Seguidores

sábado, 8 de abril de 2017

Insultos en las redes



“Habla cuando tus palabras sean tan suaves como el silencio".

Parece que en las redes, amparados en un irreal anonimato, la gente se permite insultos graves, amenazas, deseos malsanos y toda clases de barbaridades, mentiras y calumnias contra todos aquellos que no opinan como ellos, en política, religión o temas sociales; está bien la disparidad de opiniones y la libertad de expresión pero hay que medir las descalificaciones gratuitas y, en todo caso, argumentar civilizadamente nuestras opiniones.

Hoy me reitero en algo que ya os conté una vez, y es que no dejan de aparecer personas que hablan sin pensar y pretender (en el mejor de los casos) solucionar el daño con un lo siento:

"Mi carácter impulsivo, cuando era niño me hacia reventar en cólera a la menor provocación, la mayoría de las veces después de uno de éstos incidentes, me sentía avergonzado y me esforzaba por consolar a quien había dañado.
Un día mi maestro, que me vio dando excusas después de una explosión de ira, me llevó al salón y me entregó una hoja de papel lisa y me dijo:- ¡Estrújalo!
Asombrado obedecí e hice con él una bolita.- Ahora -volvió a decirme- déjalo como estaba antes.
Por supuesto que no pude dejarlo como estaba, por más que traté el papel quedó lleno de pliegues y arrugas.
El corazón de las personas -me dijo- es como ese papel... La impresión que en ellos dejas, será tan difícil de borrar como esas arrugas y esos pliegues.

14 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sucede lo contrario a la entrada; es como dices, encuentro palabras bonitas.
      Gracias siempre, mil besos.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. es muy cierto eso que dices Pitt, el insulto enmascarado en las redes campea a sus anchas,y el ejemplo que pones es muy gráfico, ese papel nunca será como antes por mucho que lo intentes arreglar, y los insultos aunque luego pidas perdón por haberlo dicho las cosas no serán como iguales.
    Es fácil insultar pero difícil remediar las consecuencias que produce
    Besos Pitt.
    Puri

    ResponderEliminar
  3. Bonita entrada. Lo que cuentas del papel lo he hecho con mis hijos, y también les cuento la leyenda de los tres filtros, atribuida a Sócrates. El respeto es un valor muy importante. Gracias por compartir. Besos

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Qué bonita historia la del papel, mi querido Pitt… 😍

    Desgraciadamente por estos lares, como en la vida misma, hay gente de todo y para todo, pero como ya sabemos, por aquí pueden esconderse bajo el anonimato, por lo que tienen más facilidad para desahogar sus frustraciones, a base de insultar, menospreciar, y minar la vida bloguera de los que queremos caminar en paz y con armonía. Es una de las batallas, entre otras, que tenemos que lidiar por estos mundos de cables y teclados… Sólo espero que a ti no te esté sucediendo (que va a ser que no, por lo que he leído por ahí arriba) así que me alegro por ello, y aplaudo tan bonita historia que nos has contado…

    Bsoss miles, y muy feliz finde!

    ResponderEliminar
  6. Lo del papel lo sabia, es facil decir lo piensas, sin importarte del daño que puedes hacer, si respondes algo, con un perdon se solucciona, PUES NO
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. No puedo imaginar un mejor ejemplo para hablar del daño que se puede ocasionar si no dejamos que la sensatez y el respeto nos gobiernen...
    Sabio profesor, sin duda.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Las personas deberían aprender a decir lo que piensan o manifestar lo que creen, sin agredir o dañar al otro... el pensar diferente nunca hace mejor o peor, por el contrario, sólo en ellas se aprende realmente. Y lo bueno sería no ir juzgando por la vida, a nada ni nadie, por las mismas razones, porque somos únicos y diversos, no mejores, no peores.

    Un beso dominguero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gente se mosquea con facilidad porque piensa que es dueña de algo y, como inseguros y prepotentes a la vez, temen que se lo arrebaten, aunque sea de forma virtual y sacan el yo más agresivo. ¿Has escuchado alguna vez a los allegados o simples vecinos de cualquier psicópata o delincuente o estafador de fondos públicos que no digan que les parecía una bellísima persona, y muy educado?

      Besos.

      Eliminar
  9. Como en todo, la boca falaz de Internet tiene como bozal el no ser respondido

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Que entrada más genial Pitt.

    No me gustan las personas que tratan mal a los demás, en ningún lugar.

    Que especial ha sido la historia del papel y qué cierta...

    Besitos :)

    ResponderEliminar
  11. No es libertad de expresión, Pitt. Es sencillamente intolerancia, mala educación y falta de control.
    Y sí. Lo del papel es cierto. Quien te daña profundamente jamás podrá deshacer su acto.

    Abrazo.

    ResponderEliminar