Seguidores

lunes, 18 de febrero de 2013

Compras



Compras: ese oscuro objeto del deseo.
La utopía de la modernidad es inherente al capitalismo: una promesa interminable de consumo. Bauman afirma que hemos convertido al ser humano en mercancía.

10 comentarios:

  1. ¡Yo no me vendo! si no es por un buen precio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la buena noticia, tu voluntad. La mala noticia es que ya estamos todos vendidos.

      Eliminar
  2. Yo también estoy de acuerdo, todos estamos o nos vendemos, es cuestión de saber el precio.
    :(

    ResponderEliminar
  3. (Todos estamos ya vendido o nos vendemos quise decir)...

    ResponderEliminar
  4. Quizás pronto los niños nacerán dentro de una caja, para que se los lleven con mayor comodidad...

    ResponderEliminar
  5. Pitt...es una cadena que no para , incansable ...
    inventar-comprar...comprar-pensar en comprar más...uff

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. El consumismo nos está consumiendo, somos objetos en un mundo materialista donde lo único que cuenta es el dinero, el poder, y el consumir.

    Excelente entrada.

    Un beso.

    ResponderEliminar