Seguidores

miércoles, 17 de agosto de 2016

En la frontera



Tal vez el hombre es mitad espíritu y mitad materia, así como el celentéreo es mitad planta y mitad animal. Las criaturas más peculiares siempre están en la frontera.

C.G. Lichtenberg.

17 comentarios:

  1. Sí . Estoy de acuerdo mitad espíritu , mitad materia.

    Hasta que morimos, ... supongo. Besos.

    ResponderEliminar
  2. En la frontera del bien,del mal ☺
    Me gusta leerte Pitt, siempre tienes mucho por ofrecer.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ese comentario tan amable y que tanto aprecio.
      No gusto a todo el mundo, no todo el mundo tiene buen gusto.
      Jajajajaja.
      Eres adorable. Besos.

      Eliminar
  3. Supongo que el alma se diluye con las debilidades de la carne animal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso si no viene diluida de fábrica, vaya usted a saber.

      Eliminar
  4. Tienes razón, en la frontera y en la dualidad.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
  5. En la frontera, pero por la parte de fuera de los animales inteligentes debemos andar, me temo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es la utilización del cerebro, o la ausencia de esa utilización.

      Eliminar
  6. Así es, Pitt… Yo también lo creo, la belleza en sí misma reside en esa dualidad…

    Preciosa foto…

    Mil Bsoss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ginebra, que tan bien me entiende.
      Mil besos, sí.

      Eliminar
  7. Tal vez lo que seducen son las fronteras, pero no sé si el porcentaje se puede medir en mitades, sobre todo en determinados y maravillosos INSTANTES...
    ABRACITO!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esos instantes también somos una mitad del otro...
      Qué abracitos más tiernos.

      Eliminar
  8. Quizás sea esa dualidad la que nos hace únicos, pese a que somos una especie que se caracteriza por estudiar al resto, pero no a nosotros mismos.
    Besos

    ResponderEliminar