Seguidores

miércoles, 28 de diciembre de 2011

El olvido

Leo en el blog de una seguidora algo sobre el olvido. Así lo ven los refraneros de diferentes lugares del mundo:
Proverbio alemán: Una buena forma de desacreditarse es olvidar.
Proverbio árabe: Para gozar hay que comenzar por olvidar.
Proverbio español: La única forma de olvidar es olvidar por completo.
Proverbio francés: Quien ama mucho tarda en olvidar.
Proverbio inglés: Lo que querrías olvidar es aquello que querrías recordar de otra forma.
Personalmente, en mi calidad de misántropo y hedonista, me quedo con una cita de Christina Rossetti: Es mejor olvidarse y sonreír que recordar y entristecerse.

lunes, 26 de diciembre de 2011

sábado, 24 de diciembre de 2011

Navidad 2011

Por una Navidad llena de villancicos, turrón, cava, y sobre todo amor, por una Navidad donde compartir sea el verbo más conjugado. Feliz Navidad.

martes, 20 de diciembre de 2011

Bienvenida a Agustín

Damos la bienvenida a Agustín y a su blog http://agustindesnudo.blogspot.com/ que, según manifiesta el autor, está compuesto por: "política, economía, sociología, religión". Blog ideal para dejar todos vuestros inquietos comentarios y, en estas fechas tan señaladas, no volcarlos durante la cena de Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo o Reyes sino queréis montarla "parda"; para nuestras necesidades tertulianas tenemos los blog como el que generosamente publica Agustín. Por cierto que es un blog bilingüe, en español (por todos conocido y poco apreciado) y en inglés (ese idioma que cualquier día nos ponemos a estudiar para entender las canciones que pone Marikosan en su blog, y el blog de Natalia). Un abrazo a Agustín y gracias por seguirnos.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Shangri-La


"--¿Qué religión profesan aquí?
--Yo diría que nuestra creencia común se basa en la moderación. Predicamos la virtud que reside en evitar los excesos de cualquier tipo, incluso el exceso de virtud misma. (...) Gobernamos con una severidad moderada y a cambio nos corresponden con una moderada obediencia; como resultado nuestro pueblo es moderadamente honesto, moderadamente puro y moderadamente feliz."


De la película "Horizontes perdidos"

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Pesimistas y optimistas

Los únicos interesados en cambiar el mundo con los pesimistas, porque los optimistas están encantados con lo que hay.
José Saramago.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Mocos

El vínculo entre los mocos y la pobreza perdura. En su devastadora descripción de la vida en el Zimbabue contemporáneo, Peter Godwin refiere un episodio en el que un niño se acercó a la ventanilla cerrada de su coche, pidiendo limosna. Cuando Godwin no la bajó, "él se pasó la mano por la nariz llena de mocos y escribió en el vidrio con mocos amarillos: ayúdeme". La utilización de los mocos como material de escritura, del dedo como blolígrafo y de la ventanilla como papel ilustra la completa destrucción del país por parte de Robert Mugabe y sus secuaces. Ellos han reducido a los habitantes de Zimbabue a sus propios cuerpos desposeídos. Aún así, no les han arrebatado su capacidad humana fundamental de trascender su cuerpo, como ilustra este niño famélico que utiliza el suyo como sustituto de los instrumentos que no puede comprar.

domingo, 11 de diciembre de 2011

Paloma negra


Tengo miedo de buscarte y de encontrarte, (sí, ya sé que no es martes, pero la canción de sentimiento es la canción de los martes, de toda la vida)
Por todo lo que significa confieso que me caen las lágrimas al escuchar y poner en este blog la voz de la sobrenatural Lila Downs en la interpretación de esta impresionante canción.

Mariachi

Nos enteramos por el blog de Sara O. Durán del reconocimiento del Mariachi como patrimonio inmaterial de la humanidad. Vaya nuestra enhorabuena y dedicamos esta entrada muy cariñosamente a todo ese pueblo y especialmente a Sara, dulce como una canción, ¡Qué bonito es Chihuahua!¡Qué bonita es Sara!

sábado, 10 de diciembre de 2011

Ambigüedad

"He notado claramente que tengo una opinión acostado y otra de pie". La frase es del filósofo alemán G.C. Lichtenberg y es un aforismo perfecto para definir la ambigüedad y la perplejidad.
Los hechos mutan y la verdad se esconde en la multiplicidad de las interpretaciones.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Las lágrimas de Rousseau

En el teatro lloramos ante la tragedia vivida en el escenario y nuestra reacción emocional nos crea una agradable sensación de autosatisfacción. Luego, cuando nos marchamos, nos enjugamos las lágrimas y seguimos como siempre; quizás nos comportamos incluso peor que antes. El escenario, pensaba Rousseau, nos convierte de agentes en testigos y el deseo de combatir la desigualdad y la injusticia también se escurre con nuestras lágrimas.

jueves, 8 de diciembre de 2011

El jardín de las delicias

Yo te estoy mirando. Te contemplo. Echada ahí sobre la cama de cuyo borde pende dulcemente tu pie mientras que la otra pierna se arquea en una curva suave hasta ocultarme casi los leves rizos de tu vientre: y acaricio con la vista tu pecho, tu garganta, la boca entreabierta , la mata de pelo que se derrama por la almohada. Toda esa hermosura que a veces sabe encenderse entre mis brazos hasta consumirme en sus llamaradas, y que ahora, dormida, quieta , se me entrega de otro modo.
"El jardín de las delicias"
Francisco Ayala

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Goncourt

Tenían razón los hermanos Goncourt cuando, en un acto de fe en quienes nos enseñan a mirar la belleza y los secretos del mundo, reconocieron que "aprender a ver es el más largo aprendizaje de todas las artes".

martes, 6 de diciembre de 2011

sábado, 3 de diciembre de 2011

El árbol de Navidad




Aunque todo el mundo proclama que no le gusta la Navidad estas fechas nos acercan a ella y este blog no es inmune a sus efectos así que, para aquellas lectoras que no sepan todavía que "poner" en casa esta Navidad les quiero ayudar con las ventajas que tiene llevar a casa un árbol de Navidad en vez de un hombre:
Un árbol de Navidad huele mejor.
Ocupa menos espacio.
No bebe rioja, champán, espirituosos y gintonics como si le fuera la vida en ello.
Dan calidez sin pedir nada a cambio.
Añade encanto a la casa.
Y, además, el árbol de Navidad no se cabrea cuando le tocas las bolas.