Seguidores

viernes, 6 de abril de 2018

Libre albedrío



El don del libre albedrío. Un don envenado y maléfico que permite que los hombres se maten unos a otros. O que un niño muera de hambre.

22 comentarios:

  1. hay albedríos motivados. Y evitables

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces siento el turbulento impulso de conocer la nada.

      saludos

      Eliminar
  2. Sé que el libre albedrío tiene una diferencia con la libertad,; pero no llego a comprender bien esa diferencia.

    Pienso que aunque adoro la libertad, debe haber unas leyes sociales. Hay personas con desordenes neurológicos o psiquiátricos, o incluso conciencias mal formadas. Tenemos el caso de Gabriel, reciente.

    Bueno, este es un tema que da muchísimo para pensar en ello.

    Muchos besos, Pitt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por libre albedrío se entiende la capacidad de optar entre distintas alternativas que se nos ofrecen o crear otras nuevas. Nadie ni ninguna ley de la naturaleza puede torcer en principio nuestra voluntad.
      Pero... también se puede contradecir la existencia del libre albedrío: Si consideramos que nuestros pensamientos constituyen un tipo de estado biológico-físico, no puede existir el libre albedrío.

      Y muchas más cosas...

      Muchos besos,.

      Eliminar
  3. Sé que el libre albedrío tiene una diferencia con la libertad,; pero no llego a comprender bien esa diferencia.

    Pienso que aunque adoro la libertad, debe haber unas leyes sociales. Hay personas con desordenes neurológicos o psiquiátricos, o incluso conciencias mal formadas. Tenemos el caso de Gabriel, reciente.

    Bueno, este es un tema que da muchísimo para pensar en ello.

    Muchos besos, Pitt.

    ResponderEliminar
  4. Te dejo aquí una cita sobre este tema.

    “Un sujeto, en ciertas circunstancias dadas y enteramente determinadas, puede con arreglo a aquella libertad de indiferencia obrar de dos modos simétricamente opuestos entre sí”

    El libre albedrío implica, entonces, una existencia sin esencia; es decir, algo que, al mismo tiempo es y no es nada, lo cual constituye una evidente contradicción.

    El operari (actuar) de un hombre dado se determina por los motivos e, internamente, por su carácter; y todo cuanto hace, lo hace necesariamente.

    Arthur Schopenhauer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos ante otro caso del gato de Schrodinger...
      Incluso se especula sobre la posiblidad de que la toma de decisiones sea más del subconsciente de lo que parece.

      Eliminar
  5. Más que un regalo envenenado es un regalo mal usado por algunos. Quienes ejercitan el libre albedrío de una forma que limita muy drasticamente el de otros.
    No sé si se estaría mejor con el destino.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Creo que el libre albedrío va ligado a la conciencia.
    Intentaré explicarme: Uno tiene la libertad (libre albedrío) de hacer tal o cual cosa, (empujar a una persona a un barranco, por ejemplo), pero hete aquí que tu conciencia (suma de tu libre albedrío -libertad- más tu responsabilidad -conciencia-, te impiden cometer ese acto).
    De seguro hay más factores, pero intento sintetizarlo al máximo.
    salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ambos son términos que incumben a la filosofía y que su existencia y definición dependen de una u otra escuela. Tu síntesis es harto interesante.

      salut

      Eliminar
  7. Si hay personas que ni ellos mismos se quieren, entonces cómo van a querer a los demás, cuando existe odio en su interior.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón y, a veces, esas personas somos nosotros mismos, eso es lo que más miedo me da.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Todo dependerá cómo sea la conciencia de dicha persona , tenemos con ese don de elegir el bien o el mal ..en definitiva es nuestra conciencia la nos dirá el camino a seguir.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que te digo, un don envenenado.

      Un abrazote

      Eliminar
  9. Debo estar lenta, pero no veo el qué del libre albedrío y las injusticias del mundo.

    Tendré que usar gafas ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como todo lo filosófico tiene que encajar con una base de creencia, comprendo que no veas relación aunque en realidad el texto se refiere a que ante la existencia de esa capacidad de elección mejor sería no tenerla a la vista de las injusticias que se comenten gracias a ella, es decir, que hubiera una ley física que impidiera según que acciones, al estilo de las leyes de la robótica de Asimov.
      No sé si me he explicado o no he servido de gafas.

      Eliminar
  10. Prefiero tener ese regalo envenenado a no tenerlo. Ya procuraré yo equivocarme lo menos posible y si me equivoco, que me equivocaré, seré indulgente conmigo.
    Libremente te mando un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se refiere más al lado filosófico y es, como siempre, tema de debate inconcluso. Incluso se puede insertar la neurociencia y entonces aparecen todavía más sorpresas... pero eso es otra historia...
      Un beso.

      Eliminar
  11. Mi libre albedrío, mis derechos (sin obligaciones), mi libertad de expresión... conceptos que no se entienden y que son la base de hacer y decir lo que me da la gana, incluso para quitarse responsabilidades.
    Nos falta mucho todavía.
    Esta entrada para comentar, debatir y decir mucho.

    Besos, Pitt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, es un tema para debatir, incluso para afirmar o negar su existencia, tanto deesde el punto de vista filosófico como científico.
      Largo.

      Besos.

      Eliminar
  12. Voluntad/Libertad.

    (?)

    Cuando lo resuelva, ya si eso me avisa, y me da un toque;)

    Saludos.

    ResponderEliminar