Seguidores

jueves, 9 de julio de 2015

San Fermín 2015: Felices Fiestas



Mira que me metéis caña con los toros. A los antitaurinos -me refiero a los de la "crítica feroz", no a los de educado diálogo, a los que comprendo aunque no comparta su opinión-, les ocurre como esa gran contradicción de la izquierda radical europea, que debe aceptar el euro y la política monetaria común porque lo desean los ciudadanos, pero que sueña con una moderna autarquía disfrazada de soberanía.
En su discurso en defensa del toro tiran de un memorial de agravios que, según ellos, se cometen con los animales. Los memoriales de agravios son un género literario muy antiguo. Fueron célebres en el siglo XVII y todo el mundo sabía que para ser eficaces y conmover a los jueces debían estar escritos en tono llorón y lastimero. Otro ejemplo son las "Lamentaciones de Jeremías" del Antiguo Testamento.

4 comentarios:

  1. Inteligente y culto texto, en el que utilizas el simil y tus para nada incultos conocimientos, con el objetivo de dar tu opinión a través de un breve analisis de la situación politica actual y la historica y/o biblica literatura. Es una entrada de segunda lectura obligada; un articulo aspirante a comentario de texto en las pruebas acceso a la universidad . !y no lo digo "de coña"!
    Bravo, Pitt.
    Mil besos,

    ResponderEliminar
  2. Qué sorpresa! No sabía de tu vuelta, mi Gran Pitt.
    La verdad es que me ha sacado una sonrisa volver a perderme entre entre tu ingenio hecho letras.
    Siempre delicado, sutil e indiscutiblemente ingenioso.

    Mi abrazo de luz ❇

    ResponderEliminar
  3. Te comparto totalmente. Me fastidia como se mezcla la política en algo tan nuestro.
    Para mi, que no voy a verlo y me santiguo cada vez que me cruzo con un animalillo atropellado en la carretera (alguien debe velar por ellos) nada tiene que ver el toreo con el maltrato animal.
    Otro tema son las demagogias faciles, que las hay aquí y en otros temas. Pero como a mi ganas de debate en ciertos temas ya no me quedan pues callo y aplaudo en silencio.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Cuando veo películas de romanos, la actitud de la gente y la de los dirigentes en el momento "circo" me parece ridícula. Pues igual que cuando observo una corrida de toros o un combate de boxeo, simplemente entiendo un enfrentamiento de ese tipo cuando se trata de supervivencia y, desde luego, sin animadores ni intereses económicos.
    No me resulta agradable, solo eso.
    Un besoooooooooo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.