Seguidores

martes, 11 de septiembre de 2018

La cara y la cruz. Mujer, la poligonera



Después del glamour de ayer también tenemos que dar cabida, en aras de la diversidad y de la libertad de expresión y todas esas cosas, a estas mujeres todo arrojo y virtud popular, reflejadas en este breve relato dialogado.

Mefistófeles se les apareció a estas muchachas.

- Soy Mefistófeles.
- ¿Quiénnnnn?
- El demonio
- Ah, pues dilo.
-¡Me cago en la puta! La última vez que me aprezco en un polígono.



8 comentarios:

  1. jajaja, en este caso aun polígono industrial, imagino. Somos poliédricas, todos los somos, pero las mujeres tenemos las facetas bastante marcadas y se nos nota :-). Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, me da que a estas almas no las captura :)

    Más besos.

    ResponderEliminar
  3. Eso le pasó por presentarse con uno de sus nombres de pedigrí :D

    Besos, Pitt.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.