Seguidores

domingo, 13 de mayo de 2018

La luna que une



Cuando contemplas la luna es bonito pensar que alguien al que añoras la contempla en el mismo instante que tú. La luna tiene brazos que unen a la gente.

27 comentarios:

  1. Permíteme la impertinencia pero la luna de ese dibujo... Ummm cómo lo diría. Se le transparentan las estrellas. Y eso, como que no. Que la parte oscura es también luna.
    Pero la idea genial. Yo también tengo gente que me quiere y se acuerda de mí cuando ve la luna y me gusta. Y gente que se acuerda de mi madre pero esos no me quieren tanto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Tienes toda la razón! Me has abierto los ojos a los detalles, a los detalles, ante todo, sobre la luna, y fíjate la idiotez que me encuentro del poeta mejicano Jaime Sabines:
      "La luna se puede tomar a cucharadas
      o como una cápsula cada dos horas.
      Es buena como hipnótico y sedante
      y también alivia
      a los que se han intoxicado de filosofía.
      Un pedazo de luna en el bolsillo
      es mejor amuleto que la pata de conejo:
      sirve para encontrar a quien se ama,
      para ser rico sin que lo sepa nadie
      y para alejar a los médicos y las clínicas.
      Se puede dar de postre a los niños
      cuando no se han dormido,
      y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
      ayudan a bien morir".

      Como que no... todo el mundo sabe que nadie se puede intoxicar de filosofía.

      Sergio, otra idiotez que he encontrado, esta vez sobre el sol, que tener dedos el sol, como que no:
      "El sol utilizó las paredes de la casa y se apoyó, como la punta de un abanico, sobre una persiana blanca; el dedo del sol marcó sombras azules en el arbusto junto a la ventana del dormitorio".

      Este fragmento seguro que lo reconoces, así que ahí lo dejo.

      Un superplacer leerte en este espacio.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
    2. Me adelanto a matizar que son dos fragmentos que me encantan pero, dada su incongruencia, comprendo que sólo es por mi romanticismo, que me hace ser superficial en la observación, y mi analfabeta y escasa cultura que me hace emocionarme con cualquier cosa.

      P.S. Cómo vengo de fiesta vengo con ganas de hablar.

      Eliminar
  2. es lindo ésto al recordar gente que se fue y uno amó... espero que suceda entonces...

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. "De tu ventana a la mía", de Paula Ortiz.

      Saludos

      Eliminar
  4. Decir que he cambiado la imagen después de leer el comentario del gran Sergio que aludía a la anterior con su precisa y correcta alusión. Agradezco que siempre haya alguien que preste tanta atención a lo que se publica.
    Fuerte abrazo, Sergio. Un grande al estilo de Noelplebeyo, otro de los intelectuales que me enorgullece lean este espacio.

    ResponderEliminar
  5. Es precioso esto que nos ofreces Pitt. Yo siempre pienso lo mismo cuando la contemplo e incluso llego a emocionarme al verla allí en lo alto vigilándonos a todos. Romántica que es una ..
    Besos Pitt.
    Puri

    ResponderEliminar
  6. Buenas noches amigo , veo que tienes una faceta romántica eso siempre es bueno ..la Luna esa gran desconocida que a todos nos tiene hechizados y en ella queremos ver tal vez a quien no tenemos al lado ..
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es mi faceta más auténtica. Tierno, sensual, romántico al fin.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Precioso... Y además creo que es muy cierto.

    Un beso grande, Pitt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que soy muy romántico y... vergonzoso.

      Un besos grande.

      Eliminar
  8. Y además es que ese pensamiento al que aludes es universal. Nos hermana a las gentes.

    ResponderEliminar
  9. Esa persona ausente y uno mismo mirando la misma luna. Es una idea romántica donde las haya

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Ummm, La Luna...si yo te contara...es el eje vital de mi vida y de mis letras. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo creo, queda manifiesto en "Mundo perigeo".
      Un beso.

      Eliminar
  11. No estaremos tan lejos si los dos vemos la misma Luna...

    ResponderEliminar
  12. Este pensamiento que nos dejas también lo tuve yo en algunas ocasiones, y es por lo que dices, que la luna, une.
    Además nos hace soñar.

    Besos, Pitt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidencias, Vero, bellas coincidencias.

      Besos.

      Eliminar
  13. ¡Cuantas veces los que hemos amado, nos hemos consolado con la misma idea.!
    Y me has hecho recordar de Maria Monvel...
    Es que yo era la luna y es que tu eras el sol.
    Cuando resplandecías blanca brillaba yo.
    Me mirabas diciendo: "¡que dulce resplendor!" y bajo mis destellos de clara inspiración se amaban los amantes con más ardiente amor.
    Es que yo era la luna y es que tu eras el sol.
    Las gentes lo ignoraban y lo ignoraba yo.
    ¡Yo creía que mío era todo el fulgor!.
    Pero un día en el cielo el sol apagó Dios.
    No brilló más la luna ni nunca más bañó rostros de amantes pálidos con pálido fulgor.
    Como apagada escoria en las nubes quedó y supo, ¡oh, desencanto! que no era un resplandor, sino el reflejo pálido que le mandaba el sol.
    Tú eras el sol, mi vida, y la luna era yo.

    Siento la extensión pero es que hoy tengo alma gitana.
    Mis respetos Don Pitt.

    ResponderEliminar