Seguidores

sábado, 19 de octubre de 2019

La rosa y la paloma



Cruza una paloma blanca el aire verde, cálido y dorado, sola. Sin motivo aparente. Como la rosa que admiro ensimismado en el extremo de su tallo, siempre dispuesta a perfumar. Comprendo que son poseedoras –o son pruebas quizá- de la sabiduría verdadera.
He ahí la paloma conforme con lo que es. He ahí la rosa. Satisfechas las dos, no aspiran a ser algo distinto. No desean, ni por tal causa se consumen, mayor blancura ni mayor perfume.

30 comentarios:

  1. Los colores y los sentidos impulsan el relato. Por un momento pensé que se trataba del "famoso" chiste del chanchito verde, pero no, veo que fue en serio. Y salió perfecto
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, gracias Frodo. El chanchito verde soy yo.

      Abrazo.

      Eliminar
  2. Mi Eva inconformista está que trina. Estarás contento.

    Un beso rebelde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, estoy contento, porque lo más bonito es emocionar al lector, aunque sea para cabrearlo.

      Un beso, rebelde (que no es lo mismo, jajajajajaja).

      Eliminar
  3. ¿Qué encontraríamos en el fondo de la rosa? Propongo una indagación estética.
    De momento puedo intentar algo más o menos así:

    Puedo observar la rosa desde el cáliz hasta su interior.

    Masaccio y Mantegna, Fra Angelico y Filippo Lippi, o Buxtehude y Tomás Luis de Victoria me permiten hacerlo, y entre los pétalos penetrar aún más adentro. Quizás allí encontraré otra rosa, la eglantina, que es simple, que crece entre los zarzales y, ya en el fondo, quizás me encuentre con la nada.

    El fondo de toda belleza no es otra cosa que el vacío.

    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver Francesc, esto es la red, si le haces pensar a este humilde e ignorante bloguero lo estás jodiendo, ¿quiénes son esos Masaccio y Mantegna? ¿del Inter de Milán?; ¿y ese Filipo Lippi?; ¿y Buxtehuede y Tomás Luis de Victoria?; el único que conozco es Fra Angelico que es un licor de avellanas...

      De todas las maneras debe ser bonito lo que dices. Mi tía, el día de mi boda, también estaba muy eglantina.

      Salud.

      Eliminar
    2. Bueno... soy brasileño..mi español es aún pequeño...también no entendo lo que ese Señor ha dicho!!!!

      Eliminar
    3. Perdón... también no "entiendo" lo que ese Señor ha dicho!!!!!!

      Eliminar
    4. Jajajaajaja, escribes muy bien en castellano. Yo sí lo entiendo pero era una pequeña broma.

      Eliminar
    5. Ah, es verdad, me equivoqué de destinatario. Lo que escribí iba dirigido a la princesa de Tarabulus que me espera en la ventana de la torre de su palacio agitando un pañuelo de seda. A la princesa le pregunto cosas sobre las rosas y cómo hacer juegos con ellas.
      Perdona amigo Pitt, en qué estaría pensando.
      Abrazos
      Francesc Cornadó

      Eliminar
    6. Jajajajajaja, eres un escritor de raza.
      Bravo.

      Eliminar
  4. Siempre y cuando vivan en el campo. Últimamente el aire de la ciudad está viciado. Humo, sobre todo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja. Por el humo-r se sabe donde está el fuego.

      Saludos.

      Eliminar
  5. El anónimo soy yo. No sé qué ha pasado.

    ResponderEliminar
  6. Ahí está la clave: "No desean", que es lo que causa el dolor.

    Se desea lo que se no se tiene, y que se vende no como objeto, sino que se "proporcionan experiencias". Te repiten que: con aquel coche tendrás más éxito entre las féminas; insisten en que si te haces de Ibertrola, la iluminación de casa parecerá el Arco Iris; o se largan la famosa frase de la Anna Simó, exconsellera de la Generalitat: "con la república serem més feliçes".

    Y es por ello, que tan siquiera se consumen, porque la paloma y la rosa están satisfechas las dos de lo que son, paloma y rosa.
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...seremos más felices y te has olvidado Miquel, y comeremos perdices.

      Eliminar
    2. En lugar de buscar respuestas a los problemas personales en su interior, muchos miembros de la sociedad actual busca la solución a sus problemas en una escapada hacia delante y se agarran a vanos ideales por el mero afán de pertenencia a un grupo, muchas veces sin criterio y/o sin conocimiento profundo de lo que representa. Como la fidelidad al grupo es esencial para tu propia estima, a pesar de la trasgresión de algunos de ellos, nos sentimos obligados a continuar con nuestro apoyo y entrar en una espiral devastadora de la personalidad.
      Se han dado casos que se indigestan las perdices.
      Salut.

      Eliminar
  7. Paso a agradecerte tu comentario en mi blog.

    Ha sido un placer visitarte y conocerte. Gracias por cruzarte en mi camino bloggero, jajaja.

    La paloma blanca de la paz... y la rosa perfumada y hermosa, la belleza del jardín. Creo que resultaría bonito para un cuadro. No lo vería con los ojos pero sí con los ojos de la imaginación.

    saludos.

    ResponderEliminar
  8. Una de las cosas que me gusta de tu blog es que nunca sé qué voy a encontrar. Y algunas veces me llevo sorpresas como este texto, que considero bonito y con una preciosa reflexión

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no creas que es poco mantener cierta expectativa misteriosa, jajajajajaja.

      Gracias. Besos.

      Eliminar
    2. De hecho creo que es mucho

      Besos

      Eliminar
  9. La rosa y la paloma son pura metáfora.
    Buena reflexión nos dejas.

    Besos, Pitt.

    ResponderEliminar
  10. La paloma ha cambiado la ramita de olivo por una rosa (esperemos que no se le caiga, que la rosa pesa mucho más...)
    Salu2.

    ResponderEliminar