Seguidores

viernes, 10 de julio de 2020

La gran belleza



Viendo "La gran belleza" de Paolo Sorrentino, se identifica uno con Jep Gambardella cuando dice que cumplir años le ha hecho ver que no tiene por qué hacer cosas que no quiere hacer. También con su amigo Romano que, antes de regresar al pueblo, después de cuarenta años en Roma, dice que la nostalgia es lo único que nos queda a los que no creemos en el futuro.

10 comentarios:

  1. Magnífica película, y ese lema (el primero..y el segundo también) ya hace algunos años que lo interioricé... es que cuando pasas de los 60 si no lo haces....


    Abzo

    ResponderEliminar
  2. habrá que verla...
    antes de pelear con las frases...

    ResponderEliminar
  3. Es una manera tan bien de creer en algo.
    Un abrazo y sigamos cumpliendo años, aunque sólo sea por tener nostalgia.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡La música es sublime!!! Y yo no tengo tantos años como el gatito, pero me sumo: puedo elegir lo que quiero hacer y con quién lo quiero hacer :))) Sobre el futuro... aún tengo algunas dudas.

    :))

    ResponderEliminar
  6. Soy un gran fan de Sorrentino.... de Roma, de Fellini y del cine italiano. La Gran Belleza es la última película que vi en el Cine Elíseos de Zaragoza, me emocionó profundamente y la veo de vez en cuando, es una obra maestra en mi opinión. Te recomiendo, querido amigo, que veas Juventud, de Sorrentino... no llega a ser tan exquisita como la Gran Belleza pero es una divagación sobre la edad, la nostalgia y el camino reccorido, además de un sublime encuentro actoral entre Michael Caine y Harvey Keitel. Abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  7. La vi en su día y la encontré una película llena de magnetismo, con unas imágenes de Roma de noche y al amanecer verdaderamente impagables y una fotografía potente y muy contrastada, estupenda. Me emocionó bastante el pase final de los títulos de crédito, que no iban desfilando sobre un fondo negro, sino en un plano secuencia navegando sobre el Tíber, con final en el puente del castillo de Sant´Angelo y las esculturas de Bernini, acompañado por la buena música que había punteado toda la película. Pero...la han pasado alguna vez por la tele (TDT) y siempre le han suprimido ese cadencioso final para dar los chirriantes anuncios de rigor. Una pena (y una vergüenza, por cierto).

    ResponderEliminar
  8. ¡La tendré que ver, me la apunto!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Pues yo también me identifico con lo que dice Gambardella. El cine italiano me gusta, así que la tendré en cuenta.
    Un abrazo, Pitt

    ResponderEliminar
  10. Quien no cree en el futuro está muerto, enterrado en esa caja hecha de buena madera de nostalgia.
    Cuando pienso en la nostalgia me viene a la cabeza aquel burro que le ponían la zanahoria delante de el. Quería y no podía
    Ya es que me confundo...no sé lo que es el futuro....ni cumplir años

    Abrazo Pitt

    ResponderEliminar