Seguidores

viernes, 10 de febrero de 2017

Percebes



Las gentes simples, los comensales elementales, suelen decir ese lugar común tan socorrido: "pues a mí me gustan los percebes porque saben a mar". Que inmenso error, que dislate. Y sobre todo que tontería. Los percebes no saben a mar, son el mar. Los percebes del Cantábrico no son trocitos de océano, ni mutilaciones marineras, ni flecos de tormentas, ni galernas deshilvanadas. Los percebes son mares completos, océanos enteros, porque en el fondo hay tantos Cantábricos como percebes del Cantábrico.
El percebe ni se come ni se bebe: se vive, se disfruta, se goza. Dentro del percebe, en fin, caben todas las pasiones violentas del océano.

(Dedicado a mi amiga Livy, entusiasta de este manjar)

27 comentarios:

  1. Wowwwwwwwww. Sin palabras!!!

    Sí, los percebes son el mar, azotados constantemente por la furia del Cantábrico, por ese oleaje del que forman parte.

    Los percebes se viven, se gozan, es puro placer para el paladar.

    Y gracias a los percebeiros que dicen los gallegos o lanpernariak que dicen los vascos, que arriesgan su vida para que podamos tener ese placer en nuestra boca.

    Gran entrada. Gracias.

    Tendré que invitarte a unos percebes ;)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Te has lucido Pitt, de verdad, muy poética la visión que ofreces.
    Un abracito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el cumplido. También veo la pullita del abracito.
      Besos.

      Eliminar
  3. Ricos percebes. Los disfruto cuando estoy en Galicia.

    Un abrazo. Feliz fin de semana,

    ResponderEliminar
  4. UY... qué ganas me dan de comer percebes.

    ResponderEliminar
  5. Confieso que no los he probado…aunque tal y como los describes, mejor diría que no me he deleitado con ellos, pero desde luego queda pendiente…tengo que atestiguar que tu hermosa oda al percebe es fidedigna… ;-)

    Bsoss gigantes, y muy feliz finde, mi querido Pitt!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que merece la pena.
      Gracias por tus palabras y esos besos gigantes de vuelta.

      Eliminar
  6. No puedo estar más de acuerdo..te lo dice una que ha nacido frente al mar cantábrico...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un privilegio de zona, me encanta visitarla a menudo.
      Besos.

      Eliminar
  7. me falta experiencia

    supongo que tengo que experimentar todo aquello que me resulta lejano

    Alguien me invita a una mariscada??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si nadie te invita, date el placer tú mismo, también con la mariscada, claro.

      Eliminar
  8. Nunca han sido santo de mi devoción, aunque, claro, soy carnívoro empedernido y digamos que, para el tema marítimo soy de paladar distraído...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a la diferencia de gustos existe el equilibrio.

      Saludos.

      Eliminar
  9. me encantan los mariscos y termino comiendo lo mismo a diario? necesito que me inviten a una mariscada

    ResponderEliminar
  10. Que forma tan hermosa de escribir! DE hacer de coss tan simples algo tan hermoso para la vista! Desde ya te sigo, puedes pasarte por mi blog por si te interesa, chicadebrillito.blogspot.com.ar
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, dulce amiga.
      Paso a leerte.
      Saludos.

      Eliminar

  11. Si por alguna extraña causa hubieran de extinguirse los manjares marino, que el percebe sea el último, y no antes del 3000, que quiero seguir disfrutando de lo mejor que da la mar. Si me sobrase apetito, me iría a por unas ostras, que siempre habrá un huequecito para ellas.
    La fot es estupenda, y lasciva... y es que el percebe ya es bastante lascivo...

    un abrazo
    y gracias por tu ponderación de mis fotos. Ánimo así ayudan a no cerrar el blog.

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar por este humilde blog artistas de la calidad de nOCO le bOLO y por tus amables comentarios, pero vamos a lo importante, por favor, pase todo el mundo por su blog porque son unas fotos, además de absolutamente profesionales, de una belleza maravillosa.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Francamente, creo que te has excedido. Soy simplemente un aficionado. De todos modos, agradezco tu empeño.
      Paso por tu blog desde hace mucho tiempo, aunque nunca te dejara comentarios, por una razón muy interesada: me gusta, me gusta tu sentido del humor, entraría en esa etiqueta de mi blog, la de Umor Hamable.
      Seguiré visitándote, en la medida de mi tiempo disponible.
      Saludos

      Eliminar