Seguidores

miércoles, 26 de abril de 2017

Una llama viva



Esa llama viva, ese fuego íntimo, innumerable y único, es el deseo que origina todos los deseos, incluso el del amor, que no satisface nunca porque aspira a encontrar el amor absoluto. "Cuando alcancé a no saber conocí la ciencia viva del deseo", nos dice el poeta.
Se trata, eso sí, de un amor moderno, en el que la pasión se objetiva y el amor se subjetiviza, un amor quijotesco que, en términos de Ernst Bloch, es un "trascender sin Trascendencia". Así podemos leer en "Oración", el poema de donde procede el título del libro:

No la eternidad, sino las horas
arañadas al tiempo contigo.
Y ningún otro cielo
que el que quiera llegarme de tu boca
húmeda de muchos besos (...)
Tu sonrisa que limpia toda sombra y toda tristeza,
tu sonrisa que quita los pecados del mundo.

25 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te recito esto (también):
      Tempestades de deseos contra los muros del alba rompen sus olas. Me ciegan los tumultos que levantan.

      Mil besos.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. El mismo que viste y calza. Grande.

      Un beso.

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. Los dos textos del que calza. Grande tú.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. En el mejor sentido de la palabra.

      Saludos y gracias siempre por pasar, leer y comentar, Noelplebeyo.

      Eliminar
  3. Es precioso.
    Se merece una ovación.

    Besos y enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por estar, ya ves que cada vez somos menos, jajajaja, sin duda los mejores.

      Besos y gracias de nuevo.

      Eliminar
  4. Qué bien amar así si hay madera para poder arder.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. El amor es uno de los grandes misterios que a su vez es interpretado dependiendo de cada piel… Racional o irracional; quizá un estado o circunstancia cerebral, o un hermoso halo de luz con grandes alas que se hospeda en nuestro corazón… Sea como sea, altamente delicioso, aun cuando como todos sabemos, a veces nos muestra su otro rostro… Pero aun así, vale la pena mantener esa llama viva y flameante. Y el sexo… Bendito lenguaje del deseo, de la carne que emana y clama sentir… No está mal cuando el amor no lo acompaña en tan exquisito viaje, pero si se juntan ambos… es entonces cuando el clímax es total.

    Precioso post, muy inspirador… Y la imagen me encanta… Tú más; gracias por compartir esta belleza…

    Bsoss miles, mi querido Pitt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. No hay que encerrar el amor en una idea. Al final es cuestión de azar. Y otra cosa, a veces podemos dar vacaciones al romanticismo y no pasa nada, jajajajaja.

      Besos miles, querida Ginebra.

      Eliminar
  6. Absoluto es tanto que da miedo, además de por imposible, por el exceso que supondría a esta liviana humanidad que nos gobierna...
    Por tanto- como dicen mucho ahora los políticos-no creo en el absoluto de nada, ni en el amor tan siquiera.
    El deseo es una llama hermosa, caprichosa, vital diría, e ingobernable; por momentos: absoluta
    Pero ya se sabe...todo pasa y todo llega como decía otro poeta. Pasa un deseo y viene otro, distinto, relativo...

    Mira, te dejo yo otro trocito de poema que complemente ese bellísimo poema que tú nos dejas ;)

    "Súbita, la vida nos quemaba
    por vez primera entonces.
    Nosotros, ¿qué podíamos hacer
    sino aceptar ese secreto incendio,
    su agonía y su éxtasis, fundidos
    en un mismo sentir inexpresable?
    Hiere aún ese mágico vivir..."
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le digo a Ginebra, muchas veces es una cuestión de azar. Y, como bien dices, absoluto no hay nada. Lo importante es adecuarse. Hay que ser feliz, sobre todo.
      Bellísimo tu comentario.
      Besos.

      Eliminar
  7. Poética entrada, Pitt.
    Para no romper el hilo te dejo otro poema, de Salinas, en este caso:

    ¿Fue como beso o llanto?
    ¿Nos hallamos
    con las manos, buscándonos
    a tientas, con los gritos,
    clamando, con las bocas
    que el vacío besaban?
    ¿Fue un choque de materia
    y materia, combate
    de pecho contra pecho,
    que a fuerza de contactos
    se convirtió en victoria
    gozosa de los dos,
    en prodigioso pacto
    de tu ser con mi ser
    enteros?
    ¿O tan sencillo fue,
    tan sin esfuerzo, como
    una luz que se encuentra
    con otra luz, y queda
    iluminado el mundo,
    sin que nada se toque?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una delicia leer tu comentario, nada hace falta añadir sino darte las gracias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Que sería de la vida sin amor... El amor es sin lugar a dudas el pegamento del mundo "todo lo une, todo lo pega"
    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y también complejo.
      Gracias por este comentario y tu presencia.

      Eliminar
  9. Que sería de la vida sin amor... El amor es sin lugar a dudas el pegamento del mundo "todo lo une, todo lo pega"
    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  10. Después de leer esto nada más se puede decir sobre el amor solo puedo añadir que es algo que todos deseamos practicar y sentir.
    Besos Pitt.
    Puri

    ResponderEliminar
  11. Pensar el amor, no esta mal para nada... Asi se disfruta mas...

    Y la fotografía es exquisita 👌

    ResponderEliminar
  12. Letras encendidas por el deseo, excitante y mágico . Una entrada genial!! Besos

    ResponderEliminar