Seguidores

jueves, 18 de octubre de 2012

BDSM

Consultorio sentimental de Pitt el loco.
(Dedicado a ohma)

De todos es conocida la saga pornográfica de E.L. James y el éxito editorial de la historia de la sumisa Anastasia Steele y de su amo Christian Grey.
La moda del BDSM (bondage, discipline, sadism and masochism, en la que la única palabra que necesita traducción es la primera: esclavitud, cautiverio) ya ha llegado al mainstream editorial. Se ha publicado una guía de know how que lleva el inequívoco título de Fifth Ways to Play: A Beginner's Guide to Unleashing Your Erotic Desire (unleashing: desatar, liberar), de Debra MacLeod y Don MacLeod (ignoro si son hermanos o matrimonio) y que, para dejar aún más claras las cosas, lleva el lema de BDSM for Nice People.
Y eso sin contar el efecto de reanimación de la industria de la pornografía y del erotismo que está produciendo la saga. De modo que no os extrañe escuchar a vuestros vecinos de terraza o de tumbona hablar de la saga o del potencial erótico de los arneses, las esposas, las fustas, los lubricantes para pezones, los anillos para el pene, los vibradores y dildos, las bolas chinas o vietnamitas, los masajeadores, las máscaras, las ataduras o los electroestimuladores. Incluso no os extrañe vislumbrar dichos adminículos en alguna blosa, mezclados con las toallas y protectores solares de factor 30.

23 comentarios:

  1. Sobre dichas novelas diré poco, no las he leído de cabo a rabo, pero lo que sí hice fue una pequeña prueba que consistía en abrir algunas páginas al azar y leer el diálogo que encontrara cada vez. ¿Impresiones? Más que indignante. Él es el estereotipo más estereotipado del mundo; prepotente, poderoso, todo lo sabe... y ella, bueno, ella es simplemente el personaje femenino más detestable que me he echado a la cara.
    Y yo desde aquí clamo al cielo y os aseguro que tener una relación con tintes BDSM no implica ni que él sea siempre el dominador y ella la sumisa, ni ser sumiso implica ser completamente imbécil...

    Perdón por la parrafada Pitt, pero cuando a uno se le tocan las gónadas... xD
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias XIII, comentarios como el tuyo son los que alimentan el blog porque, como habrás observado, las entradas casi son las de un narrador que no toma partido y sois vosotros los que iluminan la opinión sobre lo tratado. Ese es el fin, ese es el método, aunque no siempre lo consiga.
      Gracias por escribir.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con esta entrada no estoy ni a favor ni en contra de ello. Por cierto, ¿Dominatrix era la mujer de Edadepiedrix de la saga de Axterix? Porque si era ella yo sí que me animo.
      Eres de mis comentaristas preferidas.

      Eliminar
    2. Vero, te he leido y te agradezco tus palabras. La simpatia es recíproca.
      Si quieres leerlos en el pc te paso la trilogía pero la gente del bdsm dicen que son una mierda, yo ni idea como ya comenté abajo.
      Besos para los dos.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. Buenos Dias Señor Mimoso... BDSM,no?

    No se, no opino... solo leo y me entero de que va el tema.
    Por si acaso, revisaré mejor mi bolso.

    Besote de jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que no te está costando nada cogerme el punto y eso desde tan lejos.
      Besote.

      Eliminar
  4. jajajajaja gracias por dedicarme este post, Pitt,me ha quedado claro que estás bien enterado del tema,;)
    Tengo los libros de la saga que me bajé por Internet desde hace la tira de tiempo (a quien le interesen se los paso),pero no tengo ni idea de lo que dicen porque no los lei ni tengo curiosidad tampoco y menos después de leer comentarios por ahí.
    Besos, Pitt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mereces cualquier alusión positiva en este blog porque siempre nos haces partícipe de tus opiniones y de la manera más amable del mundo. También porque eres la autora de un blog importante.
      Besos y gracias a tí.

      Eliminar
  5. Yo no creo que seas imparcial. Escribir sobre algo en concreto ya implica una elección :)). En este caso excelente por lo original, por cierto. Porque aunque también los haya muy buenos, estoy aburrida de blogs de corte social y no te digo nada ya de los de "desamores" o los pseudo poéticos...pufff.

    El BDSM, es tan viejo como el mundo y una opción sexual como cualquier otra si es consentida por ambas partes. Personalmente, sin caer en exageraciones japonesas (que respeto, allá cada uno y sus cadaunadas...) encuentro muchísimo más interesante el BDG sin SM, que unir ambas cosas... Claro que el Sado-maso, necesita del bdg para "ser". No así al revés. Y sobre este tema, aunque es muy probable que ya lo conozcas :) aconsejo el personaje de Gwendoline de John Willie, quizás para algunos gustos muy ingenuo, pero que me parece de una frescura deliciosa. Probablemente, porque los dibujos quitan hierro a la posible dureza de hipotéticas y la mayor parte de las veces, imposibles situaciones. Sólo dan alas a la imaginación, que es quizás, el afrodisíaco más potente ¿verdad?

    La literatura erótica, tan denostada en foros pseudo-intelectuales, es de lo que más se vende. Y la hay excelente. Te lo aseguro.

    No pensaba dejar más que un comentario de cortesía, por tu amabilidad en mi espacio, pero ha sido una sorpresa agradable descubrirte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante todo agradecer lo que para mí es más valioso, que son vuestras opiniones.
      La entrada viene a hablar más de la moda, de la popularización que del BDSM que, en sí mismo posee, como bien explicas, antigüedad en lo temporal y, en lo espacial, diferencias y similitudes con las relaciones convencionales: el baile entre la comunicación y la incomunicación, la crudeza y el tacto, lo virtual y lo real, lo incompatible y lo complementario...
      Si quisieras conocer más el blog a través de su lectura, lo publicado o lo por venir, te darás cuenta que este blog no trata de enseñar nada, más bien es una pérdida de tiempo que sólo lucra al que lo escribe pues su objetivo no es enseñar con lo escrito sino aprender mientras lo escribe. No hace falta que me asegures que hay buena literatura erótica (como la hay mala) porque eso ocurre con toda clase de géneros aunque hay que reconocer que una cosa es que sea buena o mala y otra -a la que hace referencia la entrada- el éxito comercial que aparejan algunos temas con respecto a la moda imperante.
      Me alegro de tu comentario, de tu compañía y sólo sería mi deseo que tu colaboración fuera permanente.
      Terminar diciendo que no practico el BDSM, casi si tuviera más confianza te diría que no practico; aunque a la vista de otros comentarios, como el de Verónica C. igual me hago esclavo -si de algo carezco en de ningún tipo de convicción y, mucho menos, voluntad ante las tentaciones.
      Gracias.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. No he leído esta saga. ¡Claro! Ahora entiendo por qué me puse tan morena en la playa! Lo que me eché no era protector solar de factor 30...
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vanessa, tu sabrás con quien ibas a la playa y que le dejabas meter... en la bolsa.
      Besos, guapa.

      Eliminar
  8. No comparto ese mundo pero algo de él he oído .. y siento mucho respeto .. como cualquier otra opción elegida libremente por cada persona ..

    Mi abrazo siempre

    ResponderEliminar
  9. Voy a tener que aclarar algún concepto porque la entrada no tiene que ver con el seguimiento del autor de una u otra vía como si hablo de Miguel Ángel no quiere decir que esté esculpiendo una Pietá (si es que era de Miguel Ángel porque cito de memoria). Bien, por ejemplo, como soy de gustos sencillos, de comer me gusta, lo tradicional, es decir: primer plato, segundo plato y postre.
    En el terreno amoroso (siempre me gusta llamarlo así, el que lo lea que lea lo que quiera) mi gusto también es tradicional: una mujer delgada, besos con dulzura, con sentimiento, caricias envolventes, verdaderas, queriendo hacer sentir a tu pareja, alguna palabra desde el corazón, alguna sonrisa de complicidad y la seriedad y entrega de un acto casi místico.
    Puede que me deje alguna cosa porque, como con lo de Miguel Ángel, también cito de memoria.
    Gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  10. Conozco el blog de Ohma y realmente me ha dejado sorprendida con algunos post, pero solo ha sido mi ignorancia, la cual muchas veces saco a pasear cual bandera jajajaja.... y la verdad sea dicha, siempre he respetado todo tipo de opciones porque como seres humanos merecemos un respeto a nuestras ideas y nuestra manera de ser.....

    Un abrazo Pitt muy buen post... anotaré eso de la saga quizás me interese jajajajaj ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el abrazo, en cuanto a la saga, primero, antes de comprar lo miras en la biblioteca o de algún amigo porque no tiene, literariamente hablando, mucho interés, otra cosa en que te entretenga o no.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Y estas son las situaciones en que me hacen sentir un hipster...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suerte la tuya de ser un hipster yo ni de lejos llego a esa condición, es lo que tiene ser idiota, que no hacen falta estudios.
      Gracias por leernos y comentar.

      Eliminar
  12. Vivimos en dierentes mundos informativos, puede ser que la diferencia de abanicos de intereses y de distribuciones de tiempo, sea mayor que la diferencia de países. No tenía ninguna noticia de tal saga; aunque sí he visto la serie televisiva "Sex and the City" y las alusiones a temas análogos, en tono de comedia, en diferentes series o películas vistas en TV o DVD. No alcanza mi interés para leer sobre el tema. Aprecio la ironía festiva con que está escrito el último párrafo de esta entrada.
    -
    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.