Seguidores

lunes, 27 de febrero de 2017

Epitafios



Quien me conoce sabe mi afición por los epitafios.

El mío ya lo tengo decidido: "Aquí yace el que hizo el bien y el mal, el mal lo hizo bien y el bien lo hizo mal".

sábado, 25 de febrero de 2017

Paisaje con figuras



Otra de mis pinturas, que en este caso dedico a mi amiga Sonia, que se declara mi fan número 1, y se trata de una joven culta, con buen criterio y mejor gusto, como indican sus inclinaciones pictóricas y literarias.

(Óleo, 61x50. Palacios, alias Pitt Tristán)

"Llaneza, muchacho, no te encumbres, que toda afectación es mala".

miércoles, 22 de febrero de 2017

La ventaja del segundo ratón



El segundo ratón siempre se come el queso.

(Dedicado a toda esa gente ambiciosa que siempre quiere ser la primera en todo).

martes, 21 de febrero de 2017

Leones



Un relato polaco cuenta la historia de un pueblo donde había un pequeño circo cuyo león había muerto repentinamente. El director del circo le preguntó a un pobre anciano judío si podría hacerse pasar por león, y el hombre aceptó, puesto que necesitaba el dinero. El director le dijo:
—Lo único que tienes que hacer es llevar puesta la piel del león y sentarte en la jaula, así la gente creerá que tú eres el león.
Y eso hizo el hombre, diciendo para sí mismo:
—Qué trabajos tan raros he hecho a lo largo de mi vida.
Un ruido interrumpió sus pensamientos. Se volvió justo a tiempo para ver cómo otro león entraba en su jaula y le miraba fijamente con ojos hambrientos. Temblando, encogiéndose, sin saber cómo salvarse, el hombre hizo lo único que le vino a la cabeza: entonar a gritos una oración hebrea. Nada más terminar las primeras y desesperadas palabras, Shema Ysroel (Escucha, oh, Israel)… el otro león se unió a él con adonai elohenu (el Señor nuestro Dios), y los dos leones falsos terminaron juntos la oración.

lunes, 20 de febrero de 2017

domingo, 19 de febrero de 2017

Fotos antiguas, de las que le gustan a Ginebra Blonde



Vendedor de periódicos gastando parte de su dinero en helados. El joven con gorra que está detrás parece que habla por teléfono móvil pero como los viajes en el tiempo no existen, debe estar entonces rascándose la oreja, jajajajajaja. Wilmington. Delaware, 1910. Hine, Lewis Wickes.

viernes, 17 de febrero de 2017

Creaciones



Otro ejemplo de mi talento artístico, jajajajaja.

(Autor: Palacios, alias Pitt Tristán. Óleo, 30x30)

martes, 14 de febrero de 2017

Polvo de estrellas



Creemos dominar la naturaleza, pero nos ahogamos en un átomo de tristeza. Buscamos la inmortalidad, pero cuando el espejo se rompe y sus fragmentos nos hieren con sus gotas de sangre y lluvia, comprendemos que no somos más que soledad, vacío, pérdida. Somos sólo polvo de estrellas.

lunes, 13 de febrero de 2017

Acuarela



Con más afecto que efecto, dedico esta acuarela a Raquel, activa comentarista y seguidora amabilísima de este blog.
Con mi agradecimiento por leerme y mis disculpas por la mediocridad de la obra.

(Acuarela, 20x24, autor Pitt Tristán)

sábado, 11 de febrero de 2017

Contra el frío, el calor de tus besos



Se desnudó mientras él seguía acariciándola y besándola por todas las partes y le desnudó a él, ya sin ningún pudor. Besó ávidamente sus labios y su pecho y le hizo echarse desnudo junto a ella sobre la hierba. Le acarició el vientre y los muslos, le besó cada vez más apasionadamente hasta desencadenar su más ardiente deseo. Él la dobló debajo de sí y la poseyó con todas sus fuerzas, como si fuese la última vez que gozaba de su cuerpo y de su amor, y vio los ojos de ella iluminarse, su rostro trasfigurarse en un placer cada vez más intenso y conmovedor, sintió sus manos y sus uñas hundirse en los hombros y en la espalda y la oyó finalmente gritar en el delirio del placer sin límites ni ataduras, aquel que sólo los dioses pueden conceder a los mortales.

viernes, 10 de febrero de 2017

Percebes



Las gentes simples, los comensales elementales, suelen decir ese lugar común tan socorrido: "pues a mí me gustan los percebes porque saben a mar". Que inmenso error, que dislate. Y sobre todo que tontería. Los percebes no saben a mar, son el mar. Los percebes del Cantábrico no son trocitos de océano, ni mutilaciones marineras, ni flecos de tormentas, ni galernas deshilvanadas. Los percebes son mares completos, océanos enteros, porque en el fondo hay tantos Cantábricos como percebes del Cantábrico.
El percebe ni se come ni se bebe: se vive, se disfruta, se goza. Dentro del percebe, en fin, caben todas las pasiones violentas del océano.

(Dedicado a mi amiga Livy, entusiasta de este manjar)

jueves, 9 de febrero de 2017

Almejas



Todos conocen la diferencia entre la almeja española, que es de la mar, y la francesa que es de la mer.

Foto: Vendedor ambulante de almejas, en Mulberry Bond, NY, 1900.