Seguidores

sábado, 8 de enero de 2022

La misantropía


 En su excelente blog, Francesc Cornadó, incluye una entrada sobre "el misántropo de la ciudad abierta" http://francesccornado.blogspot.com/2022/01/ciencias-brujas.html#comment-form, y aunque no hace referencia a mi persona, me ha recordado mi condición.

 En el misántropo no existe un patrón común. Hay ciertas características que se repiten, pero no todas ni en el mismo grado. Ansiar la soledad. Despreciar las reglas y las modas vinculadas a las masas. Apatía por la desgracia ajena. Arrogancia por una presunta superioridad intelectual y ética. Cinismo e ironía hacia lo que excede el reducido círculo personal. Cierto halo de resentimiento y desencanto. Pero, ante todo, la misantropía exige reflexión, voluntad y un mecanismo que la dispare, una chispa que la prenda. Ese detonante puede ser la excelencia que destaca; el rechazo a lo diferente; el engaño, la traición, el malentendido, la desilusión reiterada; el físico que desentona, la facultad mermada o muy desarrollada; la pérdida de algo o alguien valorado; padres exigentes; instrucción forzada...

 Escribe Pablo Fernández Christlieb en su artículo "El arte de la misantropía":

 "Hace cien años, Gabriel Tarde, un sociólogo francés, concluyó que la civilización futura será una sociedad de misántropos, una sociedad donde, ya superada la etapa tribal del trabajo en equipo y demás promiscuidades como la competencia económica, las personas ya no se tengan que ver las unas a las otras, ni pedirse favores ni pasarse facturas, y cada una viva dedicada a sus cosas y contenta consigo misma. O sea, un misántropo es un ser altamente civilizado que se da cuenta de que la gente todavía es demasiado defectuosa como para pertenecer a la humanidad".



14 comentarios:

  1. Amigo Pitt, muchas gracias.
    Te confieso un secreto: "el misántropo de la ciudad abierta" es un personaje colectivo, sois varios los que formáis parte de este colectivo, naturalmente tú estás entre ellos.
    La misantropía es la forma más elevada de socialización. En un futuro cercano no se concebirá otra forma de relación humana. Entonces nos daremos cuenta de cuanto hemos evolucionado.
    Saludos
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja, muchísimas gracias, ser contenido de tu intelectualidad es un honor tan inesperado como emotivo.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Creo que la desilusión reiterada unida a una buena memoria, nos lleva a todos a un cierto grado de misantropía con el paso del tiempo.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va a resultar que también hay algo de misantropía entre los lectores...

      Besos.

      Eliminar
  3. Pitt, he leído tu entrada dos veces, he leído la de Francesc Cornadó cuatro veces, y he buscado otras páginas similares y sinceramente, cuanto más leo más lío tengo. Creo que al final todos somos un poco misantropos.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas mucha razón, todos somos un poco de todo pero conservando nuestras particularidades, en realidad también cuenta lo que uno mismo cree ser, pero siempre terminas siendo lo que creen los demás.
      Abrazos.

      Eliminar
  4. La definición de misántropo que nos das es tan abierta que me pierdo en ella y la básica de alguien que evita socializar es demasiado simple, hoy por hoy sigo a oscuras, algún día lo tendré claro, espero.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si algo está claro, ¡oscurezcámoslo! Tampoco es nada secillo entender lo simple.

      Besos.

      Eliminar
  5. Si de algo estoy orgulloso es de contar con la amistad de Francesc.
    Sin él, muchas de las cosas que he hecho no las podría haber realizado.
    Estar a su lado significa aprender.
    Un abrazo Pitt
    Un abrazo Francesc
    Salut a todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si no vas a ser otro de los misántropos de la ciudad abierta, jajajajajaja.
      Seguro que mereces su amistad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Lo que dijo Gabriel Tarde ya está aquí.
    A estas alturas me extraña que quede alguien que no lo sea al cien por cien.
    Llevamos la misantropía dentro y sale por mucha pose que se quiera tener.

    Besos, Pitt.

    ResponderEliminar
  7. Tristán:
    misántropos contra filántropos, el caso es que siempre hay dos bandos...
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni están todos los que son ni son todos los que están.

      Saludos.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.