Seguidores

jueves, 27 de agosto de 2020

Días de pandemia

 


¿Dónde quedó la alegría de vivir? ¿Podremos vivir la amistad del clima, respirar tranquilamente el hálito de la tierra cuando amanece, bañarnos en el mar como una purificación?¿Es hermosa aún la hermosura, se ilumina nuestro rostro en los días aciagos?¿O comenzamos a ser  sangre rencorosa, paciente solo para la desesperanza, la insidia y el ultraje?

12 comentarios:

  1. Tristán:
    hay que tener precaución y sentido común.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que sí por eso digo disfrutemos íntimamente y dejemos los diálogos de besugos, la sobreinformación mediática, la inútil verborrea, las contradicciones de todo el espectro político, el aprovechamiento hipócrita de la de otientación. Algunos hemos padecido la enfermedad en el grado más violento y sabemos de sus estragos aun salvando la vida y deseamos, desde la precacución y el sentido común, volver a ella.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Creo que en general andamos tan metidos en nuestras preocupaciones que nos olvidamos de la alegría de vivir, vamos, celebrar que aquí estamos y podemos aspirar a ser felices. La enfermedad y los sobresaltos laborales añaden más leña al fuego, y así andamos, temerosos y desconfiados en vez de agradecer lo que tenemos.
    Amar la vida es una actitud, y aunque la situación lo ponga difícil es el estado natural de la persona, los niños son prueba de ello. Rescatar a nuestro niño interior para recordar que tenemos sueños por cumplir es el reto de cada mañana al despertarnos. Me he puesto filosófica, ja,ja, al final pienso que lo mejor es tomarse la vida con filosofía. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado tu mensaje y esa era la idea. Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. La vida sigue, con pandemia o sin ella, busquemos la mejor actitud para ser felices en ella. Cuando atraviesas circunstancias vitales en las que miras a la muerte de cerca ves con otros ojos menos abrumadores la circunstancias actuales. En tu caso el covid o en el mío un tumor cerebral que me ha dejado importantes secuelas. Personalmente soy feliz y también lo estoy después de renacer de nuevo a la vida, a la segunda oportunidad de ver crecer mis hijos, de despertar cada día y disfrutarlo a tope. Un abrazo 🤗

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la grandeza que tenemos que potenciar, no hablo de rebelión ni de desacato, sino de manifestar que, incluso en medio de una guerra, hay momentos para los besos.
      Un abrazo y me alegro de tu talante y de tu encomiable actitud ante las dificultades. Eres grande.

      Eliminar
  4. Sinceramente creo que la persona que sea en su vida negativa seguirá siendo de igual modo, hay que darnos cuenta y ser responsables que esto no va ser eterno al menos que sepamos y amoldarnos hacer igual cosas pero de diferente modo. Tan poco es tan complicado es poner buena voluntad y pensar que es por el bien de nosotros y de los demás.
    Vivir es lo importante ya lo adornaremos cada cual a su estilo de vida.
    Un abrazo y feliz dia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y algunos aprovechan para sacar beneficio del río revuelto, sobre todo en los dimes y diretes que en muchas ocasiones caen en la más disparatada contradicción como esas peticiones desde hace años para que las putas autonomías tengan todas las competencias posibles y cuando hayu que mojarse el culo echan balones fuera. Gentuza.
      Un abrazo y felices días en los que vamos hacia la luz.

      Eliminar
  5. Hola Pitt, por mi parte pienso disfrutar de la vida tal y como venga, y saborear cada mañana sin temor a lo que pueda suceder, porque me niego a vivir con miedo. Nadie sabe qué va a suceder mañana. No quiero que mi vida pase sin haberla vivido a concho. Porque el tiempo es valioso. Todos tenemos días malos pero no todos tenemos la misma actitud frente a ello. Yo soy positiva a pesar de todo, e intento no agobiarme con preocupaciones, sino que me ocupo de lo que sí puedo manejar y valoro cada instante de felicidad como un regalo inmenso. Ojalá que todo lo que ha pasado les sirva a muchos para valorar realmente lo importante.

    Te dejo un abrazooooo grandeeeee!!!! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También quiero ser positivo, además para un misántropo tampoco le resulta muy penoso estar apartado de la muchedumbre, pero en lo íntimo prefiero alegría. En eso último temo opinar que nadie escarmienta en cabeza ajena.
      Un abrazo grande y agradecido.

      Eliminar
  6. no tiene nada que ver, pero le recomiendo leer a juanavalentinaquerida:

    http://recachengue.blogspot.com/

    y ojalá que vuelvan las oscuras golondrinas, etc...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaajaja, provoca la sonrisa, es un texto inteligente y divertido, tanto el post como tu respuesta digna de un hombre ingenioso y sabio.
      Habría golondrinas que, de saber algunas cosas, quizá ni se molestarían en volver, pero así eran los románticos...

      Abrazo.

      Eliminar