Seguidores

lunes, 28 de junio de 2021

Mi nuevo libro


 En mi libro "No te doy dos leches por no soltar el cubata" hablo sobre las relaciones humanas en bares, discotecas y fiestas de pueblo.

14 comentarios:

  1. Buen comienzo de semana, hay cosas que hoy no serian correctas y las tratarían de algo más que palabras ....Un abrazo !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También hay cosas hoy que entonces no serían correctas y que mañana tampoco serán correctas. Lo malo no es eso, porque es natural que todos tengamos, también como sociedad, luces y sombras, lo malo es creerse mejores que otros, que otros tiempos, que otras costumbres...

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Si hay algo que me gusta de tus libros, es que son ciencia y sobre todo, necesarios, pero necesarios. Espero que a través de sus páginas nos muestres como poder dar esas leches sin soltar el cubata, ja ja. En más de una ocasión me he visto yo en esa tesitura. Besos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos son los ensayos, también tengo novela del oeste, al estilo de Marcial Lafuente Estefanía ya sabes, algunos títulos: "La bala que dobló una esquina", "Dos pistolas para un manco" y la muy exitosa "La mujer que parió un rifle".

      Besos.

      Eliminar
  3. Con una tía/tío que te diga que quiere divertirse en la fiesta del pueblo con un cubata en la mano yo le preguntaría si se quiere venir a la cama a jugar y pegar cuatro risas o lo que sea.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cubata dejo paso al gin tónic y éste al tequila. También el pasodoble al reggaeton.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Hola Pitt, bueno, eso de dar leches suena mal. Mejor hablar, seguro que tu libro es muy hablador. Me gustan las fiestas de los pueblos, son divertidas y se baila mucho en ellas. Sobre todo me gusta mirar a las personas mayores como bailan esos Paso Dobles y ver a chiquillos corretear entre los bailaores.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si suena mal ha cumplido su requisito. Me encanta leer, escuchar cosas que suenan mal en la actualidad, esa donde todo el mundo quiere tener una imagen políticamente correcta aunque luego se quede en mentiras hipócritas; y me gusta para poder salirse de la rutina, del tópico, de la vulgaridad embustera de esta sociedad. Te aconsejo el comentario de Tot Barcelona que deja más abajo. Esclarecedor.

      Abrazos.

      Eliminar
  5. Cual trompetas de guerra, el sonido de los hielos anuncia el conflicto.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un sonido que igual sirve para alertar al pueblo como para transmitir órdenes en el campo de batalla.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Nunca me han gustado las fiestas, nunca.
    Yo dejo que se vaya mi hija menor a Mallorca a pasarse unos dias de vacaciones después del año escolar, más tarde, como padre, pongo una querella contra el estado, contra la naviera, contra el hotel, contra los vigilantes del hotel, contra la agencia, contra los organizadores y contra el Ay untamiento.

    Eso si, me junto con otros padres y madres y demás para salir por la tele y comentar el secuestro por parte del Ministerio de Sanidad del secuestro de mi hija, que ha ido como alma cándida, a tomar el sol y refrescarse Y NADA MÁS ¡¡¡ porque ella no ha ido al botellón ¡¡¡ ni al concierto ¡¡¡ ni ha estado de ligue con los demás chicos ¡¡¡ NO mi HIJA NOOO...y yo soy como ella, no me gustan las fiestas .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bravo! Lo has explicado tan bien que estás a "esto" de que te llamen fascista.

      Salut.

      Eliminar
    2. En realidad debería hacerles el PCR y la prueba del embarazo, todo por el mismo precio, visto lo visto del desmadre de los botellones y de beber como mangas, dicho por alguno de ellos en lso telediarios. Hay quien no se ocultó y comento que se había ido de las manos.
      Supongo que mi hija fue a misa y no bebió del cubo comunitario como vi en repetidas ocasiones por los telediarios.

      PD: En mi puta vida me fui de fin de curso con 17 ni con 20, ni con 21 ni 22 ni 23...y me colgué con todo un bachillerato superior, un preu cinco de carrera de un una y otras tantos de otra. Ni había tiempo ni dinero.
      Había trabajo y esfuerzo. Y como yo TODOS los que estudiaron conmigo.
      Hoy estamos en la era lúdica, donde se dedica más tiempo al pijoteo que al trabajo; más tiempo a los copia y pega que al estudio, más tiempo a enseñar lo guapos y guapas que somos que a cultivarte y más tiempo a ser influencer que a estudiar inglés...¿Qué coño esperamos?

      Ahora si...ahora ya me pueden llamar feixiste.
      salut

      Eliminar
    3. Totalmente de acuerdo contigo. Yo tampoco pude hacer nada de todo eso porque no había dinero. Pero ahora parece que algunos jóvenes necesitan salir de viaje de fin curso. ¿Se están en el hotel viendo la tele?
      ¿Están en los museos?
      La noche es muy jovial y es para divertirse, y después pasa lo que pasa, un descontrol tremendo.
      Si se va de viaje de fin de curso, los jóvenes van a "divertirse" y en esa diversión, entra de todo lo que ellos quieran porque están solos y no hay manera de controlarlos. No tienen ya la cabeza de niños, pero tampoco de adultos.
      Saludos Tot Barcelona

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.