Seguidores

viernes, 1 de junio de 2012

Principio de Dilbert

Como derivada del Principio de Peter, del cual hablé en una entrada hace tiempo a tenor de la observación realizada por un amigo en una conversación de café, tenemos también el llamado principio de Dilbert, que reza así:


Los trabajadores más ineficientes son sistemáticamente desplazados hacia donde pueden hacer el menor daño posible: la dirección


No os lo creais.  Para hacer risas está bien, eso si.

4 comentarios:

  1. Si me puedo reír, pero eso sucede y el resultado hace llorar, jajaja.

    ResponderEliminar
  2. Lo que sí es cierto, es que esa sátira es materia de estudios en administración. También, antes que apareciera, se estudiaban otras sátiras que decían, por ejemplo, que en una organización, cada trabajador que realiza eficientemente sus tareas, es promovido a su nivel de ineficiencia.
    Desde un punto de vista más familiar, en mi país se dice: "El que sabe, sabe. Y el que no, es jefe". En broma, claro.
    -
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    De todas formas, a veces la realidad se nutre de certeras irrealidades...

    Saludos de J.M. Ojeda.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todos por comentar. Pienso que no es cierto, porque en la dirección es posible hacer más desastres y por tanto el daño es potencialmente mayor. Pero bueno, si la promoción es a jefe de archivo de terceras copias, pues bueno...

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.