Seguidores

viernes, 19 de octubre de 2012

Otro caso parecido al anterior

Todos los casos de infidelidad no terminan igual. Estábamos un día en el bar, charlando, y vino un conocido, traía una cara como de haber tenido un accidente o haberle dado una paliza, así que le preguntamos:
- ¿Qué te ha pasado?
- Pues que mi mujer me ha pillado en un renuncio y como tengo la mala suerte de que es cinturón negro de karate, pues me ha metido unas leches de aquí te espero.
- ¿Y no te has "vengao"? - Le dije, casi sin pensarlo.
El me respondió: - ¡Joder!¡Si no me vengo me mata!

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. No, que va, esto me ha pasado a mí, lo que pasa es que lo pongo así como de coña.
      Besos, guapa.

      Eliminar
  2. Me ha gustado.. solo que yo simplemente le habría puesto sus cosas en la calle .. pa qué molestarse en golpear? ..

    Un sonoro beso

    ResponderEliminar
  3. Jajajajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa ainssssssssssssss ^^

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.