Seguidores

jueves, 2 de mayo de 2019

Rinoceronte de Durero



El objeto que quizá mejor resume la tentativa de imaginar y entender un mundo que no hemos experimentado directamente, sino que conocemos sólo a través de los relatos y las experiencias de otros, es el “Rinoceronte” de Durero, un animal que el artista dibujó, pero que no vio jamás.
El “Rinoceronte” de Durero se alza como monumento a nuestra infinita curiosidad, y a la necesidad de la humanidad de explorarlo todo e intentar entenderlo.

23 comentarios:

  1. Buenos días ..el plasmar algo que jamás se vio es una ardua tarea ..de eso se trata que la imaginación vaya más allá de lo real ..la curiosidad a veces da buenos resultados y nos lleva a descubrir grande cosas ..y sino fíjate así por una tontería descubrimos el nuevo mundo ..Un fuerte abrazo , hoy estoy generosa ajjjajaj .

    ResponderEliminar
  2. Nuestra creatividad e imaginación, algo hecho realidad, precioso.


    Un saludo : )

    ResponderEliminar
  3. Ya tiene mérito plasmar lo que no se conoce. La curiosidad no siempre mata al gato.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Increíble, sin haberlo visto nunca! es fascinante!

    ResponderEliminar
  5. Pues ya es echar imaginación, pero claro, con los corrimientos de continentes, quién puede jurar que nunca hubo algún mamífero grande paseando por el Duero

    Un abrazo y feliz jueves

    ResponderEliminar
  6. Hola amigo Pitt en ese dibujo aunque sea una imaginación del artista que, pues le plasmó para que nuestros ojos lo vieran también como él, aquí estoy pequeño salta-monte jajaaaj ya llego después de largos días que solo he estado poco para publicar algo lo hago en minutos así que te dejo que sigas con tu tarea magistral de hace entradas como esta feliz tarde besitossss

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que si lo vio, no es más que un rinoceronte en carnaval...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Amigo Pitt, este grabado de Durero me inspiró el poema 34 de mi libro DOBLE FILO, permíteme esta transcripción:

    34. Piel de rinoceronte

    Si amas el amor,
    amas el surrealismo
    y si el amor que amas,
    es cortés o platónico
    es que estimas una forma
    chic de la nada.

    Si es libertino el amor que amas,
    te encontrarás obligado a hacer más de una locura
    entre el atardecer y la aurora,
    a consultar algún manual de gimnasia
    o a leer, con toda naturalidad,
    las instrucciones de Ovidio
    -no hay que obsesionarse
    en acrobacias orientales.

    Si amas los amores lejanos,
    aquellos que parecen inofensivos,
    amarás a la princesa de Tarabulus
    que, con un pañuelo de seda,
    te espera en la ventana del castillo.
    Todo ello una excusa para ir tirando adelante.

    Está muy mal la cosa.

    Un sasludo
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  9. Me encantan las texturas, y como siempre aquí va lo que me hace recordar (jajaja)... en alguna ocasión un alumno realizó el dibujo de un rinoceronte precisamente en la misma posición y ángulo, la diferencia es que lo hizo con la técnica de puntillismo... la capacidad que tenemos para representar lo que observamos y experimentamos nos hace diferentes, una belleza

    ResponderEliminar
  10. Esto me hace recordar a la estrella tigre ¿Has oído hablar de ella? Al parecer es un Sol que ha sido sembrado por una civilización tan avanzada en comparación a la nuestra que aún no es comprendida por nosotros...
    A veces provoca intentar mudarse a ese lugar ni siquiera imaginado.
    Saludo a mil años luz...

    ResponderEliminar
  11. Como no tengamos cuidado

    Tendremos que pintarlos del recuerdo

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Y sin embargo
    Ni los rinocerontes de verdad
    Se parecen tanto
    Como éste
    A su esencia

    ;)

    ResponderEliminar
  13. El mejor dibujante, entre otras cosas, del Renacimiento, por no ampliarlo más allá de su época.

    ResponderEliminar
  14. Además de ser bello, creo que también sirve para mostrar cómo la realidad se va modificando según la vamos contando, según cada versión que damos o escuchamos de ella.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. La curiosidad y esa manía que tengo de explorarlo todo me hace pensar que, te dibujaría sin haberte conocido

    ;)

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué grande era Durero!

    Y como lo entiendo :-)

    Un abrazo, Pitt

    ResponderEliminar
  17. Dicen que Alberto Durero estaba enganchado a los documentales de la dos, pero claro dicen y dicen...

    Abrazote utópico, Irma.-

    ResponderEliminar
  18. Yo sigo esperando una nueva entrada...

    ResponderEliminar
  19. Genial Durero, dibujar de oidas.
    Mucho tiempo sin aparecer por aquí.
    Salu2.

    ResponderEliminar