Seguidores

domingo, 30 de septiembre de 2018

Mujer en la olas



A veces, en la calma
de la alcoba, me estremece
la evocacion. En la palma,
sentir el trémulo peso
de tus pechos, que en el beso
me ofrecen, para que muerda,
todo el bulto de la vida.
¿Ves tú? La memoria olvida,
pero la carne se acuerda.

Tomás Segovia

21 comentarios:

  1. Una mujer díficil de olvidar.
    Interesante cita.

    ResponderEliminar
  2. A veces, el peso de un encuentro se vuelve inolvidable, y entonces las dedos se engalanan de caricias de la memoria.

    Muy bueno. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo maravilloso de la poesía, que en pocas palabras encierra grandes reflexiones, y con una bellísima forma de decirlo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Y tanto que la carne recuerda...
    Bellísimo poema.

    Besos, Pitt.

    ResponderEliminar
  4. Segovia es un artista de lo erotico

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Qué fuerte.

    Y no, no conocía a Tomás Segovia, aunque valencianomexicano, fallecido hace 7 aňos.

    Un abrazo, desde Sudamerica, disfrutando a mi hija y nietas.

    ResponderEliminar
  6. Precioso, gracias por compartir

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. En mi opinión, recuerda más la mente que la propia carne: es el recuerdo del estremecimiento de la carne. La memoria de lo que fue.
    Bicos!

    ResponderEliminar
  8. Un gran cuadro y un interesante poema para describir lo que el autor ve en él .
    Un abrazo y feliz noche.

    ResponderEliminar
  9. Muy buena la poesía y la imagen una maravilla...

    Muchos besos, Pitt.

    ResponderEliminar
  10. Es preciosa imagen y poesía... gracias por compartir.

    Mil besitos para tus sueños, Pitt.

    ResponderEliminar
  11. Precioso poema Pitt, gracias por traerlo hasta aquí
    La fuerza del erotismo está encerrado en este poema y en esa imagen.
    No conozco a este autor . Buscaré información.
    Besos Pitt.
    Puri

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.