Seguidores

jueves, 23 de octubre de 2014

Té de Huanxu



En homenaje a Tracy, querida seguidora y comentarista de este blog.

En una región del antiguo estado de Jin, llamada Huanxu, durante el Periodo de Primaveras y Otoños, crecía una planta de té muy especial. No hacía falta regarla y sus delicadas hojas se desarrollaban mejor cuanto más árido era el clima. El sabor de este té fue descrito por Cui Hong en su obra Shiliuguo Chunqiu, aunque el original de este fragmento se encuentra perdido. Cui Hong describe un “sabor inspirador, por el cual se siente como deslizarse sobre nubes a través de los valles”. No se sabe a ciencia cierta si el té producía efectos narcóticos o alucinógenos, pero la tradición oral de la región recuerda su exultante sabor, superior a cualquier otro tipo de infusión.

La característica sobresaliente de esta planta era que sus hojas crecían ya secas y así se retiraban. Una sola gota de agua podía disolverla por completo. Al agregarlas al agua caliente, ésta se tornaba de un color verde-amarillento en forma inmediata y las hojas desaparecían si dejar residuos.

18 comentarios:

  1. Curiosa planta y, aunque no soy bebedora de té, quizá éste me vendría bien probarlo, caso de que todavía exista la planta, por eso del sabor inspirador y de deslizarse sobre las nubes. Aunque en las nubes me parece que ya estoy.
    Un beso Pitt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como leerás en otras respuestas a comentarios, esta planta ha desaparecido, pero eso no nos impìde a muchos estar en las nubes, si somos inspiradores o no deberan decirlo quienes nos prueben, jajajajajaja.
      Un beso, adorable Nena Kosta.

      Eliminar
  2. Qué lindo¡¡¡, gracias¡¡¡

    Abrazos.
    amapola azzul

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero como no vas a estar ausente ¡si tienes un montón de blogs!, jajajajajaja.
      Gracias por tu amable comentario.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. No soy bebedora de té, no más que el colacao, jajaja. pero por otro lado, dónde dices que se puede encontrar?.


    Beso apretao, Pitt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, Tracy nos va a terminar aficionando. En cuanto a donde encontrarlo, desgraciadamente, ha desaparecido, como le respondo a Tracy. Pero me pareció bonito recordarlo.
      Besos apretaos.

      Eliminar
  4. Tracy se lo merece, tanto que ya va por el segundo homenaje con té de esta semana. Desde aquí un abrazo para ella y otro para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que el próximo homenaje es para ti, también lo mereces, mi querida y fiel seguidora.
      Abrazos.

      Eliminar
  5. Gracias Pitt, me he quedado boquiabierta cuando he visto la dedicatoria, ¡qué honor el que hayas pensado en mí con esta entrada sobre el té!, aunque creo recordar que a ti no te hace mucha gracia, vaya que prefieres las birritas, jejejeje.
    Sería interesante probarlo por razones varias, puedes coger las hojas de la planta sin esperar a secarlas,no tienes que tirar los residuos, lo cual es un coñazo y sobretodo esos poderes mágicos que tiene. ummmmmmmmmmm!!!
    Pregunto igual que Yeste ¿donde lo puedo encontrar?
    Un beso muy grande, hoy me has hecho una mujer feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luego de la caída de la dinastía Jin, los agitados acontecimientos que la sucedieron impidieron la importación de la resina que mantenía secas las hojas y los artesanos no supieron reemplazarla (cualquier otra técnica no permitía que las hojas perduraran lo suficiente como para su exportación). El consumo del té Huanxu comenzó a ser exclusivamente local, incluso después de la instauración del nuevo orden de Shíliù Guó o de los Dieciséis Reinos. La construcción de los grandes canales por Sui Yangdi y su antecesor Sui Wendi, provocó que la tierra donde se cultivaba esta planta se humedeciera por demás e impidió su cultivo. Se dice que esta tierra era muy especial, pues los intentos de cultivarla en otros lugares jamás dieron resultados favorables. Con la desaparición del té Huanxu, la misma región de Huanxu fue olvidada por el resto del mundo.
      P.D.: Aunque gaste alguna broma con lo del té, me estoy aficionando y aprovechando el otoño y el invierno igual hasta publico alguna foto tomando té (sin segundas). Beso por decirme que te he hecho feliz. Lo mereces.

      Eliminar
  6. ¿Seguro que lo que tomaba Cui Hong era té?
    Y, de ser así, después de esos efectos...¿Qué credibilidad tienen sus palabras?
    ¿Habéis probado la manzanilla con anís? Sí, la que nos daban las madres cuando nos dolía la tripa... ¡¡Si la probase el tal Cui hong!!
    Besotes grandes Pitt, siento mi ausencia (causas mayores ). Cuídate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad es posible, lo más probable, que sea una leyenda, pero me gusta. Ya sasbes que no soy muy amigo de la realidad, y quien dice que la ficción no juega un papel importante en nuestra vida. Belleza, al fin.
      P.D.: Tanto tiempo sin saber de ti hace más grata la visita si cabe.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Eres bien lindo al homenajear a una chica distinguida y también muy linda. ¡Un gusto tu entrada!
    Un abrazo para dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sara, el té forma parte de la idiosincrasia del blog de Tracy, como sabes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Es curioso! A mí sí me gusta el té y todas las infusiones. Lástima que ya no exista, pero ¿no habrá ninguna semilla por ahí para poder plantarla?Jeje! Es que suena bien eso de las nubes...Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba con el gin-tónic, y si no eres amiga del alcohol porque piensas que no resuleve los problemas piensa que el té tampoco lo hace, jajajajaja.
      Besos.

      Eliminar
  9. Como entre las brumas de un sueño, surge esta fábula sobre una planta encantada, ilustrada con una foto de agua cercada por bosque, completando una hermosa diagramación que insinúa el té fabuloso actuando y no la tierra seca en que habría crecido. Me hace recordar como en una película que vi en TV, hace años, Peter O´Toole decía: “En tiempo de cosechas se hacen regalos, es una antiquísima costumbre inventada por mí en este mismo momento.”

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno lo de la "antiquísima costumbre inventada por mí en este mismo momento", jajajajajaja, no puedes aburrirte contigo misma, nunca.
      Un cariñoso saludo también.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.