Seguidores

lunes, 31 de diciembre de 2018

En el taller



- Buenos días. Venía a que me revisaran esta rueda, que dice mi mujer que se desgasta mucho.
- Estará desequilibrada.
- Una puta loca, igual que su madre.

domingo, 30 de diciembre de 2018

jueves, 27 de diciembre de 2018

Relatos jueveros: finales sorprendetes. Hansel y Gretel



Para leer y participar, todos los relatos aquí

Echaron entonces a correr, entraron como una tromba y se colgaron del cuello de su padre. El pobre hombre no había tenido una sola hora de reposo desde el día en que abandonara a sus hijos en el bosque; y en cuanto a la madrastra, había muerto. Volcó Gretel su delantal, y todas las perlas y piedras preciosas saltaron por el suelo, mientras Hänsel vaciaba también a puñados sus bolsillos. Se acabaron las penas, y en adelante vivieron los tres felices. Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

(Hasta aquí el final de los hermanos Grimm)

Eso pensaba la feliz familia hasta que empezaron sus pesadillas. En primer lugar los niños fueron interrogados como imputados, perdón, investigados, por maltrato a los animales al pasar un río montados en un pato, que verdaderamente mecagoentodo es de ser unos salvajes, pero lo más gordo fue el homicidio de una pensionista anciana en su propio horno valorando la posibilidad de asesinato con premeditación porque ya llevaban unos días rondado la casa de la viejita, incluso los críos argumentaron que era una bruja, como si las brujas existieran, y que se los quería comer, en fin, que pasaron al Tribunal de Menores directamente y ahí va el caso. En cuanto al padre ni que decir tiene que esa repentina y muy oportuna muerte de su esposa, madastra de los niños, le ha llevado directamente a los calabozos de la Comandancia por presunto asesinato. En todos los casos, el padre, Hansel y Gretel han sido acusados también de violencia de género por lo que las penas podrían ser muy superiores porque todo el mundo sabe que no es lo mismo matar a una mujer que matar a un hombre.
Si el pato resulta ser pata a los críos se les va a caer el pelo.

FIN

(Imagen: Hansel y Gretel detenidos de nuevo por pertenencia a banda armada y asociación con fines criminales)

Relatos jueveros: finales sorprendentes



Pinocho

Para leer todos los relatos o participar aquí

Pinocho se volvió a mirarlo. Y después de mirarlo un poco, dijo para sí con gran satisfacción: «¡Qué gracioso era como marioneta! ¡Y qué contento estoy de haberme convertido en un buen muchacho!».
(Hasta aquí el final de Carlo Collodi)

Continuación...

Poco le duró esa felicidad a Pinocho y pronto comenzó a sufrir como humano, como humano adolescente. Pero eso es otra historia, sólo adelantar que la primera experiencia que tuvo con el otro sexo fue tan desastrosa que, de forma muy humillante para él, tuvo que aceptar de la muchacha, como regalo, un manual de sexo que, como pudo comprobar con el paso del tiempo, aunque no produce orgasmos, puede ayudar a que, cuando se dé la ocasión, con lo aprendido, los orgasmos sean de mejor calidad.
Dejaremos aquí la historia, en realidad un compendio de humillaciones al que había sido un bandarra como marioneta, y no contaremos como fue sodomizado por segunda vez, la primera ocurrió en su otra vida y fue con un berbiquí en el taller de Geppetto, no con intenciones sexuales hacia el muñeco, ya que nadie fue procesado por ello, sino para poderlo acomodar en una silla y sujetarlo con un vástago en el asiento, justo lo contrario a su experiencia posterior que le dejo sin poderse aposentar en silla alguna durante un tiempo.

Reflexiones fin de año



Expuesto y sensible, alerta a una existencia que sólo suma ya intemperies.

(Foto: Pitt Tristán, de una obra de la artista zaragozana Cristina Huarte)

martes, 25 de diciembre de 2018

Los Campanilleros. Teatro Real




A la guitarra el maestro Alfredo Lagos. En las voces, Pasión Vega, Rocío Márquez, Roko, Zapata y José Mercé.

¡Qué arte!

domingo, 23 de diciembre de 2018

Feliz Navidad



Una persona alcanza la madurez cuando descubre que el acto de detenerse en medio del ritmo diario no es una pérdida de tiempo sino un auténtico lujo.

Aprovechemos estas fechas navideñas para disfrutar de la tertulia y el encuentro con nuestros seres más queridos.

¡Feliz Navidad!