Seguidores

martes, 22 de septiembre de 2015

Profecía



Una profecía:
Las próximas elecciones catalanas las van a ganar los independentistas, pero una vez que el presidente quiera poner en marcha su independencia no va a poder hacerlo de la manera que desea porque sus premisas están basadas en mentiras y manipulaciones tanto legales como históricas y mucho me temo que le va a ocurrir como a Tsipras, que dónde dijo digo tendrá que decir Diego. Daría risa, si no diera pena, escuchar sus insultos ante las manifestaciones del gobernador del Banco de España, decir que eso son amenazas, como la no pertenencia a la Comunidad Europea (no los echan, se van ellos), que es como decir que nos amenaza el "hombre del tiempo" por avisar de un temporal de frío y nieve (menudas críticas si no lo hiciera).
Como dice Xavier Vidal-Folch (periodista catalán, nacido en Barcelona):
"Mas ha dividido al país y lo conduce al precipicio. Sin más salida que volver, debilitado y desacreditado, al punto de partida".


14 comentarios:

  1. En Cataluña somos muchos los que pensamos como tu. Casi la mitad. Pero no se puede decir. En fin... Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Saludos.

      «El fascismo consiste sobre todo en no limitarse a hacer política y pretender hacer historia»
      R. S. Ferlosio

      Eliminar
  2. Acabaremos hablando de la republica de chiquistan

    ResponderEliminar
  3. Después de tu comentario en mi blog he pasado por aquí. Buena publicidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Visto el resultado ya veo que no valgo para adivino, pensaba que tendría la mayoría y resulta que la mayoría no lo quiere como presidente.
      A pesar de mi publicidad.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Esa situación ahorita se ve en todo el mundo, que triste

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Curiosa campaña independentista de Cataluña en la que los españollistas defendían que tras la independencia los catalanes perderán la nacionalidad española, mientras los independentistas defendían seguir manteniéndola. Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, tienes razón, si no fuera patético sería para descojonarse.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Encima de animalista...soy catalanista...grrrr...Pitt...te tocó la lotería con esta que te comenta de vez en cuando tus entradas más polémicas...jejeje...

    Pero bueno...soy catalanista pero ves...no soy independentista. Mi familia me mira con cara rara, pero somos todos muy respetuosos.

    Lo único que tiene bueno todo esto (para mi) es que hay ganas de política, hay ganas de quejarse, hay ganas de querer algo mejor. ¿Lo va a ser? ¿Se caerá en el abismo? puede ser...Todas y cada una de nuestras decisiones pueden ir mal, muy mal o bien.
    Pero el derecho constitucional de votar es legítimo.
    Y está muy bien.

    Pero ojalá todas las personas, todas, fuéramos respetuosas con el prójimo. Nos iría mucho mejor.
    Hablar de las cosas como si fuera uno el dueño de la verdad demuestra que uno ha vivido poco.

    Y aquí y allí y en todas partes del mundo las personas hacemos eso. Es una lástima.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tan raro que sea una catalanista pero no independestista políticamente hablando, ya era una de las corrientes del propio catalanismo en el siglo XIX, como aquello que decía Joaquim Rubió i Ors: "Cataluña puede aspirar todavía a la independencia; no a la política, pues pesa muy poco en comparación con el resto de las naciones, que pueden poner en el plato de la balanza, además del volumen de su historia, ejércitos de muchos miles de hombres y escuadras de cientos de navíos; pero sí a la literaria, hasta la que no se extiende la política del equilibro".
      Es evidente que no me gustan los nacionalismo, ni el español, ni el catalán, ni el alemán en su día, pero comprendo el amor por las propias tradiciones y la lengua. También me gusta el respeto, por ejemplo, el respeto a las leyes, a la Constitución, hasta que se cambie por las vías establecidas, y eso algunos de vuestros políticos (la mitad aproximadamente) no parecen por la labor de hacerlo, así que de respeto nada. Por no citar los argumentos que emplean para fomentar el separatismo, casi todos relacionados con la pela, lo cual no parece muy solidario, sobre todo si pensamos en saltarnos las leyes para ello. No parece que haya mucho respeto, no.
      Besos.

      Eliminar