Seguidores

viernes, 30 de agosto de 2019

Tigres



Oculta entre el denso follaje de la selva de la bahía de Bengala, vive una población única de tigres. A diferencia de sus congéneres del resto del mundo, que evitan a los humanos, estos animales se alimentan de personas, cientos cada año. Hay pueblos en los que no existe una sola mujer que no haya perdido a su marido, su hermano o su hijo devorado por un tigre. Sin embargo, allí el tigre es una figura de adoración: todos respetan a Daksin Ray, el dios tigre, y consideran a estos animales seres sagrados y mágicos.
Y los tigres, según cuentan todos, se materializan tras una brizna de hierba, hacen encoger los cuerpos humanos y se elevan desde aguas profundas para aparecer en la cubierta de un barco. De repente, pisando suelos que lo engullen todo y recorriendo junglas donde cada cosa es a la vez otra, recordamos que, bajo toda nuestra cultura y toda nuestra ropa, en nuestros sueños más oscuros, los monstruos depredadores siguen dándonos caza por la noche. Al desgarrar nuestro cuerpo con sus dientes, el tigre expone una verdad que los occidentales intentamos olvidar a toda costa: que todos, ciervo y jabalí, serpiente y pez, astronauta y mendigo, estamos hechos de carne. Así vislumbramos un entendimiento más sabio y antiguo sobre nosotros mismos.

32 comentarios:

  1. Buen viernes amigo , desde luego la imagen ya impacta pero las letras lo colaboran ...siguiendo la estela ir a la bahía de la selva de Bengala es una idea macabra pero dentro de la legalidad ajjajajaj , tú ya me entiendes... Un abrazo y feliz viernes,

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Morir vamos a morir, lo peor es morir sin vislumbrar nada.

      Besos.

      Eliminar
  3. El diós tigre... parece una broma...un chiste pero es verdad.
    Es un animal terrible... como se fuera un fantasma.. que aparece del nada y hace de nosotros humanos..o que somos en realidad.
    Un pedazo a más de carne... nada más que isso... un pedazo de carne, cuyos restos van a apodrecer y con su olor fetido... dejar la huella más terrible de nuestra realidad: somos solo carne...carne podrida....no importa se rica o pobre!!!
    Abrazos desde Brasil...

    ResponderEliminar
  4. la proteina no entiende de origen

    saludos

    ResponderEliminar
  5. ahora ya sé que por esa bahía no tengo que pasar ni cerca ja... saludos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No está de más conocerla, para no ir. Me pasa lo mismo con Nueva York.

      Saludos.

      Eliminar
  6. Respetemos a los animales y esos mejor de lejos, abrazos

    ResponderEliminar
  7. Hermoso animal Pitt. Y digo yo ¿no podriamos regalarle uno como mascota al Torra de tus escritos?
    Le encantaría a esta fiera...jajaja (se que también comen políticos genocidas de la libertad de pensamiento)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Bien lejos entonces...
    para ti, de mi parte, un bocao bien dao.
    Pero totalmente inofensivo.
    :) besos.

    ResponderEliminar
  9. Increíble tu relato, gracias por compartir Pitt!
    cariños

    ResponderEliminar
  10. Yo le hago un calvo al tigre, a ver si lo confunde con la diosa luna. Ja, ja. Gracias por la entrada.

    ResponderEliminar
  11. Me ha parecido muy interesante.

    Tus comentarios se me iban a correo no deseado, con lo que me gusta leerte!

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  12. Los tigres, abriendo con zarpas la triste tela de nuestra envoltura. Cuando no los hay, es la vida, cuanto menos al final, quien nos muestra nuestra finitud y deja al aire las intimidades que de verdad cobijaba el disfraz de la piel.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una gran aportación la de tu comentario, gracias por ello.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Madre santa! al menos ahora se que existe y que no quiero ir ahí! gracias

    Un café, me urgeeeeeeeeeeee! jajajajajaja

    Besos =)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un viaje peligroso para una tigresa, no creas.

      Besos.

      Eliminar
  14. 1) Pobre gente la que muere en sus garras. No se lo deseo ni a mi peor enemigo ( mi Eva dispersa deja de escribir y se pone a pensar cuál es su peor enemigo, mi Eva ordenada comienza a hacer una lista de enemigos, que no son tantos al fin y al cabo, y mi Eva sensata le dice que deje de irse por las ramas y termine de una vez el comentario).

    2) Ser una buena domadora es una cualidad necesaria para sobrevivir en esta jungla que llamamos mundo.

    Un beso de mi Eva clasificadora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tu dispersión, de disperso a dispersa.

      Beso, clasificadora. Y clasificada entre las mejores niñas del barrio.

      Eliminar
  15. Si se comen a las personas, será poeque siempre andamos metiéndonos donde no debemos, digo yo.


    Buena aportación Pitt saludos.

    ResponderEliminar
  16. La ley de la naturaleza manifestándose. Ojalá recordáramos más a menudo que sólo somos una especie más habitando este planeta que tanto nos da y al que tan mal retribuimos.

    Por cierto, yo firmaría ya por ser sólo carne. Sería menos indigesta para el tigre que quiera comerme...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que me da que pensar que a todos estos ultras y dictadores veganos les jode ser de carne...

      Vivir para ver.

      Besos.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.