Seguidores

sábado, 7 de enero de 2017

Utopía y desencanto



Bienaventurados los que ven más allá y nos lo transmiten sin vanagloria. Y bienaventurados quienes esquivan el cenagal de la autocomplacencia y alcanzan a decir, como Claudio Magris en uno de los espléndidos artículos recogidos en "Utopía y desencanto", que: "saber ser y seguir siendo alumnos no es poca cosa, es como ser ya casi maestros".

14 comentarios: