Seguidores

viernes, 20 de julio de 2018

Barcelona, 1934



Como en algunos post soy crítico con la situación en Cataluña y sus movidas secesionistas que nadie piense que tengo algo en contra de Barcelona o Cataluña en general. Sólo me anima el estar a favor del cumplimiento de la Constitución y de las leyes democráticas. Tampoco tengo nada en contra de los sistemas republicanos y mucho menos de nuestras anteriores Repúblicas. Para demostrar esto que digo me congratula traer durante estos días unos maravillosos carteles de festejos celebrados en Barcelona durante la segunda República que nada tenían que ver con manifestaciones posteriores durante la dictadura. Imagino que serán muchos los que echen de menos las libertades de la época republicana y quizá por eso intenten esta pretendida independencia.

jueves, 19 de julio de 2018

Relatos jueveros: El lenguaje de la música



Para participar o leer todos los relatos pinchar aquí

Inspirado por esta canción.

Tenía la calidez de las tardes mediterráneas, el sosiego de sus noches estrelladas y el temperamento firme pero sensible de un mar que sólo se encabrita cuando el viento, a fuerza de insistir, consigue enojarle.
Con el tiempo he llegado a pensar que el hombre no ha sido creado a imagen y semejanza de Dios, sino de Tántalo, porque lo que más deseamos está siempre bailando ante nuestros ojos, pero siempre queda fuera de nuestro alcance.

martes, 17 de julio de 2018

Torra y Puigdemont presentan la Crida Nacional



Para una convivencia soportable resulta particularmente importante un grado máximo de comprensión y un nivel mínimo de confusión. Repitiendo el viejo aforismo, de Hora: "Para conocerse a sí mismo, hay que ser conocido por otro. Y para ser conocido por otro, hay que conocer al otro".

Imagen: Ferran Mascarell y Gemma Geis, con Carles Puigdemont de fondo, en la presentación de la Crida Nacional (Bernat Vilaró / ACN)

Llamo la atención del paciente lector en la denominación del nuevo Movimiento Político de los separatistas catalanes: la "LLamada Nacional". En mi opinión tiene una pinta que ya de leerlo acojona. Sí, amigos silenciosos, comprendo que al tener allegados dentro de esta gentuza seáis condescendientes con ellos pero recordad que nos llevará (a ellos y sus hijos los primeros) a un punto sin retorno de gravísimas consecuencias por este nuevo tipo de fascismo catalán.