Seguidores

miércoles, 6 de junio de 2012

Cosas bonitas



Consultorio sentimental de Pitt el loco.

A una mujer que quieras conquistar tienes que decirle cosas bonitas. Decírselas bajito, al oído: que con ella te resucitas a la vida, que prendes de gozo al verla, que su cintura es tálamo de un río exhausto en un suspiro, que es almíbar transparente... Y cuando se lo crea y comience a licuarse en tus brazos. No dudes ni un segundo: bébetela.

24 comentarios:

  1. Lo primero, me encanta la fotografía que has puesto, tiene algo..ummm...y estoy supercontenta de verte de nuevo por aquí, nos tenías un pelín abandonados...

    Me gusta esa filosofía, si señor, buena técnica de caza...:D .. tu si que sabes Maestro...

    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maestro Ciruela que no sabía leer y daba escuela :P

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujeres como tú, que son pura poesía, bebérsela sería para que te salieran los versos por los poros.
      Bersos!

      Eliminar
  3. Para que una gran mujer se licue por unas palabras, esas palabras tienen que ser maestras.
    Mi cintura es más bien una catarata :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues las cataratas constituyen siempre una gran atracción turística :P
      Besos.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Si te parece bonito es suficiente, la belleza es casi el único bien preferente en esta vida.

      Eliminar
  5. Bésala de improviso, si te corresponde, es tuya. Lo demás viene solo después, dejando que hable el corazón, sin palabras. Bueno, así me conquistarías a mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si analizas, los caballeros se quedaron en la manera de endulzar el oído y las damas, preferimos un poco más los hechos!
      agregaría en mi sugerencia: "asegúrate de besar delicioso".

      http://www.youtube.com/watch?v=pP6wzzXFpjU&feature=related

      Eliminar
  6. Si algo he descubierto que las palabras son muy importantes para las mujeres. Afortunadamente y como por casualidad las palabras son mi afición. Las disfruto diciéndolas casi tanto como ellas oyéndolas. Pero no voy a contar mis batallitas de abuelo cebolleta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuéntanos alguna batallita, seguro que será de lo más... jugosa. ¡Menuda lengua!

      Eliminar
  7. seguiré fielmente tus consejos sobre seducción...
    luego te cuento.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja
    Es cierto, caballero,
    que quien adorna con palabras,
    la hermosa oreja de una dama
    tenga ya camino hecho.
    Pero más importante que los versos,
    son la química y los hechos.
    Pues las mismas palabras dichas
    por uno o por otros cientos
    pueden causar feliz desvelo,
    o desconfianza y tedio...
    XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta la foto.
      Aunque ahí, no la veo a ella muy derretida, más bien a él, todo arriconadito contra la pared! jajaja

      Besos!

      Eliminar
    2. ¡Magnífico poema!
      Él no sé si se la beberá pero ella, ella ¡se lo va a comer!
      Besos.

      Eliminar
  9. Las palabras tienen un gran poder de seducción, y también las miradas, los gestos, la expresión, la ternura...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carla, maestra de la palabra, maestra de la seducción.
      Besos.

      Eliminar
  10. Las cosas bonitas crean esos instantes mágicos q siempre se recuerdan.
    Besoss

    ResponderEliminar
  11. Y cuando se lo crea... ¡Qué capullo!

    XD

    Besos, Pitt.


    Pd.: si te ves en la situación de querer conquistar a una fémina y no te salen las palabras, tú tranquilo. Le haces un montaje músico-visual digamos... erótico-festivo, lo cuelgas en youtube, después en un blog y, ale. Conquistada!!! Amos, digo yo... Con los tíos funciona! :P

    XD

    ResponderEliminar