Seguidores

miércoles, 2 de diciembre de 2020

El ciego del vagón


 Hay una historia que me encanta de Ruskin Bond en la que un ciego viaja solo en un tren y oye entrar en su compartimento a una muchacha que intuye muy hermosa.

 Le oculta que es ciego con sus gafas oscuras y habla con ella, y la imagina con todo detalle. Le cuenta cómo ve el paisaje invisible y ella le escucha con tanta atención que casi no se da cuenta de que debe bajar del tren en la estación próxima. Por fin se despiden, se besan. Ella se va.

El tren arranca y entonces entra un hombre en el compartimento del ciego. Se saludan. El ciego lo imagina de mediana edad, como él: "Lo siento, ha salido perdiendo con este cambio... la muchacha que acaba de bajar era maravillosa, aunque me dio pena". El ciego no entiende: "¿Pena? ¿Por qué le dio pena?". El hombre contesta. "Vamos, no me diga usted que no vio que la pobrecilla era ciega".

34 comentarios:

  1. El ciego resultó ser muy intuitivo porque el siguiente pasajero la describió como maravillosa.
    Buena historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos el ciego podía imaginarla con total libertad; esta ocasión también acertó.

      Gracias. Saludos.

      Eliminar
  2. Qué bueno, da para mucho, aunque no sé si lo escribió con el sentido: la "vio" pero no la intuyó o solo narró una escena que ya de por sí el desenlace es inesperado.
    Magnífico

    ResponderEliminar
  3. Yo me apunto a los comentarios que hay entre EL DEMIURGO y LUZ. En tres cortas frases han resuelto la respuesta.
    PD: La historia está muy bien, sino fuera por la nula sagacidad del pasajero que entró. ¿Acaso no se dio cuenta de la ceguera de quien estaba sentado?
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese comentario en árabe más o menos iene a decir:
      "Empresa de limpieza de alfombras y alfombras en Al-Ahsa
      Compañía de control de serpientes en Dammam".

      Me parece una paradoja que se anuncien, y ahí lo voy a dejar.

      Salut.

      Eliminar
  4. Hola Pitt. Preciosa la historia. Dos personas ensimismadas por el dialogo y la descripción del paisaje desde el tren.
    Una tercera persona que sin saber que habla con una persona ciega rompe el encanto de un momento recién pasado.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Es una historia conmovedora, a mi también me ha encantado. A veces pienso que los sentidos entorpecen otras habilidades más sutiles. Le damos tanta importancia a los cinco sentidos, pero hay más vida que la que percibimos a través de ellos.

    ¡Qué tengas un espléndido día Pitt, un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. No lo veo. Sustituiré ceguera por imaginación, como los ciegos.
    Salud
    Francesc Cornadó


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la tinieblas la imaginación trabaja más activamente que en plena luz.

      Salud.

      Eliminar
  7. Lo iba viendo venir según lo leía.. no sé si ya conocía la historia.
    Y da qué pensar... ¡qué subjetiva es la pena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy probable, incluso ya la he publicado y me gusta recordarla.

      Eliminar
  8. Un cuento muy bonito, Corto pero intenso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Muy buena historia, micro, o relato corto. Si el ciego era perspicaz, el otro se las trae, por todo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gente muy directa a veces resulta hasta vulgar.

      Un saludo.

      Eliminar
  10. Que bonita historia Pitt, seguro que tendrá su buena moraleja. Elegí esta, pena por su ceguera, tal vez debería tener pena por él de no ver la hermosura dentro de ella. Me refiero pena no por el hombre ciego sino por el que entra . Gracias y besote te lo has merecido !! cuando eres tierno lo eres,ehh.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quede ahñí tu moraleja, jajajajaja. Muchas gracias.

      Besote.

      Eliminar
  11. Hay veces que somos nosotros mismos los que nos cegamos, digo yo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no dejamos rienda suelta a nuestra imaginación, ese ejercicio tan sano.

      Un saludo.

      Eliminar
  12. Qué bueno Pitt. Me ha encantado. Es además como la vida misma, a veces, solo vemos aquello que imaginamos. ¡Besos! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces tenemos que disfrutar con lo que imaginamos porque la realidad se nos queda pequeña, o demasiado vulgar.

      Besos.

      Eliminar
  13. Me ha encantado tu micro Pitt, el final es genial.

    Besos.

    ResponderEliminar