Seguidores

viernes, 29 de marzo de 2013

Modernidad



Ahora que llego exhausto de ver procesiones, decorosamente embriagado de tomar unas copitas, me atrevo a publicar estos versos populares que dignifican un tiempo antiguo que no volverá (sólo para adultos):

Desde que se inventó el bidé
y la máquina de cortar jamón,
ni el coño sabe a coño,
ni el jamón sabe a jamón.

(Obra: "No es un bidé". Paola Minniti)

7 comentarios:

  1. Le dijo el ciego a un hombre cargado con un saco de bacalao ¡Guapa!
    Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajajaja... bueno, hay tantas cosas que ya no son lo que eran...

    ResponderEliminar
  3. El jamón es que tiene que ser de pata negra y me imagino que lo otro también, para que sepan como siempre.

    ResponderEliminar
  4. El valor de lo recio,de lo primitivo....
    nada sabe igual que antes.
    Un saludo,Pitt

    ResponderEliminar
  5. Si es que ese oso pardo, oliente del trabajo diario se echa taaaaaanto de menos... :P

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.