Seguidores

sábado, 31 de julio de 2010

Consejo de George Orwell

Leo a Pepe Deapié y le veo lanzado con la ciencia-ficción, que seguro tiene muchos seguidores, así que me animo a entrar en esta faceta. George Orwell (1903-1950), autor de "1984" y "Rebelión en la granja", novelas que no dejan indiferente a nadie, reflejó en una frase antológica las dificultades de muchos escritores jóvenes para ganarse la vida con su trabajo: "Sólo hay un modo de hacer dinero escribiendo: casarte con la hija de tu editor".
Ruego me disculpéis la broma.

Frente contra la crisis: supervivencia

Decía el poeta y dramaturgo Robin Jeffers que para sobrevivir, las personas deben trascender su humanidad adoptando la estolidez de las piedras o la soledad de los halcones.

viernes, 30 de julio de 2010

Supongamos

Suponer es barato. Suponer equivocadamente es muy caro. Proverbio chino.

Dilbert y el Márketing

El jefe de Dilbert se dirige a sus empleados:

No podemos competir en precio.  Tampoco podemos competir en calidad, ni en servicio.  Sólo nos queda el fraude, a lo que preferiría que llamasen márketing.

jueves, 29 de julio de 2010

El Germen

Mike Resnik (1984).  Es una novela de ciencia ficción soft, muy bien narrada, como todo lo que he tenido ocasión de leer de este autor (más bien poco).  Nos pinta una sociedad llena de gente aburrida y ociosa a tal punto que casi todo el mundo dedica casi todo el tiempo a hobbys y a ver espectáculos estrafalarios.  En este contexto social, en el año 2051, llega el auténtico Mesías, un tipo que se dedica al timo, cuando todavía desconoce su auténtica naturaleza y parece estar más interesado en el asesinato en masa que en la paz y el amor.  Muy entretenida de leer.

Bienvenido I. Guerrero

Damos la bienvenida y estamos orgullosos de que alguien como I. Guerrero, a quien gustan los temas científicos, haya decidido seguirnos.

miércoles, 28 de julio de 2010

Eranse una vez dos cerdos

Pues eso, éranse una vez dos cerdos que vivían en el mismo corral.  Su dueño les daba de comer todos los días.  Ambos tenían una gran inteligencia.  El cerdo A elaboró un modelo econométrico que demostraba sin lugar a dudas que todos los días el hombre les iba a dar comida.  Hizo partícipe de su descubrimiento y de sus preciosas ecuaciones al cerdo B, el cual, alabó la belleza del modelo matemático, pero no veía claro qué beneficio obtenía el hombre dándoles de comer, sin recibir nada a cambio.  El cerdo A, se indignó y dejó de hablar con el cerdo B, no sin decirle antes que era un ignorante, un envidioso y un desagradecido con el hombre, pues su modelo no hacía sino demostrar la naturaleza altruista del hombre.

Al cerdo B, le dolió la reacción de su compañero y se dedicó a pensar en la cuestión.  Habló con otros animales del corral.  Las gallinas se quejaron de que el hombre se llevaba sus huevos, los pavos le comentaron que los más gordos desaparecían sin más un día, el perro le dijo que había visto al hombre comer carne.  Poco a poco, el cerdo B llegó a la conclusión de que el hombre era un tipo siniestro, lejos del benefactor que le había pintado su amigo.  Fué a hablar con el, pero el cerdo A aún se indignó más e hizo oídos sordos de sus razonamientos y le dijo además que no le volviese a hablar nunca más.

El cerdo B, se deprimió tanto que hasta dejó de comer, perdiendo mucho peso.  Al poco tiempo, el cerdo A fué llevado al interior de la casa y sus gritos al ser degollado, robaron el sueño durante mucho tiempo al cerdo B, quien a partir de entonces, mantuvo una dieta espartana.

El abrefácil: respuesta

Siempre me sorprende Deapié con la sagacidad de sus entradas. Igual nos introduce en el mundo de la economía como ciencia, de la diversión como arte, o de lo cotidiano como reflejo de la vida. Él mismo dice que “casi le da vergüenza dedicar una entrada a los abrefáciles”, sin embrago a mi me parece de una gran profundidad porque se enfrenta a las ideas comunes, para denunciar con la paradoja su sinsentido, la mentira del engrudo social. Nada más lejos de Pepe Deapié que la frivolidad. En Pepe laten la lucidez y el desgarro de quien siente que la vida no es ni como le gustaría que fuera ni como intuye que debería ser: más justa, por ejemplo, más veraz, más libre, más generosa...
El abrefácil se convierte en una metáfora y, por cierto, se carga de todo tipo de significados secretos precisamente cuando pierde su utilidad.

martes, 27 de julio de 2010

El abrefácil: O no es abre o no es fácil

Casi me da vergüenza dedicar una entrada a los abrefáciles, por lo trivial del tema,  pero es que estoy hasta las bolas de ellos.  Repasemos algunos ejemplares:
  • Bricks de tomate:  Tenemos los que están troquelados en una esquina y que se supone que tirando de la misma, se abre el brick fácilmente.  Pues bien, normalmente no se abre y hay que cortar con la tijera.  Luego tenemos los que son una pequeña tapadera de plástico y tras abrirla hay que tirar de una lengueta.  Normalmente al tirar de la lengueta, sin duda con exceso de adhesivo, saltan gotas de tomate y que una de ellas termine en tu camisa tiene una probabilidad tan cercana a uno que casi viola el principio de incertidumbre de Heisenberg.
  • Bricks de leche:  Similar al caso dos del tomate.
  • Latas de atún y similares:  ¿Cuántas veces te quedas con la anilla en la mano?
  • Embutido loncheado:  Dicen que hay un tío que consiguió tener acceso al embutido sin que se le rompiese el plástico y sin tener que tirar de tijera para abrir el paquete, pero no se si me lo crea.  Posiblemente se trate de una leyenda urbana.
  • Fideos y otra pasta:  Aquí no se trata de un abrefácil propiamente dicho.  En algunos te ponen una tira adhesiva, para que una vez utilizado, lo dejes cerrado con dicha tira.  El problema es que el cierre es tan fuerte que cuando abres el paquete, normalmente se ha rajado por un lateral y la tira adhesiva suele servir de poco.
En fin, contrastando la realidad de los hechos y la humorada de que se llame abrefácil un dispositivo que normalmente ni abre ni es fácil, me pregunto si no existe tras ello alguna inteligencia criminal que persigue quién sabe qué oscuros fines y que encima tiene un ácido sentido del humor.

domingo, 25 de julio de 2010

Seguidores

No entiendo mucho del mundo del blog. No entiendo mucho del mundo. No entiendo mucho. Pero todo el que escribe, por muy modesto que sea, pretende tener seguidores: su abuela, su madre, su tía... son los habituales. Nosotros estamos orgullosos de los nuestros y es muy posible que sean tan poco numerosos como merecemos por lo que todavía les estamos más agradecidos y debemos mejorar.
No obstante esto me recuerda el cuento de un orador que pronunciaba un discurso en una plaza vacía, hasta que alguien se le acercó y le preguntó para qué se molestaba si nadie le estaba escuchando: "Para no olvidarme de mis principios", contestó el orador.

Espionaje indigesto: El descojono

El pasado viernes tuve la ocasión de leer una noticia que me alegró el día en http://www.kriptopolis.org/, con el título espionaje indigesto.  Os pongo aquí el link directo http://www.kriptopolis.org/espionaje-indigesto.  La noticia completa en http://www.elmundo.es/america/2010/07/19/estados_unidos/1279551306.html.

Recuerdo que hace unos años, estábamos en la máquina de café de la empresa y algunos compañeros comentaron el tema de la red Echelon (sí, aquella que permite a unos cuantos países espiar prácticamente todas nuestras comunicaciones), ya que había salido en el periódico del día.   Andaban todos comentando la noticia en tono indignado.  A mí lo primero que se me vino a la cabeza fué hacer en voz alta la siguiente pregunta: ¿Y qué van a ser capaces de hacer con tanta información irrelevante?, convencido yo, de que la mayor parte de las conversaciones telefónicas, e-mails, etc. sólo tienen información relevante para el emisor y para el destinatario, aparte ya de las gilipolleces que puedan o no contener.  Quiero decir que encontrar información de alguna relevancia para quien espía esas comunicaciones, tiene que ser como buscar una aguja en un pajar, en la mayoría de los casos.  Recuerdo que mi amigo Pitt Tristán, se me quedó mirando sorprendido y dijo "este hombre tiene toda la razón".  En aquel entonces éramos más conocidos que amigos.

En este caso parece que el límite no está en procesar terabytes de información, sino en tener suficiente gente con tiempo para leer tanto y también de tomar decisiones. Esto constituye una demostración práctica de lo que sucede cuando la cantidad de información se incrementa de forma exponencial.

En fin, la verdad es que me ha alegrado y divertido mucho la noticia que os enlazo, sobre todo por ver que no somos los únicos capaces de ser la risión de occidente.  Hay que reconocer que Estados Unidos ha progresado mucho en este aspecto.

jueves, 22 de julio de 2010

Prospectiva

A la hora de tratar de ver que nos puede deparar el futuro, encuentro mucho más sensato utilizar la prospectiva que la econometría.  Ya hice cierta crítica de la econometría en la entrada "La economía de los idiotas" y no me voy a adornar como los toreros a este respecto.

La prospectiva es mucho más humilde.  Su output no es una estimación numérica con un intervalo de confianza, sino una serie de futuros posibles, sin especificar la probabilidad de los mismos.  En todo caso, se les puede asignar una probabilidad subjetiva para jugar un poco con ellos.

También es más rica: sus inputs son mucho más variados, no se limitan a unas series numéricas, sino que también se nutre de reflexiones, de opiniones y de la imaginación. Esto tiene mucho sentido ya que limitándonos a un frío análisis numérico de los hechos pasados y proyectarlos sin más al futuro, estamos excluyendo al ser humano de algo que se hace para que un humano tome decisiones.

Así pues, ¿de qué se nutre la prospectiva?
  • De hechos pasados y del presente.  Hay que saber de dónde se viene.  Aquí la econometría puede tener un papel, si bien, humilde.  Personalmente, otorgo más valor a una descripción o una comparativa estructurada del cambio que se ha producido entre el pasado y el presente, para hacernos una idea de lo que podemos dar en llamar inercia histórica o devenir. 
  • De lo improbable y de lo imprevisible, aunque pueda sonar paradójico.  Aquí es donde hay que hacer un ejercicio de imaginación importante.
  • Del pragmatismo y del sentido común.  Es necesario que la prospectiva esté enfocada a facilitar la toma de decisiones sobre temas concretos. Si es una prospectiva, llamémosle, de propósito general, que sea una herramienta para ulteriores concrecciones. En definitiva, que los análisis y escenarios generados sean coherentes con la finalidad perseguida.
  • Hay quien dice que no es posible hablar de prospectiva sin incluir la voluntad de modificar ese futuro.  No estoy completamente de acuerdo con esta aseveración.  Esto puede ser cierto cuando la prospectiva es para países o grandes corporaciones, que tienen posibilidades reales de influir significativamente en el desarrollo de los hechos. Pero cuando no es así, la utilidad, perfectamente legítima,  está en tratar de eludir amenazas y aprovechar oportunidades.
En fin, como ya he desvariado bastante por hoy, otro día más.

martes, 20 de julio de 2010

Aprender a decir las cosas... Con Dilbert

Hace ya bastante tiempo leo cuantas viñetas de Dilbert caen en mis manos.  Me encanta su humor ácido y la sátira que hace de la vida y relaciones en la empresa.

A continuación pongo algunas de las mejores que he leído, relativas a la forma de decir las cosas:

  • Está Dilbert preparando una presentación donde pone "El producto está matando a nuestros clientes".  El jefe le dice que haga que suene menos negativo.  A continuación en la diapositiva pone "Descenso de los clientes insatisfechos"
  • Un consultor le propone a Alice que diga las características negativas del producto para ponerlas en positivo.  Alice le dice que todos los componentes del producto son cancerígenos.  El consultor dice: "Nuestro producto le hará apreciar la vida".
  • En otra Dilbert, en lugar de decirle a su jefe que  el proyecto ha fracasado porque es tonto (el jefe), le dice que es una persona genéticamente predispuesta para un rendimiento sub-óptimo.  El jefe le pregunta que qué quiere decir y Dilbert le contesta que quiere decir que no es culpa suya.

Opiniones 2: La experiencia

Como Pepe Deapié nombra la experiencia, he recordado el título del blog y meditado su frase y la glosa que hace de la misma llegando a la siguiente conclusión:

La experiencia es la suma de nuestros desengaños. Paul Auguez.

Mi nula experiencia cultural e intelectual, y basándome en Deapié, me demuestran que la frase es muy cierta en dos sentidos:

(No sé como poner esos puntos tan chulos así que le atizo una raya)

- Si haces perder mucho tiempo a los superiores te dan por saco. Ya veremos si te curas con el tiempo.

- Si se te ocurre algo bueno... entonces es mucho peor. No te cura ni el tiempo ni la madre que te parió. Es lo que yo denomino la “frescura” del personal (en plan fino).

lunes, 19 de julio de 2010

Opiniones

Del libro "Más allá de Google 2008": "La persona que tiene menos experiencia y conocimiento es la que tiene más opiniones".

Mi experiencia profesional demuestra que la frase es muy cierta en dos sentidos:
  • Esta persona hace perder mucho tiempo a todo el mundo, que tiene que explicar por qué sus propuestas son no viables. Afortunadamente se cura con el tiempo.
  • En alguna ocasión se les ocurre algo bueno, en el sentido de que cosas que damos por sentado que sólo pueden ser como son, resulta que pueden hacerse de otra forma. Es lo que denomino la frescura de la inexperiencia o la frescura del novato. Desgraciadamente se cura con el tiempo.

domingo, 18 de julio de 2010

Ciencia ficción: Guía de lectura

Interesante enlace: http://www.elultimolibro.net/ , del que traigo la siguiente referencia de un libro que gustará de Pepe Deapié y a otros seguidores de tan inefable género literario:

Sobre Ciencia ficción - Guía de lectura (Miquel Barceló), ed. Nova: Esta guía de lectura (del año 1990) está escrita en España, pensando en el lector español y en los libros del género que realmente pueden encontrarse en nuestras librerías. Incluye también un completo apéndice sobre la ciencia ficción en España, con comentarios sobre la mayoría de sus autores y obras sin olvidar las colecciones en las que se ha publicado ciencia ficción en nuestro país. El autor es un conocido especialista en ciencia ficción y ha destacado en su actividad como fan y editor profesional en el género. Es también el único miembro español de la «Asociación de Estudios sobre la Ciencia Ficción» (SFRA - Science Fiction Research Association) y de la «Sociedad Norteamericana de Escritores de Ciencia Ficción» (SFWA - Science Fiction Writers of America). Cien autores famosos y cien títulos básicos en un libro imprescindible para conocer a fondo uno de los géneros literarios de mayor auge en los últimos años.

sábado, 17 de julio de 2010

Frente contra la crisis: Consecuencias

Pienso a veces, incluso es posible que alguno de estos tipos lea este blog, que habrá individuos, que perteneciendo a determinados sectores de poder, se creen a salvo de cualquier acontecimiento social y de sus consecuencias. A ellos, por la parte que les toca, va dedicada esta entrada, y al resto como reflexión de lo posible aunque no sea deseable. Como casi olvidaba mi condición de misántropo y de lo que debería ser hilo conductor de este blog (que se está endulzando un poco), también les quiero recordar a todos los canallas responsables de crisis y hambrunas, que la muerte llega a todos, e incluso con dolor. Y ahora leamos este fragmento de “Aurora roja” de Pío Baroja:
"Sería una aurora sangrienta en donde a la luz de los incendios crujirá el viejo edificio social, sustentado en la ignominia y en el privilegio, y no quedaría de él ni ruinas, ni cenizas, y sólo un recuerdo de desprecio por la vida abyecta de nuestros miserables días. Sería el barro negro de las Injurias y de las Cambroneras, que ahogaría a los ricos, la venganza justa contra las clases directoras, que hacían del Estado una policía para salvar sus intereses, obtenidos por el robo y la explotación, que hacían del Estado un medio de calmar a tiros el hambre de los desesperados. "

viernes, 16 de julio de 2010

Lady Pirata

Tengo costumbre de visitar algún blog aleatoriamente y me ha hecho gracia esta frase que tiene http://asolasdesdemicamarote.blogspot.com/, y que copio aquí:

"En un trabajo honrado lo corriente es trabajar mucho y ganar poco: la vida del pirata, en cambio, es plenitud y saciedad, placer y fortuna, libertad y además poder"
Bartholomew Roberts.

Este Roberts era un pirata inglés del siglo XVIII, un pirata "diferente", pues era un hombre organizado, leído, listo y de mentalidad compleja. Sólo bebía té y nunca licor, trataba con mdelicadeza a las mujeres y vestía con pulcritud. Quizá eso le mola a Lady Pirata, y es simpático.
En su homenaje, me refiero a Lady Pirata, como blog diferente le dedico estos versos de Luis Palés, tan afines con su tema:

"Al bucanero densos perfumes, / el crudo aroma, la brava especia; las bergamotas y los jengibres, / los azafranes y las canelas /... / Al bucanero las tierras vírgenes, / el agua indómita, la mar inédita; los horizontes en donde aúlla / la agria jauría de la tormenta /... /Para el bucanero carne bocanada, /el largo mosquete de pólvora negra, / la roja camisa, la rústica abarca / y el tórrido ponche de ron con pimienta".

jueves, 15 de julio de 2010

Belleza

La poesía es cero o infinito. No hay grises, ni cinco ni seis, como en la novela o el ensayo. Merece la pena incluir algún poemita, breve, para descansar de tanta realidad. Quien sabe si también para emocionarse.

¿Por qué soy efímera, oh Zeus?
preguntó la Belleza.
“Porque sólo hice bello
a lo efímero”, dijo el dios.
Y el amor, las flores, el rocío
y la juventud lo oyeron
y todos se alejaron, llorando
del trono de Júpiter.

GOETHE

miércoles, 14 de julio de 2010

El gran economista Pepe Deapié

Si me decidí a mi modesta cooperación en este blog fue por la magnífica figura del compañero de viaje al que estaba unido que no es otro que Pepe Deapié, el “grande” Pepe Deapié.
Grande porque es inteligente y, sobre todo, honesto. Porque dice su opinión a pesar de que contraríe a otros más poderosos, a esos idiotas (dicho esto con todo el respeto a quien tiene un don divino –idiota se nace-) que con tal de conservar su puestecillo tragan carros y carretas repitiendo mentiras que ni siquiera entienden y apoyando decisiones que un niño de seis años tomaría por descabelladas.
Dicho esto tengo que reconocer que cuando yo me encuentro diciendo tonterías (entiendo mucho de imbéciles porque soy uno de ellos) en este blog, como lo de “las palabras que siguen volando aunque su destino sea invisible”, Pepe Deapié nos ilustra con una entrada magistral para hacernos pensar y decidir. Así que no he podido reprimir el deseo de apoyar lo dicho en su entrada con algo de lo que tomé nota el pasado 8 de junio y que se trata de un pequeño artículo aparecido en el periódico Negocios (guardo el recorte) y que tiene esta cabecera: PwC no cuenta con España para ganar el Mundial de Sudáfrica.
Dentro del artículo se lee: “...de acuerdo con un modelo econométrico elaborado por PricewaterhouseCoopers” Y dan un orden de selecciones como favoritas que, de más a menos, son las siguientes: “Brasil, Alemania, Italia, Argentina, Inglaterra, Francia y España”.
Como los resultados son conocidos por todos me ahorro cualquier comentario econométrico y de PricewaterhouseCoopers me quedo sólo con el water.
Hasta pronto.
P.D. Les he mandado un correo electrónico a la dirección que ellos proporcionan, (preguntándoles por si ese magnífico modelo que elaboran lo aplican en su consultoría) a su división en España, y me han contestado no sé que chorrada en inglés, idioma que ni conozco ni me voy a preocupar en aprender, sintiéndolo sólo por no poder leer a Shakespeare y a Yeats en su idioma original, ¡ah! y a la madre que parió a Coopers en el water de su house en Prince.

domingo, 11 de julio de 2010

Tópicos: la lectura

Leer es, para muchos de nosotros, un placer insustituible. Dijo Antonio Machado: “Después de la verdad nada hay tan bello como la ficción”. Por su parte, Enrique Jardiel Poncela señaló que “no hay mejor fragata que un libro para llevarnos a tierras lejanas”. Pero también hay algún tópico sobre la lectura que conviene desmontar, por eso incluyo un fragmento del divertido artículo Un pelo del bigote de Hitler de Javier Cercas, disfrútenlo:
No es noticia: Hitler era un lector compulsivo, y además lo hacía a velocidades supersónicas, a veces un libro por noche. Primera observación: ser lector compulsivo no garantiza que no te entren ganas de organizar el Holocausto. Niestzche decía que el mucho leer embota, y también que hay gente que lee para no pensar.
Segunda observación: leer sólo es leer de verdad cuando la lectura no confirma, sino que desmiente nuestras ideas, cuando nos convierte en otro, cuando no nos mete, sino que nos saca de nuestras casillas.
Tercera observación: lo que cuenta no es leer mucho, sino leer bien, es decir, leer a la velocidad que exige el libro, que casi siempre es lenta; lo que no se lee por placer casi nunca merece la pena leerse. Es inevitable recordar el chiste de Woody Allen, quien aseguraba haber leído Guerra y paz siguiendo el método Kennedy de lectura rápida: “Funcionó”, dice Allen. “Leí la novela en un par de hora; va de Rusia”.