Seguidores

martes, 21 de marzo de 2017

Psicópatas



El porcentaje general de psicópatas es del 3 por ciento de la población, y la relación hombre mujer es de 3 varones psicópatas a 1 mujer psicópata. O sea que el porcentaje de psicópatas varones para la población general sería de 2,25 % (o sea para 40 millones de españoles serían 900.000 varones) y de 0,75 % de psicópatas mujeres (o sea 300.000 mujeres).

No quiere decir que todos los psicópatas sean asesinos, ni todos los asesinos psicópatas, quiere decir que son mala gente, gente tóxica, el mayor problema es que no es fácil distinguirlos a priori. Ante la duda lo mejor es alejarse.

Los porcentajes según diversas fuentes rondan entre el 2 y el 5 por ciento, así que es más que seguro que nos encontramos con ellos muchas veces a lo largo de la vida. Que cada uno saque sus propias conclusiones.

Esto me lo ha hecho pensar, y consultar, un contacto bloguero reciente pero no voy a comentarlo porque cuanto más lejos mejor, incluso es fácil
que no haga más comentarios en ningún blog, por si acaso, jajajajaja.

24 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón en todo, lo de comentar es porque tengo ese "humor" un poco -o muy- molesto y hay gente que se mosquea echando leches, se rebota y se vuelven agresivas, jajajajaja, y si para un misántropo, y posible psicópata, casi seguro psicópata, y si a eso le sumas la cantidad de idiotas -me parece que ya publiqué algo sobre ello-, ya me empiezo a cansar del tema. Como da para mucho, y entroncando con lo que comentas que dice todo el mundo, jajajajaja, siempre hay quien les defiende con eso de que son muy buena gente, jajajajaja.

      Besos.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Todo basado en hechos reales. Que tiene su punto.

      Un beso de verdad.

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. Los alejo también por pereza y porque no entienden nada de lo que les digas. Era por no alargar el texto, pero debería de incluir a los magalómanos, con problemas psicológicos de exceso de autoestima, snobs... es mi caso no es acojone es asco, y si paso al lado de una mierda (dicho sea en roman paladino), procuro no pisarla.
      Gracias por lo del sentido del humor. Sólo gusta a las persona con criterio, jajajajajaja.
      Besos.

      Eliminar
    6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Se sabe pronto si has dado con uno. El sufrimiento atroz se instala en tu vida y en la de los que te rodean. Sé de lo que hablo.
    Y sí, pasan desapercibidos y abundan.

    Besos, Pitt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que lo siento, Verónica, yo hablo más de oídas o de leídas, si acaso de pequeños piscópatas, o gente tóxica o, como los he llamado hasta ahora que me voy cultivando un poco gracias a vosotras, gilipollas.

      Besos, Vero.

      Eliminar
  3. Un tema muy serio, y desafortunadamente muy presente, ¿es imposible que seamos normales?
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices, el tema es muy serio, la mente muy compleja, la sociedad muy permisiva o, lo que es peor, intrascendente.
      Besos.

      Eliminar
  4. Si es que la vida es una selva… Vete tú a saber, con qué clase de gente o “psicópata” nos cruzaremos a lo largo de la vida, que quizá tras hablar tranquilamente con nosotros (como lo estoy haciendo yo ahora) haga una de sus fechorías… Pues eso… Yuyu, pensarlo. Así que mejor no pensarlo, pero sí poner en práctica la intuición para detectarlo y alejarse siempre que estemos a tiempo…

    Bsoss intrigados y/o sospechosos… jajaja…

    Muackss!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te asustes, no todos cometen fechorías sangrientas, es simplemente que no sienten, no se detecta en su cerebro, las mismas reacciones que en una persona normal, y buscan las mejores estrategias para su beneficio sin importarles la molestia, o incluso el dolor de los demás.
      Todos somos sospechosos, con o sin besos, jajajajajaja.
      Muaksssss.

      Eliminar
  5. No sé si tendrá algo que ver, pero tu exposición matemático-científica sobre este hecho espeluznante, me ha hecho recordar un libro que me impactó cuando lo leí hace ya mucho: El extranjero, de Camus.

    Supongo o quiero suponer, que un psicópata debe ser alguien semejante al protagonista de este libro...un ser apático, insensible, casi inhumano o, al menos, lejos de los cánones establecidos dentro de la "mal llamada" humanidad.

    Hay una frase, bueno hay muchas en realidad en sus páginas, que dicen tanto de lo ajeno de todo que vive el protagonista!
    (Ni uno sólo de los principios morales que custodian el corazón de los hombres me era accesible)
    Algo así deben ser estos seres, aparentemente normales,¿no?

    Me da repelús pensarlo...

    Perdona la extensión y mi particular hilado a tu tema, ¿sí?
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno, Marinel, has nombrado una obra compleja a pesar de su brevedad. Veo a su protagonista, Meursault (un juego de palabras ligado a la relación que tenía con el clima de su Argelia natal, constituido por las palabras mar y sal/meur et sault) como un personaje de que lo que carece es de la hipocresía básica para moverse en una sociedad burguesa. Desde luego que es un ser intrigante, extraño, misterioso, un naúfrago desolado, pero es producto de la relación absurda entre dos entes absurdos: el hombre y el mundo. Puede ser un psicótapa pero en un mundo psicópata, y ante ese estado de cosas su opción es la indiferencia. Estoy pensando que también soy un psicópata, cuando menos un misántropo y mi opción, como la de Meursault, me inclina a la indiferencia.
      Camus no dejó de luchar contra todas las ideologías y las abstracciones que alejan al hombre de lo humano. Lo definió como la Filosofía del absurdo.
      Me gustan estos comentarios tuyos que no son largos al menos para mí, todos los temas merecen reflexión y ésta nunca es suficientemente larga.
      Besos.
      P.D.: Un hilado que trae consigo el efecto de tirar de las cerezas de un cesto, una se engancha con la otra, muy bien hilado.

      Eliminar
  6. Si sumamos todas las enfermedades mentales al final estaremos rodeados de semejantes.

    Conozco a un psicópata, medicado, y lo aterrador es distinguir su sentido del humor

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, el mundo refleja esa abundancia.
      Contrariamente a la opinión generalizada, incluso dentro de la comunidad científica, hay psiquiatras que mantienen que el piscópata no sólo no carece de empatía sino que suelen ser personas que arrastran a los demás.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Ya podían llevar una insignía que una va muy despistada por la vida.

    Mil besitos, Pitt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería de agradecer, jajajajaja.

      Mil besitos, Auroratis.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. No hay cosa más divertida que la verdad.

      Besos.

      Eliminar
  9. Por lo que dices estamos rodeados y la mayoría de las veces no lo sabemos,habrá que andar con cuidado por si nos toca alguno de cerca.
    Es una patología medica que no está bien definida,pues está bastante camuflada y los que lo sufren a veces ni ellos mismo lo saben.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No saberlo o no reconocerlos no cambia la situación, ante la duda, seguro que tienes sospechas, apártalos de tu lado.
      Besos.

      Eliminar
  10. Chico, no sé, yo creo que tampoco vamos a ponernos tan tiquismiquis ahora, resulta que si te dan porcentajes te alejas, pero si no los dan dejas que nos acerquemos a ti sin dudar... jajajajjajajaa
    En fin, que aunque parezca raro estamos más que acostumbrados. Por eso los que parecen normales son condenados a la hoguera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar