Seguidores

domingo, 16 de noviembre de 2014

Paradojas de la Historia: Bruto



Bruto es uno de los personajes más apasionantes de la civilización occidental. Es el hombre que actuó siempre guiado por la justicia para pasar a la historia como paradigma de la traición.

20 comentarios:

  1. La historia la cuenta siempre el que gana, otra versión hubiese sido posible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...«cosas veredes, amigo Sancho, que farán fablar las piedras».

      Eliminar
  2. Pudieron sus convicciones políticas antes que su gratitud o cariño. Quizá ese amor a la justicia, le llevó a una traición, cometiendo una injusticia mayor.

    Maquiavelo decía:

    "la traición es el único acto de los hombres que no se justifica." Y agregaba: "los celos, la avidez, la crueldad, la envidia, el despotismo son explicables y hasta pueden ser perdonados, según las circunstancias; los traidores, en cambio, son los únicos seres que merecen siempre las torturas del infierno, sin nada que pueda excusarlos".

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Adorado por sus amigos, admirado por los buenos, y no odiado por nadie, ni siquiera por sus enemigos, pues era un hombre de carácter benigno, magnánimo, ajeno a la ira, a la lujuria y a la ambición, y de ánimo firme e inflexible en lo honesto y en lo justo». Tal era la imagen de Marco Bruto ante sus contemporáneos, según recoge Plutarco en su biografía; un ejemplo del romano íntegro y patriota.
      No fue un traidor, sino que acabó con el dictador aunque luego fracasara en su intento de restablecer la libertad de la República.
      Maquiavelo desde luego no se refería a hombres como Bruto en ese comentario.
      Besos.

      Eliminar
    2. En la vida quizá siempre haya que traicionar algo. Él sí traicionó el cariño que le tenía el dictador, aunque por ser justo con su ideal y con la verdadera justicia (para mí)

      A Maquiavelo le puse por el tema de la traicion.

      Besos

      Eliminar
  3. La vida es una paradoja por si misma ...
    ... besos

    ResponderEliminar
  4. Matar al dictador siempre es muy peligroso. Un hombre de carácter "benigno, magnánimo, ajeno a la ira" no creo que sea capaz de ejecutar a sangre fría...De todos modos los cambios radicales traen consecuencias, el ser humano no creo que esté hecho para conseguir una libertad plena.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es peligroso vivir. Pero me gusta que la Historia termina podiendo a cada uno en su lugar, no en vano a los primeros que intenta doblegar cualquier dictadura es a los historiadores.
      Besos.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Así mismo. Y nosotros, la humanidad, que la forjamos.

      Eliminar
  6. Bueno al final fue honrado por Marco Antonio asi que no iba tan desencaminado sus creencias o sea siempre habra alguien Que te respete lo que hagas
    Muakiss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para el vulgo sigue siendo un asesino. Que le vamos a hacer.
      Muakis, jajajaja.

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Hay una frase de Pascal que dice así:

    La razón obra con lentitud, y con tantas miras, sobre tantos principios, que a cada momento se adormece o extravía. La pasión obra en un instante.

    Bruto pasó a la historia por encima de él y sus principios, pasó por el asesino y no por el sabio, culto y amado hombre que también fue.
    Y es que basta un momento apasionado en el que se aboca de lleno por convicción o principios, para matar por entero todo lo que haya sido benévolo alrededor de quien lo acomete.
    Así es la historia de fascinante, no siempre fiel, pero fascinante.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los historiadores y la Historia lo saben así.
      Besos.
      P.D.: Me hace feliz leer estos sabios comentarios y pensar que te implicas en ellos con tanta dedicación por cariño a estas páginas. Muchas gracias, Marinel.

      Eliminar
  9. Paradójas de la vida, mira tú. Bsotes Pitt

    ResponderEliminar