Seguidores

jueves, 7 de noviembre de 2019

Una mujer cabreada



Una cosita te digo, cuando una mujer se cabrea hay cinco cosas que le molestan: que hables, que no hables, que la mires, que no la mires y, sobre todo, que respires.

17 comentarios:

  1. Obvio! Es que cuando estamos cabreadas, que hagáis cualquiera de esas cosas es muy molesto.

    Estuve tentada, pero no entraré en ninguna guerra de géneros. Salgo antes de que se me escape algo

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Mira qué bien!! Supongo que por tu edad, ya eres todo un experto...hasta asesorías podrías dar!!!!! 😉☺🙊

    Jejejeje besosssss😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacia los noventa ya se tiene piso, sí. Antes escribía un consultorio sentimental, efectivamente. Recuperaré algún consejo como ejemplo para que veas mi sapiencia en el tema.

      Besos

      Eliminar
  3. Lo mejor es desaparecer un rato hasta que amaine.

    ResponderEliminar
  4. La señora de la foto parece un grafitti y yo, cuando estoy cabreado, esto no lo soporto.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja, es Harley Quinn, personaje de DC Comics, interpretado por la atractiva Margot Robbie en "Escuadrón suicida". Cabreada (ella) tampoco la soportaría, como le ocurre a Batman.
      Salud.

      Eliminar
  5. jaaaaa , te has olvidado de algo que la lleves la contraria o la razón , da lo mismo ehhhhhhh ni mu ajjajajaj .Abrazos y buen día .

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que lo mejor es meter la cabeza debajo de la tierra, como cierto animal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ilustraste muy bien estas palabras. Harley se ha enojado con el Joker, casi es la única que ha logrado intimidarlo.

    Y te han dado la razón las blogeras que te han comentado. Alguna con sentido del humor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. ¿Nunca has vivido en el tercer mundo verdad?
    Si llegas a responder que España se está convirtiendo en eso por los procesos de algunos lugares, Harley Quinn se quedará en pañales frente a lo que se me pasará por la cabeza.
    A lo que voy, si alguna vez (que espero no pase) te montas en el metro de algún país Latinoamericano, la sensación que transmite la imagen se quedará corta.
    Muchas veces me imaginé con algo más que un bate aniquilando a todo el que se me pasaba por el frente.
    Las hormonas son un elemento peligroso de acuerdo a cómo se combinen en determinado momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no he vivido en el Tercer Mundo. No, no creo para nada que España se esté convirtiendo en eso, sinceramente, de hecho puedo demostrarlo con mucha facilidad con datos de agencias internacionales, hoy en día todo se mide.
      Tampoco me cuesta creerte por lo que cuentas del metro, aunque ya sabes que no es políticamente correcto nombrar la verdad ni la realidad de según que países -me refiero a las gentes de a pie, porque a los dirigentes puedes insultarlos pero del pueblo ni se te ocurra opinar, bueno, excepción hecha de los hombres si va unido de la palabra machista o, en su conjunto, de la palabra patriarcado, y mejor si son de tu país sino también puede ser delito de odio-
      Vuelvo a mis convicciones sobre el cambio climático, tú ya me entiendes.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.