo que no dejaba dudas que se refería al mismísimo. Entonces, al decir uno: “Ése mismo”, respondía despreocupado: “No lo he visto.”

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  14. ajajajaja me has arrancado una carcajada, se agradece

    ResponderEliminar