Seguidores

jueves, 18 de agosto de 2011

Blogs instructivos

A veces leo algunos blogs medio al azar. Tengo que dejarlo pasados unos minutos. Es que, de verdad, me empiezo a poner malo, enfermo, quiero decir. Aumento de las pulsaciones, taquicardia, sofocación. Son textos supuestamente de política. Vierten con libertad sus opiniones, yo diría que con valentía, porque para decir lo que dicen hay que ser valiente. A pesar de que casi no me tengo del mareo sigo leyendo, para aprender, para saber, por ejemplo, a quien votar en las próximas elecciones, y leo lo que dicen de unos y otros, como lo expresan, que opinión vierten sus autores, y sus seguidores y sus comentaristas, las palabras que emplean, en fin, como expresan sus ideas. También me fijo en los blogs que siguen, en los iconos de su blog, en los chistes gráficos que los acompañan. Estoy tentado de poner algún comentario pero reprimo mis ganas (algo inteligente tengo que tener) porque pienso: dónde voy, analfabeto de mí, que no sabía todas estas cosas sobre personajes (hoy he leído sobre Keynes en un blog) y hechos históricos, que este señor explica tan bien.
Estaba dubitativo ante los próximos comicios, ahora, al menos, ya sé a quién no votar.

10 comentarios:

  1. Pitt: La verdad es que a los blogueros deberían llamarnos blog-egos, para definirnos mejor. El problema es que en ocasiones ese ego que nos ciega, puede hacernos ridículos. Yo empecé mi blog hace años hablando de política y cambié pronto, ya que me avergonzaba de mi propia bisoñez. Estoy de acuerdo contigo en que cuando abandono la "comarca" en la que paseo cómodo habitualmente (en la que tú tienes un colmado del que tomo provisiones), a veces me pierdo y tengo que tomar un taxi para regresar a casa. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  2. Gracias a grito en el cielo por tu comprensión y muy bueno lo de la "comarca". Comprendo que no me interesan mucho temas que son importantes, pero sobre todo me refiero al tratamiento que, si no fuera peligroso, sería ridículo y que, sin duda, es tremendamente patético e insultante. No quiero promocionar esos blog pero estoy recopilando barbaridades y sandeces por el gusto de coleccionar a la vez de alimentar mi misantropía. Os voy a poner solo un ejemplo publicado en un blog hoy mismo; dentro de un artículo??? más extenso se encuentra como pie a una foto del economista británico Keynes (1883-1946) el siguiente comentario: "Si se le ve en la cara (aparte de la pérdida de aceite) que esa mirada ladina solo puede ocultar un sociata a punto de saltarte a la cartera"
    Si alguien piensa que no dan ganas de vomitar, por favor, que me lo diga.

    ResponderEliminar
  3. Comparto tu opinión Pitt Tristán. Es más, una temporada me dediqué a dejarme llevar de log en blog por medio de sus seguidores. Luego descubrí que tenía acidez.. o eso pensé pues se me pasó cuando abandoné esa costumbre.
    Te lo cuento por si esos "atrevimientos" te llaman la atención como a mí.. que vayas comprando un buen bote de almax.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Mientrasleo, gracias, en tu blog me siento seguro y en los de muchos de nuestros seguidores, me divierto, aprendo y en una palabra, disfruto. Limitaré mi "comarca".

    ResponderEliminar
  5. Es que la blogosfera es muy grande y hay de todo. Hay quien le hace un blog a su perro, lo cual lo encuentro sorprendente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y por qué no? Viva la variedad. Y si no gusta la temática de un blog, pues ya se sabe; uno se da la vuelta y listo. A mí me parece bien que haya todo tipo de blogs, hasta los más absurdos; y luego cada uno que cribe a su antojo.

      Eliminar
  6. Querido Pepe lo más me sorprende es que hay blogs que parece que los escriba el perro, pero con menos gracia que Fred Basset.

    ResponderEliminar
  7. Yo hace tiempo que abandone la política o la lectura de blogs intelectuales, solo leo a quien escribe con el corazón, sin mayores aspiraciones, porque es lo mismo que trato de hacer yo, aunque a veces no lo consiga.

    ResponderEliminar
  8. Pues yo no veo tanta diferencia entre un blog político o uno personal. Simplemente cada uno expresa lo que es y lo que siente y evidentemente jamás puedes gustar a todo el mundo ni que tus comentarios sean coincidentes con todas las ideologías. El ejemplo que pones es bastante patético, sí, pero oye, quien no haya hecho alguna vez un comentario desafortunado que tire la primera piedra, quien no haya tenido una creencia estúpida o haya defendido lo indefendible que tire la primera piedra. A mi personalmente me molesta mucho la soberbia, pero procuro ser muy tolerante con todo lo que veo, procuro buscar la belleza ;)

    ResponderEliminar
  9. Ada tiene mucha razón, yo mismo tengo un montón de creencias estúpidas, incluída la intolerancia con la intolerancia, y no solo no gusto a todo el mundo sino que gusto bastante poco. Si he nombrado los blogs políticos es por no ser más hiriente, también estoy de acuerdo con Ada en que se llevan poco con los personales. Nuevamente estoy de acuerdo en los comentarios desafortunados, una vez dije de un tipo que era muy majo. Qué decir de la soberbia, aquel de los Balcanes que interpelaba a otro:
    - ¡Soberbio!
    - Y tú, ¡so croata!.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.