Seguidores

miércoles, 3 de marzo de 2021

Volver al caos

 


Algunos creemos que somos una democracia regida por la ley del pueblo, que la Constitución ha manado del pueblo, que el Parlamento es elegido por el pueblo, algunos creemos en ello. Siempre he pensado que debíamos seguir en ese esfuerzo de mejora dentro del respeto a las leyes y, si acaso, intentar cambiarlas por los cauces democráticos.

Pero, vista la desafección de gran parte de la población hacia nuestro modo de vida actual, la inquina de los más jóvenes contra nuestro legado, la desaforada violencia contra lo público y lo privado, la falta de respeto hacia la gente mayor o cualquier tipo de jerarquía comúnmente pactada, por mi parte ¡que se acabe la humanidad! Y volvamos al caos, que el orden cuesta mucho, inmenso esfuerzo, y no veo que se pague ese sacrificio.

Pobre Ghandi, que decía: "Debemos ordenar el caos. Y no tengo duda de que el mejor y más veloz método es implantar la ley del pueblo en vez de la ley de la turba".


8 comentarios:

  1. Hace ya tiempo que estamos viviendo en el caos, quizás porqué de entrada no vivimos en un estado democrático, y en cuanto a Gandhi no seria un buen ejemplo de nada em general, mejor obviarlo. Para que los ciudadanos respeten les leyes, las leyes deben ser justas y respetar a los ciudadanos no actuar contra ellos. El orden es fácil, sólo hacen falta gobernantes justos.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Pitt, yo no creo que se deba de acabar el mundo, sí poner freno a algunos jóvenes, que no son todos, son una pequeña minoría los antisociales. Apoyar a las fuerzas de seguridad y poner unos limites en cuanto se hagan manifestaciones que son necesarias, pero con cautela y respetando lo de todos y lo ajeno.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No está en mi mano, solo digo que no me importa. ¿Una minoría? ¿Una minoría de antisociales? Lee el comentario de Francesc P. más arriba, ¿te parece un antisocial? ¿has conocido algún momento de la historia en que algún país haya tenido unos gobernantes justos? Pues esa es la excusa de muchas personas para dinamitar lo que tanto esfuerzo llevo ir construyendo, con imperfecciones, claro que sí, pero no justifican este desprecio a nuestros antepasados y a nosotros mismos, de años y años de trabajo honesto, que tanto lucharon y luchamos para que tengamos este presente. Y nos dicen que es una mierda. Perdona que no sienta ninguna compasión si van a tomar por culo sus hijos, sus nietos y la madre que los parió (ya me gustaría tener el talento de Pérez Reverte para poder ser más claro).
      Abrazos.

      Eliminar
    2. Si lees el comentario del bueno de Francesc en lo que se refiere a Ghandi es por su oscura relación con asuntos de niñas y racismo, ya sabes, esos lados de sombras que tienen personajes que nombramos como si hubieran sido superiores; lado oscuro como el de tantas familias catalanas dedicadas al lucrativo negocio del tráfico de esclavos durante el siglo XVIII y bien entrado el siglo XIX y, lo más llamativo es que todavía conservan estautuas y calles en Barcelona, hoy en día, como homenaje, en fin, quería aclarar esa importante puntualización que nos hacía Francesc Puigcarbó, siempre atento.


      Abrazos, Isa.

      Eliminar
    3. https://www.youtube.com/watch?v=cxZDoT72oP4&feature=emb_logo
      No me parece a mi que Gandhi haya sido malvado. No he encontrado nada de su maldad. Él quería conseguir las cosas sin que los indues cayeran en la violencia. Uno de sus hijos por despecho y pensando que estaba abandonado, hizo todo lo contrario que el padre. "Uniros en esta lucha de la fuerza contra el derecho". Ejercía la lucha sin la violencia.

      Eliminar
  3. Amigo Pitt, la ley es la moral, lo demás es desequilibrio y cuando el equilibrio se pierde, las cosas se caen.
    Mira, amigo, lo mío siempre ha sido construir y procurar que las cosas se sostengan, sé muy bien cuánto cuesta construir: esfuerzo y dinero, grandes dosis de sentido común y asumir unas responsabilidades tremendas y ahora veo a esta pandilla de descerebrados que no saben lo que vale un peine y me cuentan milongas. Creo que si esto sigue así acabaremos muy mal.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabaremos mal. Ya ves quienes son los que están empezando a controlar la política, como decía Muñoz Seca en su título "Los extremeños se tocan".

      Abrazos.

      Eliminar