Seguidores

domingo, 2 de enero de 2022

Telebasura


 Dentro de los buenos deseos para este nuevo año suspiro por la decadencia de Telecinco, por la tendenciosidad de sus programas de "entretenimiento" y el daño que hacen en una audiencia sin criterio. Si alguien tiene la curiosidad de comprobarlo observará que cumplen de manera precisa los "Principios de Propaganda de Goebbles" para el Tercer Reich. Sus conductores también siguen la estela de Hitler, de agitadores incultos que utilizan teorías populistas de manera mezquina y son despiadados con los que les resultan molestos. Deberíamos tomar precauciones.

6 comentarios:

  1. Yo y mis rarezas me han hecho prescindir de la televisión, hace años la llamaban la caja tonta pero un día me di cuenta de que de tonta no tiene nada, es gratis por algo, crea opinión. Curiosamente sin ver la tele, sé que ha salido en algún canal importante algo relacionado con un artista del pasado o un fallecido del que nunca se acuerda nadie ... cuando en un día concreto varias personas me cuentan lo mismo sobre el personaje en particular. Que se hablé de algo que ha salido en la tele no es raro, pero si que repitan una idea, a veces chocante, como si se les hubiese ocurrido a ellos.

    Igual suena paranoico esto que acabo de decir, pero por desgracia ha pasado ya varias veces y no con gente descerebrada, precisamente.

    Un abrazo Pitt!!

    ResponderEliminar
  2. La liga de la ciencia está entre mis programas preferidos. Es una rareza del canal estatal.
    Lo que abundan son los reality shows de cocina, algo que me produce una total indiferencia. Programas de entretenimiento, con conductores de lo más aburridos, salvo alguna excepción. Y la radio no es necesariamente mejor.

    Y hay toda una apología del sentido común.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Cuando pongo la TV toda la sala empieza a oler a mierda y todo queda inundado por un hedor pestilente de chucrut caducado y salchichas alemanas de 1944 que ya están podridas.
    Los principios de propaganda de Goebbels continúan presentes y en pleno uso por unos politiquillos que levantan los brazos en actitud de acogida. Muestran su rostro mesiánico y profieren consignas panfletarias.
    Control de los medios de comunicación y mentira. Lo suyo es imponer el pensamiento único, dominar e incrementar su cuenta corriente. Con su proselitismo y demagogia consiguen mantener el fuego encendido.
    Ya sabemos que toda hoguera, ya sea de llama viva o de odio, siempre acaba dejando destrucción y cenizas.
    Con tanto fuego y con la TV encendida corremos el riesgo de perder el juicio y, con el calor y con los programas basura, nuestras conexiones neuronales peligran y se debilitan.

    Mientras el cándido televidente continúa embobado como un energúmeno, en algún rincón del corralillo, alguien amontona lo robado o lo embala para enviarlo a unos almacenes lejanos, a resguardo de las inclemencias del tiempo.

    Los principios de propaganda de Goebbels los detallé en:


    http://francesccornado.blogspot.com.es/2012/10/los-principios-de-la-propaganda.html

    Saludos
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  4. El día de Reyes del año pasado decidí apagar la TV y no la he vuelto a encender. Veo películas, pocas, porque no tengo tiempo pero la TV se ha apagado en mi casa. La encendí para ver las campanadas de Nochevieja y el Concierto de Año Nuevo, nada más. A ,o lo que más me gustaba era la publicidad, por lo menos no se escondía, te quieren vender algo y así lo muestran. Había verdaderas obras de arte en los anuncios. David Ogilvy que es considerado el "padre" de la publicidad moderna decia: "Deme un busto parlante y dos minutos de TV y le vendo lo que usted quiera" ( o algo parecido).
    No me gustan los "predicadores", ni los de la calle, ni los telepredicadores. Procuro analizar, algunas veces, incluso lo consigo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Brindo por eso con el mando a distancia en mi mano. Consigo sortear ese canal a velocidades hiperlumínicas. Feliz año nuevo, señor misántropo.

    ResponderEliminar
  6. Hatajo de parásitos y sinvergonzones.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.