Seguidores

domingo, 11 de agosto de 2019

Soledad



Todo propósito de vida en soledad choca con la siguiente paradoja: la soledad es inaccesible cuando se la busca, y se vuelve insoportable cuando se es presa de ella.

9 comentarios:

  1. Es cierto que la soledad buscada, no siempre es fácil de conseguir, a no ser que sean momentos no muy largos de tiempo y si no es buscada, seguramente se pueda volver insoportable como dices.

    Un beso, siempre haces pensar.

    ResponderEliminar
  2. Nada más que añadir. 🙂 Bueno si, un beso.

    ResponderEliminar
  3. Para entender la paradoja, se debe entender que se refiere a la soledad en el sentido subjetivo, puesto que la soledad como tal no termina de ser... cuál debe ser la distancia entre un ser humano y el resto de seres para estar considerado como que se encuentra en "soledad"? Y para la soledad es referente a todo ser viviente? Sociedad? Humanos?

    En cualquier caso, no hay peor soledad que la de estar rodeado y sentirse solo. (O sería más correcto.. "ignorado"?)

    Pensandolo mejor, cuando una persona busca la soledad, en realidad busca ser ignorado por el resto de individuos que componen la sociedad, probablemente con alguna excepción, mientras que cuando se siente en soledad sin buscarlo, es que en realidad está siendo ignorado por la sociedad, o simplemente, se siente ignorado por quien desea que le haga caso. Lo que me lleva a considerar que más que "soledad" probablemente sería más correcto hablar del deseo de "ser o no ser ignorado por determinados individuos".

    ResponderEliminar
  4. Para mí es una verdad como un templo. La soledad es buena momentaneamente, pero verte obligado a vivir sólo es un poco hardcore. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. La soledad es la patria de los fuertes... el silencio su oración....
    Concordo totalmente con la paradoja!!!

    ResponderEliminar
  6. Soledad deseada o indeseada.

    Soledad que acompaña o estorba.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. La soledad bien acompañada es la perfección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bonito oxímoron, como el de la 'soledad sonora' de la que habla san Juan en sus versos.

      Eliminar
  8. Me parece una bonita reflexión.
    Y sólo por añadir, por mi incontinencia verbal: aparece esa manía que tenemos de desear siempre lo que no tenemos.

    Besos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.