Seguidores

martes, 30 de enero de 2018

Antonio Colinas



Me llamaste en la noche y yo dormía
Dormía, más logré sentirte al lado
de mi cuerpo y creía que soñaba.
Soñase o durmiese, me llamaste
dulcemente en la noche en que velaba.
Sí, velaba, temblaba, me salía
de mí cuando en la noche susurrabas,
aunque sólo durmiese y te soñase.
Sólo sé... no sé nada; sólo creo
que quizá eras tú quien me soñaba
poniendo yo mis labios en los tuyos.
Sólo sé que brotaste de lo oscuro,
sólo sé que entreabriste mis tinieblas
como una luz que hablase a mis silencios.

Antonio Colinas.

14 comentarios:

  1. Encandilaba.... Estaría en vela las noches por ver cada mmañana

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cada noche
      la luz en candil
      andaba encandilada,
      en espera silenciosa
      de cada madrugada.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Sorpresas se lleva uno en la cama

    ResponderEliminar
  3. Es una maravilla, me ha encantado.

    ResponderEliminar
  4. La noche el silencio los sueños, dan para hacer una hermosa poesía como esta.
    Encantador el último verso.
    Saludos y gracias por tu amable visita.

    ResponderEliminar
  5. Antonio Colinas, otro Grande.
    Para muestra, este poema.

    Besos.

    ResponderEliminar