Seguidores

martes, 12 de febrero de 2013

Mandala



Inspirado en la entrada anterior os propongo esta imagen que, sin embargo, no se calcula con ninguna ecuación como las coordenadas paramétricas o las polares. Un mandala es un círculo de arena en el que está contenido simbólicamente el universo. Monjes muy adiestrados le dan forma, usando arena de diversos colores para trazar dibujos abstractos que confluyen hacia el centro y suelen sugerir un marcado ritmo giratorio. El trabajo es complicado y puede durar varios días. Una vez culminada la obra, los monjes la deshacen, casi con la misma meticulosidad reverencial con que la completaron, para recordar la impermanencia de todo, el hacerse y deshacerse perpetuo de la vida y la naturaleza.

29 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Son trabajos especiales, tienen algo que traspasa.

      Eliminar
  2. Y a parte de ser atractivo a la vista, ¿cuál es su finalidad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mitad del mundo no puede comprender los placeres de la otra mitad.

      Eliminar
    2. No, con filosofía no se responde. :P No es una cultura que conozca demasiado y seguro que sabes responder qué significado tiene, ¿verdad? aunque sea en términos generales o me obligarás a tener que buscarlo cuando debería estar haciendo un texto para el taller. ;)

      Eliminar
    3. Existen muchas variedades de mandalas y tienen su significado pero sería muy largo de explicar y seguro que encuentras, como siempre en los libros, voces más autorizadas que la de este pobre bobo.
      Por ejemplo, cada color tiene un significado, y aparecen en todas las culturas y religiones del mundo. Sin ir más lejos, los rosetones de las iglesias góticas son ejemplos típicos de mandalas. Su finalidad: aportan tranquilidad y sosiego, se asocian a la consecución de la paz interior y la meditación.
      Aunque los mandalas de los monjes budistas sean de una complejidad, tanto por su ejecución como por su significado -desconocido para mí- la sola ejecución, sin llegar a esas metas, por cualquiera de nosotros nos pueden proporcionar equilibrio y desarrollar nuestra creatividad.

      Eliminar
    4. Gracias por la breve explicación. ;) A mí me transmite alegría.

      Eliminar
  3. Me chiflan los mandalas.
    Me gustan no solo por las formas abstractas en teoría,ya que para los budistas toda forma del mandala tiene fundamento,sino por el colorido mágico que consiguen en fusiones, de nuevo, aparentemente abstractas pero que tienen su cometido,su significado natural,cíclico podríamos decir entre el hombre,su destino,su espíritu e incluso su psique.
    En fin...que me gustan mucho,sobre todo los budistas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente no sólo se trata de una representación plástica sino que posee un significado iconológico, podríamos decir simplificando, que supone ahondar en el significado conceptual.
      Besos.

      Eliminar
  4. El hacer una foto o filmarlo, ¿no estamos contradiciendo la filosofía del mandala? (ya que de algún modo lo perpetuamos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una idea acertada pero, como comento a Ardid, no sólo existe el mandala budista.
      De todas las maneras, como apuntas, lo realmente importante es su creación, su uso íntimo, exteriorizar por ese medio nuestro yo y, posiblemente, su posterior desaparición.

      Eliminar
  5. Yo me quedo con lo del final: el hacerse y deshacerse perpetuo de la vida y la naturaleza. Ojalá lo tuviera más presente. Me recuerda a la cancion de Jorge Drexler: todo se transforma.

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado tu entrada. Desde que vi el primer mandala, me llamaron la atención los mandalas. Tuve uno tridimensional, hecho con alambres, que tenía bastantes combinaciones y permitía que cada día pareciese otro mandala distinto.
    Yo creo que en general, a casi todo el mundo le parecen atractivos los mandalas porque llevamos algo en nuestro hardware que se siente atraido por la simetría, la cual suele producir esa sensación de equilibrio o de paz de la que muchas veces andamos faltos.
    Un saludo, campeón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre nos sentimos atraídos por los mandalas, a veces incluso, por ejemplo con una jefa, en mandala, en mandala a cascala. :P
      Tu si que eres campeón, campeón de la simpatía.

      Eliminar
  7. Hay varios tipos, yo he hecho algunas y hay que seguir un orden dependiendo para que las haces, de dentro afuera o al revés y mas formas. Es empezar mas veces. Abrazos saltarines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester, es que le das a todos los palos.
      Abrazos.

      Eliminar
  8. Hola, genial pasar por tu blog, es bien interesante, un gusto estar aquí, te invito cordialmente a visitar el Blog de Boris Estebitan y leer un poema cómico mío titulado “El baile de Snoopy”

    ResponderEliminar
  9. Tienen una belleza muy especial y un poder que atrae. Interesante entrada. Un abrazo Pitt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La belleza que le reconoces ya merece su creación.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. La figura es atrayente.
    Ese "hacerse y deshacerse perpetuo de la vida y la naturaleza" se expresa en todas las culturas antiguas, en la Biblia, se encuentra al menos en el Salmo 104, versículos 29 y 30: "Escondes tu rostro, se turban; les quitas el aliento, expiran, y vuelven al polvo. Envías tu Espíritu, son creados, y renuevas la faz de la tierra."
    Ese vaivén me ha seguido ocurriendo con la salud de mi hijo mayor, moviéndome entre la preocupación, los miedos y la esperanza. Después de salir de la hospitalización en que estuvo grave, en casa casi no comía y se resistia a moverse, debiendo tomar muchos medicamentos; no alcanzó a estar nuevamente dos semanas en casa y de nuevo hubo que llevarlo a urgencia, con un dolor ya incontrolable con lo posible en casa, con la incertidumbre y preocupación del caso. Gracias a Dios, no era grave pese a ser muy doloroso y era consecuencia de haber estado mal hidratado debido a tanto desastre, esta vez estuvo hospitalizado un par de días y en la modalidad básica, no como poco antes, de nuevo a cuidarlo en noches muy interrumpidas aunque muchísimo menos preocupada, sintiendo que de a poco todo se va resolviendo, aunque a veces parecería retroceder. Y luego vuelve la esperanza, gracias a Dios no ha quedado dañado, como podría haber sido.

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que todo está en la Biblia. De lo que más me alegro es de la recuperación de tu hijo que, a pesar de haber sido gracias a Dios, no olvides que siempre lo visite un médico.
      Recibid nuestro apoyo y los mejores deseos de salud.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por el apoyo, es muy reconfortante.
      Desde luego que se cumple con todos los controles médicos, son varios especialistas en estas circunstancias. Y también en la Biblia, en el libro del Eclesiástico o Sirácides o Sabiduría de Jesús Ben Sirac, dice, en una parte que se refiere a la salud, citando libremente o de memoria, algunas de la diferentes traducciones: "Hijo mío, si estás enfermo, consulta al médico porque a él también lo creó el Señor" y "Dios hizo de la tierra los remedios y el hombre sensato no los rechaza". También, un sacerdote aconseja orar sobre los remedios para mejor resultado y la experiencia de diferentes personas ha mostrado que es bueno hacerlo, también es importante la actitud que en el pedir a Dios hay confianza en Su Amor pero sin exigencia, ¡eso no! Un médico que es discípulo en lo religioso de este sacerdote dice en tono bromista: "¡Como seremos de engreídos los médicos que nos tuvieron que decir dos veces (separados por diez u once versículos), que a nosotros también nos creó Dios!"

      Un cariñoso saludo.

      Eliminar
  11. Había oído esto del Mandala y me impresionó en su momento. Esto da significado y a la vez se lo resta a nuestras acciones. ¿Para qué hacerlas si luego serán polvo? Supongo que es como la teoría de Albert Camus en la fábula de Sísifo. Sísifo castigado por los dioses se pasa todo un día subiendo la piedra hasta lo alto de una cumbre, de noche cae rodando y vuelta a empezar(ya conoces este mito, si no recuerdo mal). Sísifo según Camus es feliz mientras empuja la piedra y sólo en el reposo y cuando piensa en lo que ocurre se agobia. Subir la piedra, fabricar el mandala, escribir nuestros blogs, actuar... eso en definitiva nos evita los "monstruos de nuestra razón en reposo". No existen las sabidurías antiguas. Existen las sabidurias atemporales como la del Mandala por ejemplo. Saludos, mi filosófico y muy admirado amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sólo conozco el mito de Sísifo sino que me veo inmerso en él, siento que el trabajo es como una repetición monótona llena de futilidad. ¿Cómo se explica que el esfuerzo de tantas generaciones nos haya conducido a este escenario?
      Admiración mutua querido S.

      Eliminar
  12. La verdad es que tiene algo que hipnotiza...no conozco mucho el tema, pero he de decir que sí tiene una belleza o magia especial...
    Ha sido interesante la visita, gracias y bsoooss! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira en eso te pareces al mandala, tú también hipnotizas (belleza, magia especial y... no conozco mucho el tema)
      Besos.

      Eliminar
  13. Siempre un comienzo, un proceso y un fin. Me encantan, también me atrapan... Este que escogiste es muy bello.
    Abrazo!

    ResponderEliminar