Seguidores

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Elegir entre seres queridos

Las dos mujeres de N. -se cuenta en Turquía- le preguntaron un día a cuál de las dos quería más.
Evitando pronunciarse, contestó, con prudencia, que las quería a las dos por igual.
Ellas insistieron, él persistió. Entonces la más joven de las dos le preguntó:
- Si las dos estuviéramos en una barca y ésta volcase, ¿a cuál de las dos salvarías primero?
N. miró a la de más edad y le preguntó:
-Tú sabes nadar un poco ¿no?

6 comentarios:

  1. Yo siempre digo que en una situación dificil es cuando vemos de verdad como es una persona o lo que siente, y este es el ejemplo mas claro

    ResponderEliminar
  2. Y si en la barca lleva a su perro de caza,se pueden dar por muertas las dos...jeje.

    Salu2

    ResponderEliminar
  3. y no te digo nada si lleva la escopeta, jajaja.

    Como siempre muy ingenioso, Pitt

    ResponderEliminar
  4. jajajaja, Ésta me ha gustado mucho más. Eres la monda, y mira por donde, yo llevaba razón: la escopeta era muy importante en esa historia.
    muy agudo, Pitt.

    ResponderEliminar
  5. ¿Y si la barca se vuelca, y es él el que está en peligro de ahogarse, a cuál de las dos intentaría llevarse para la eternidad?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. N. ya eligió a las dos para la eternidad. La muerte no se vive. Si por eternidad se entiende no una duración temporal infinita, sino la intemporalidad, entonces vive eternamente quien vive el presente, y el presente, N. lo vive con ellas. Tu misma Taty vives eternamente con la persona que eliges.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.