Seguidores

sábado, 27 de marzo de 2021

Los libros por su tapa. Los mandarines


Sinopsis.

 Tras la guerra y el naufragio general que ésta ha significado, la psicoanalista parisina Anne Dubreuilh, ya cercana a los cuarenta años, trata de recomponer su vida. Su marido es un célebre escritor mucho mayor que ella y Henri Perron, su amigo más cercano, vive su plenitud creadora y su obra está a punto de ser aclamada unánimemente por el público. Todos ellos han participado en la resistencia durante la ocupación.

En realidad, la novela comienza con una fiesta en el apartamento de Paule, mujer de Henri, en diciembre del 44, cuando la guerra todavía no ha finalizado. Pronto caemos en la cuenta de que lo que ha comenzado como una celebración no es sino el umbral de un tiempo de nuevos desgarros y crisis. Ahora que la libertad es palpable, casi real, tras un prolongado período de ascetismo parecería natural que el temor y la desdicha diesen paso a la ilusión y a los sueños y que los proyectos largamente aplazados renaciesen con fuerza. Pero nada va a ser tan fácil y, solapadamente, una profunda tristeza se va a instalar en la vida de cada uno de los protagonistas, símbolo del conjunto de la sociedad francesa.

Premio Goncourt en 1954, Los mandarines es indiscutiblemente la novela documental más importante sobre los años de posguerra en Francia y considerada como lectura impresicindible en el movimiento feminista como todas las obras de Simone de Beauvoir.

Advertencia: Estos libros se han seleccionado atendiendo únicamente a mi particular sentido de la estética de su portada por lo tanto la obra puede ser una porquería. No me hago responsable del contenido.


9 comentarios:

  1. Elegante portada.
    Aquí se ha de tener en cuenta la autoría. (Nótese mi transversalidad al no poner autor o autora).

    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien por tu trans, escribiolo -nótese la transversalidad- una persona, una persona humana. Pero aquí lo que importa es la portada, lo siento.

      Salut

      Eliminar
  2. Buena recomendación. Lo leí hace tiempo y vale la pena

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, Luis Antonio, es lo de menos en esta entrada, no me refiero a que lo leyeras, me refiero al contenido, lo que me importa es el continente, así somos los casquivanos.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Me llamó la atención que se haya elegido para la tapa un gallo, considerando la temática que nos cuentas (aclaro que no leí el libro). Pensé un poco y se me ocurrió que simbólicamente podría relacionársele con un nuevo despertar, anunciando la salida del sol. Ahí encontré un punto de conexión que podría justificarlo. Después hallé esto: El gallo ya en los antiguos escritos representaba el sentido de la exaltación del coraje, del orgullo, de la majestad, del señorío, del ojo avizor, del despertar, de tutela, de vigilancia. Creo que vale.
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una brillante exposición. Para que luego digan que no da de sí la ilustración de una portada.
      Muy buena aportación.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Estado indagando sobre ella y creo que su historia personal merece leer una novela suya, no he leído nada de ella y me has despertado la curisodad.La portada al menos es curiosa y como bien dice Neo, pudiera ser un canto a la nueva libertad. Gracias Pit , me ha gustado mucho. Buenas noches chaoo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no entiendo nada de literatura pero me parece que esta no es una novela 'fácil' precisamente.
      Me gusta ese minimalismo de las portadas de Edhasa.
      Buenas noches.

      Eliminar
  5. Hola Pitt. Él gallo es precioso lo que haya dentro ya es otro cantar, pero la portada tiene mucho color y se ve un señor gallo muy presumido.
    Abrazos

    ResponderEliminar