Seguidores

jueves, 5 de febrero de 2015

Soltería



Consultorio sentimental de Pitt el loco.

¿Es casualidad que la mayoría de los filósofos hayan permanecido solteros durante toda su vida? ¿Es fortuito que el número de célibes (empezando por Tales, continuando con Demócrito, Platón, Diógenes, Zenón y Epicuro, y terminando con Wittgenstein) sea tan largo como la lista de los reyes godos?
Sólo queda que la sociedad bienpensante no "discrimine" a los solteros por no querer vivir en pareja, los que han elegido esta condición de modo voluntario, están solos per electio, no per accidens y con intención de permanencia. Parece que el sabio prefiere vivir solo a hacerlo en pareja.

34 comentarios:

  1. Viajando a la época de los filósofos de tu colección de nombres puede que como los discípulos vivían con ellos, y además tenían criados mantenidos. No tenían que cubrir más necesidades. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser. Pero no lo decía mirando a la pareja como esos discípulos y criados.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Puede ser. Pero no me atrevería a afirmar que todos ellos fueron solteros "per electio". Seguro que alguno fue "per acciden"... Lo que está claro es que los filósofos se extinguieron por algo...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía quedan filósofos aunque convengo contigo en que son raros de ver.
      Saludos.

      Eliminar
  3. A lo mejor por eso son sabios...

    Muchos besos :) Es un dato curioso que no sabía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que sí, jajajajaja.
      Un beso, encantadora Carmen.

      Eliminar
  4. Uy espera. Da la impresión de que unificas célibe y soltero y no es lo mismo.
    Digo eh.... yo es que sabiduría la justa. Y necesaria :p

    Un beso.... per electio, no per accidens

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celibato (en latín caelebs, caelibis) se refiere al estado de aquellos que no se casan o que no tienen una pareja sexual. Un soltero puede ser llamado célibe, sin embargo, el concepto adquirió un sentido de opción de vida. Por lo general se entiende como célibe a aquel que no quiere casarse y prefiere la soltería de manera permanente. Creo que es una palabra que encaja con la intención del texto.
      Un beso, que no daría por ese beso... per electio.

      Eliminar
  5. Es una curiosidad que probablemente no tenga ningún tipo de explicación...jajaja!!!
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, probablemente todo tiene una explicación lo que no implica necesariamente que sea verdad.
      Besos.

      Eliminar
  6. Por algo son sabios jajsajajaja
    Solos mejor
    Muakiss
    Buenas tardes

    ResponderEliminar

  7. Es más que posible que el hecho de permanecer soltero implique sabiduría, pero también es posible que no sea la sapiencia extrema lo más deseable en esta vida. Ahora bien, entre un mal casamiento y un buen libro, no hay duda. Lo del celibato ya es otro cantar..
    .
    Un fuerte abrazo, amigo Tristán. Y permítame que le felicite por la imagen que nos regala: siempre da gusto ver "caras" nuevas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, me encantan las "caras", alguna fijación, jajajajaja.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Es lo que tiene teorizar sobre la vida... que al final dejas de vivirla.

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  9. Por algo son sabios, porque prefieren vivir solos que mal acompañados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Decía Montaigne: "El signo más cierto de la sabiduría es la serenidad constante".
      ¡Quién a de tener serenidad con una pareja!

      Eliminar
  10. Cada uno en su casa

    Y a veces, acompañado

    ResponderEliminar
  11. Los pensadores se lo piensa mucho a la hora de tener pareja para ciertos menesteres...normalmente tienen una secretaria que le hace las funciones....

    Un beso, filósofo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, una sombra sudaz.
      Un beso, dulce sombra.

      Eliminar
  12. Estaría bien que la sociedad comenzase a aceptar formas alternativas de convivencia a la establecida pareja monógama y reproductora pero seguimos en un mundo que, aunque se llame a sí mismo "laico" aún bebe de los ideales religiosos.
    A ver si con el tiempo, la cosa cambia.
    Un besito, P.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, esa es la segunda parte del texto, la aceptación de la elección sin hipócritas tradicionalismos.
      Muy bien, querida Ficticia. Un besito.

      Eliminar
  13. Para llegar a conclusiones más o menos empíricas sobre la gran cuestión: el Amor deben de probar muchas amantes... Interesante reflexión y dato histórico o mejor dicho, filosófico. Un beso!!!! Gema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevándolo al extremo como aquel juicio de Teofrasto cuando dijo que "el sabio no debe tomar esposa" parece que sólo hay dos opciones: o se opta por los libros o por los hijos. Tertium non datur.
      Jajajajaja, un beso, Gema.

      Eliminar
  14. Seguramente Platón no se casó al ver como le fue a su maestro en el matrimonio. Es de sabios aprender en cabeza ajena. Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso si que sería un gran avance, aprovechar de la experiencia de otros.
      Saludos y gracias por estar.

      Eliminar
  15. será porque el tiempo se emplea en otros menesteres..........

    yo conozco a varios sabios..........

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído tu blog, esa entrada de "Bucle", y siento conexión con este texto, jajajajaja. A veces -en mi caso siempre- los sabios son los otros.

      Eliminar
  16. Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Yo mismo soy un claro ejemplo por eso a mis 48 camino de 49 he decidido independizarme y vivir en soledad. No es un mundo que me resulte especialmente ajeno pues aun en pareja siempre necesitaba lo que llamaba "mis momentos de soledad".

    un abrazo

    ResponderEliminar